martes, 18 junio 2024

Las ‘Raíces’ de la inclusión

La obra de la Compañía Artística Atena despliega un espectáculo de danza contemporánea que fusiona tradición, diversidad y emociones. Con 17 bailarines, entre ellos personas con distintas capacidades intelectuales, esta producción ‘Raíces’ es un baile a la inclusión y al arraigo cultural de Navarra.


Pamplona - 22 diciembre, 2023 - 17:21

Raíces', una producción de la Compañía Artística Atena, inspirado en la diversidad de Navarra. (Fotos: Maite H. Mateo)

Cadenas, herri-kirolak, gigantes, txistus, danza, rojo… son símbolos de la diversidad y cultura de nuestra tierra: Navarra. Y estos, entre otros, son los elementos que complementan la escenografía que se vislumbra en la obra ‘Raíces’, una producción de la Compañía Artística Atena (Fundación Atena), que muestra el arraigo a la tierra de sus protagonistas. Sobre el escenario, 17 bailarines, con diversas capacidades, recuperan a través de la danza contemporánea el folklore de Navarra.

‘Raíces’ está inspirado en la diversidad de nuestra Comunidad, desde lo cultural hasta lo paisajístico. Se pretende aunar en un espectáculo escénico y multidisciplinario la cultura, el patrimonio y sus gentes. Un viaje de la selva al desierto pasando por la tierra media, dibujando un recorrido coreográfico y geográfico, plástico, emocional de paisajes y costumbres apoyado en la proyección de vídeo y mediante un lenguaje contemporáneo.

Sandra Ayelo: “El proceso de aprendizaje de la coreografía se alarga más en el tiempo, pero una vez cogen los pasos y los interiorizan, su memoria corporal es mucho mejor que la nuestra”

La idea de esta creación surgió tras atravesar la pandemia, siendo un momento de reflexión para toda la ciudadanía y también para los artistas que conforman la Compañía Artística Atena, quienes quisieron transmitir sus sentimientos mediante la danza, exaltando el valor de sus raíces. “El Covid a nivel emocional alteró mucho a los integrantes de la compañía y al retomar la actividad estábamos con otra producción, pero les surgió la necesidad de transmitir los sentimientos: el distanciamiento, la soledad… esto hizo que comenzaran a añorar a familiares, a recordar sus pueblos, infancia… y poco a poco cada uno iba expresando sus orígenes, hábitos, costumbres que tenían… y de ahí surge la idea que trasladamos a movimientos artísticos creando la producción”, detalla Sandra Ayelo, directora artística, coreógrafa e intérprete y persona de referencia para varios de los artistas de Raíces.

En las producciones, el personal de Atena y los propios artistas cooperan conjuntamente en el proceso creativo, buscando los movimientos que mejor se adapten y representen lo que buscan transmitir. “Preparo la propuesta creativa, llevo las ideas del movimiento, pero la terminamos de adaptar en su cuerpo con sus aportaciones. Es cierto que el proceso se alarga más en el tiempo, pero una vez cogen los pasos y los interiorizan, su memoria corporal es mucho mejor que la nuestra”, confiesa Sandra.

De hecho, en este espectáculo, Atena ha dado gran importancia a la co-creación, integrando puntos de vista de otros artistas como las proyecciones de vídeo de Patxi Araujo, la txalaparta de Gotzon García y la interpretación de los txistus de la Escuela Joaquín Maya. Tras actuar en diferentes escenarios de localidades como las Bardenas, Olite o Pamplona, este espectáculo fue trasladado de la tarima al Parlamento de Navarra para celebrar el día de la discapacidad intelectual (3 de diciembre), que, al caer en festivo en la Comunidad, se celebró institucionalmente el pasado viernes 15 de diciembre. Y planea su próximo espectáculo para primavera, aunque no descarta que surjan nuevas previsiones de actuaciones y, a su vez, comenzarán a investigar para crear nuevas obras.

Sin duda, fue un acto que conmovió a los asistentes al Parlamento, lugar donde se aprobó la Ley Foral de atención a las personas con discapacidad y garantía de sus derechos hace un año. Un hito al que Arantxa Garatea, gerente de la Fundación Atena, añade que “Raíces’ es un espectáculo que abandera la creatividad y la inclusión, además de vincularse a la tierra, a sus costumbres y sus gentes, lo que hace realidad el artículo 57 de la ley, donde se hace alusión al potencial creativo de las personas con discapacidad”, remarca.

SOBRE LA COMPAÑÍA

La Fundación Atena, fundada en 2001, promueve el desarrollo integral de personas con distintas capacidades mediante una metodología innovadora que fusiona arte y pedagogía. Y, paralelamente, la Compañía nace para dar visibilidad a la formación de la escuela ‘Arte y discapacidad’. Apoyados por diversas instituciones, la Compañía crea espectáculos propios, impulsando la inclusión en el mundo del arte y la cultura, mostrando nuevas perspectivas y habilidades tanto de personas con discapacidad como sin ella.


To Top