miércoles, 22 septiembre 2021

Los cinco grandes objetivos de las nuevas políticas activas de empleo

El nuevo plan fue presentado este jueves por representantes del Ejecutivo foral, CEN, CCOO, UGT y CEPES. Enmarcado en el Plan de Empleo 2021-2024, cuenta con un presupuesto total de 277 millones de euros para los cuatro años de vigencia y contempla 254 medidas para alcanzar cinco objetivos: crear empleo y disminuir el paro, mejorar la empleabilidad y la autonomía profesional, potenciar el empleo inclusivo, fortalecer el SNE-NL, y coordinarse con otras estrategias y políticas del Gobierno navarro.

Redacción
Pamplona - 1 julio, 2021

El plan PAE fue presentado este jueves por representantes del Gobierno de Navarra, CEN, CCOO, UGT y CEPES. (Foto: cedida)

El nuevo Plan de Políticas Activas de Empleo (PAE) se centrará “en la creación de empleo de calidad y en corregir las brechas sociales, formativas, de género y territoriales”. A las 254 medidas previstas, el Gobierno de Navarra destinará 277 millones de euros en los cuatro años de vigencia: 75,45 millones en 2021; 74,88 en 2022; 68,9 en 2023 y 57,8 en 2024. Lo hará principalmente a través de fondos que gestiona el Departamento de Derechos Sociales, si bien participan otros departamentos como Educación, Justicia, Políticas Migratorias, o los institutos de Igualdad y Juventud.

El plan PAE, que a su vez forma parte del Plan de Empleo presentado el miércoles, fue dado a conocer este jueves por la consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, y el consejero de Educación, Carlos Gimeno. Un acto al que también acudieron Carlos Fernández Valdivieso, secretario general de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN); Ignacio Ugalde, presidente de la Confederación Empresarial de Economía Social (CEPES) en Navarra; Chechu Rodríguez, secretario general de CCOO Navarra; y Jesús Santos, por UGT Navarra.

Sus objetivos principales son cinco: crear más empleo de calidad y disminuir el desempleo (el 25,7 % del presupuesto total), mejorar la empleabilidad y potenciar la autonomía de las personas (17,2 %), facilitar el empleo inclusivo y la igualdad de oportunidades (41,3 %), fortalecer al Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare (SNE-NL) (1,3 %) y reforzar la coordinación del plan PAE con el resto de estrategias y políticas del Gobierno navarro (15 % del presupuesto y cofinanciado por el Departamento de Educación).

El acuerdo para el período 2021-2024 da paso al suscrito para 2017-2020, con un 93,5 % de medidas ejecutadas o en proceso y con un 6,45 % de medidas no iniciadas y 188 millones presupuestados. El plan, con un total de diecisiete áreas de intervención, fue redactado sobre los principios de “transversalidad, igualdad de oportunidades y no discriminación, accesibilidad territorial e incentivando el derecho subjetivo a la promoción y formación profesional”.

Así mismo, pone énfasis en la coordinación con otros planes y estrategias tanto de Navarra, como estatales y europeas: el Plan Reactivar Navarra-Nafarroa Suspertu 2020-2023; el Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia; la nueva Estrategia de Empleo; el futuro Real Decreto en materia de Políticas Activas de Empleo; la Agenda 2020-2030; y los fondos Next Generation EU.

1. CREACIÓN DE EMPLEO

Cerca de sesenta medidas emanan del primer objetivo. Las actuaciones en el ámbito de las empresas y entidades locales contarán con un presupuesto total de 38,7 millones, en torno a 9,6 millones anuales y fundamentalmente incentivos. Irán dirigidas a potenciar la incorporación de mujeres jóvenes a puestos STEM y las contrataciones femeninas estables, especialmente en sectores donde están subrepresentadas, de los afectados por la crisis sanitaria (hostelería, comercio e industrias culturales y creativas) y de otros con más afección del desempleo. También es novedoso el enfoque de incentivar la contratación en zonas rurales de jóvenes y mujeres, entre otras iniciativas.

En el ámbito del emprendimiento, el plan contempla un “incremento presupuestario sustancial”, con una inversión de 22,6 millones en cuatro años. Sobresale la partida dedicada a la promoción del emprendimiento y el trabajo autónomo: de los 2 millones anuales ejecutados en los últimos años a una dotación que supera los 5 millones en 2021, y de 14,7 en los cuatro años de vigencia.

