sábado, 25 mayo 2019

Liderazgo Participativo: Aportando valor a través de las personas

El autor señala algunas de los factores clave que definen el modelo de liderazgo participativo que promueve su asociación para lograr empresas más abiertas, inclusivas, más competitivas y sostenibles en el tiempo.

Redacción
Pamplona - 6 marzo, 2019

ignaciougaldeanel-tribuna¡Dios, qué buen vasallo si oviese buen señor!“. Así dice el famoso verso medieval del Cantar del Mio Cid, la primera obra poética de la literatura española que data aproximadamente del año 1200. Como refleja su autor anónimo, entonces como ahora, la dirección de las personas, la gestión de su talento, la dinamización de equipos y su orientación hacia el logro son elementos fundamentales para hacer nuestras organizaciones más competitivas, sostenibles y atractivas para los trabajadores.

La Asociación Navarra de Empresas de Economía Social, ANEL, cuenta con una experiencia de más de 30 años asesorando y formando a personas y responsables de equipos de empresas de Economía Social, en un modelo de liderazgo y de trabajo en equipo basado en la participación de las personas, en coherencia con uno de los principios básicos de la Economía Social: la gestión democrática, transparente y participativa.

Con ellas, hemos compartido sus experiencias, éxitos y fracasos con lo cual hemos ido acumulando un aprendizaje práctico en liderazgo y gestión empresarial, y hemos constatado que hacer protagonistas a las personas genera el compromiso de las mismas.

El liderazgo participativo no afecta solamente a las empresas de economía social pero, qué duda cabe, es aquí donde ha tenido su caldo de cultivo.

Este nuevo modelo está inspirado en experiencias prácticas novedosas en las cooperativas y sociedades laborales que, a día de hoy, tienen implantado y ha sido contrastado con más de 200 organizaciones antes de llegar a su formulación. Hemos ido aprendiendo de las experiencias, de las capacidades, así como de las limitaciones y de cómo afrontarlas.

El liderazgo participativo no afecta solamente a las empresas de economía social pero, qué duda cabe, es aquí donde ha tenido su caldo de cultivo. Por eso, ¿quién mejor que nosotros para desarrollar y difundir este modelo? Este modelo es abierto, inclusivo y supone una nueva vía que ANEL propone para que se transformen en empresas transparentes, den información y faciliten la participación de las personas en la gestión e incluso en los resultados. 

Lo que pretendemos es desarrollar una nueva cultura que inspire y desarrolle nuevas conversaciones, comportamientos y, en definitiva, nuevos valores. La clave está en el desarrollo de las personas, en favorecer la comunicación, la confianza en aportar ideas, la participación y el trabajo en equipo. En definitiva, en propiciar la relación con los demás, en el trabajo con otros, no solo junto a otros. Y para conseguir todo esto necesitamos desarrollar a nuestros líderes, favorecer una nueva actitud que permita sumar esfuerzos y cooperar. Creer firmemente en el valor y el beneficio de la aportación de las personas.

La clave está en el desarrollo de las personas, en favorecer la comunicación, la confianza en aportar ideas, la participación y el trabajo en equipo

Se trata de una forma de entender la empresa desde una perspectiva más participativa y centrada en el crecimiento de las personas, de aquellas que la integran; debería suponer no solo el presente de algunas organizaciones, sino que debería representar el futuro de todo el tejido empresarial: la manera de cómo gestionarlas para su consolidación y evolución hacia compañías saludables y más productivas.

COMPETITIVIDAD Y SOSTENIBILIDAD PARA EL FUTURO

Para el futuro más próximo, debemos estar preparados para afrontar cambios rápidos y cada vez más profundos. Por eso, es necesario adquirir herramientas y habilidades como las que forman parte de nuestra oferta formativa que permitan poder competir en un entorno tan competitivo y cambiante como el actual.

anel-empress-15-12-2017-4

El liderazgo participativo es una de esas herramientas que debemos aplicar para ser competitivos y sostenibles en el tiempo y, para ello, la clave está en desarrollar estrategias globales orientadas hacia la participación en la organización.

Quiero aprovechar la ocasión para agradecer a todas las personas de diferentes empresas que se han involucrado en este proyecto de liderazgo participativo, aportando conocimientos, y compartiendo experiencias profesionales muy enriquecedoras. Gracias a ellos, conseguiremos la implantación de una nueva cultura empresarial basada en un liderazgo participativo.

Ignacio Ugalde
Presidente de ANEL – Empresas de Economía Social de Navarra

Para acceder a más opiniones de expertos sobre temas de interés económico o empresarial … LEER AQUÍ.  

 

 


To Top