El plan también pone el acento en la sensibilización, el asesoramiento y la identificación de proyectos y en la sostenibilidad o consolidación de los negocios ya creados; y fomenta las mentorías y la generación de redes de colaboración. Por eso, en Economía Social, a las medidas ya vigentes se suma la promoción de esta familia empresarial en las zonas rurales, en el ecosistema emprendedor y en empresas en crisis, de cara a su transformación en empresas de Economía Social. El SNE-NL dedicará 8,5 millones de euros en cuatro años, 2,17 anuales.

Y para estimular la creación de empleo de calidad a través de la contratación pública (126.900 euros de presupuesto), avanza controles en el Gobierno de Navarra y principales ayuntamientos para el cumplimiento de la reserva de contrato, así como medidas para que resulten efectivas las cláusulas sociales. También sobresale el interés por fomentar la participación de pymes en concursos públicos y el fomento de la contratación pública en zonas rurales.

Finalmente, el SNE-NL destinará 1,18 millones de euros a mejorar su servicio de intermediación, la calidad de los servicios a empresas y la interlocución con los entes empresariales (asociaciones, clústeres, etc.) para anticipar y resolver necesidades.

2. MEJORA DE LA EMPLEABILIDAD

Mejorar la empleabilidad y potenciar la autonomía de las personas (cincuenta medidas) es el segundo objetivo estratégico, que se concreta en dos líneas de intervención: la promoción de programas coordinados, que integran diferentes políticas de activación (orientación, formación, capacitación, seguimiento y acompañamiento a la inserción, e individualizados) y la formación para el empleo con énfasis en las competencias transversales.

Un total de 10,6 millones de euros se destinarán a fortalecer la red de orientación, con el foco puesto en personas con mayores dificultades para alcanzar la autonomía. A los cerca de 2 millones anuales para la red de orientación profesional, se suman medidas como la “mejora de herramientas y la coordinación de la red”.

Otros 37 millones irán destinados al área de formación, entre 7 y 10 anuales. Destacan 6,8 millones para activar a personas procedentes de sectores afectados por la pandemia; 8 millones para programas mixtos de formación y empleo; 2,4 millones específicos para impulsar la participación de mujeres en formación vinculada a sectores donde está infrarrepresentada, con compromiso de contratación; 6 millones específicos para mejorar los niveles de cualificación de grupos con mayor necesidad; y cerca de 3 millones para formación impartida directamente por el SNE-NL.

3. EMPLEO INCLUSIVO

En el ámbito de la igualdad de oportunidades (98 medidas), un total de 63,8 millones irán destinados al empleo de personas con discapacidad. Así, 57,1 millones, a razón de 14,2 anuales, subvencionarán puestos de trabajo en Centros Especiales de Empleo, así como otras ayudas al crecimiento profesional como, por ejemplo, 4 millones para formación en competencias digitales básicas, STEM y oficios.

Otros 20,6 millones irán para insertar a personas en riesgo de exclusión social: 12,7 millones para empresas de inserción, 6,3 millones para nuevos programas de alta intensidad y 1,5 millones para programas piloto de fomento del empleo de calidad en servicios de atención a la persona.

Como novedad, el plan dedica todo un bloque a las oportunidades para jóvenes con un presupuesto de 28,5 millones de euros. Este impulso al Plan de Empleo Joven en Navarra contempla 16,8 millones para Escuelas Taller; refuerzo de acciones de orientación (2,3 millones); impulso de la formación con compromiso de contratación (1,8 millones); incentivos a la contratación de jóvenes en investigación (2,9 millones), en prácticas o con contratos de formación y aprendizaje (3,2 millones); o contratos relevo (1,4 millones).

Finalmente, 1,4 millones irán destinados aplicar la transversalidad de género al conjunto de políticas activas de empleo y a medidas de conciliación, atención a víctimas de violencia de género, etc.

4. FORTALECIMIENTO DEL SNE-NL

El plan recoge veintitrés medidas para fortalecer el liderazgo del SNE-NL, transformar digitalmente el organismo y abordar evaluaciones, con cerca de 3,5 millones de euros: modernización de herramientas, atención omnicanal a la ciudadanía y empresas, entre otros.

5. COORDINACIÓN CON OTRAS POLÍTICAS

En la coordinación de este plan con el resto de estrategias y políticas del Gobierno de Navarra (veintidós medidas), con 23,6 millones aportados por el SNE-NL y 16,5 por el Departamento de Educación, se priorizan dos líneas de actuación: las políticas sociales y las de Formación Profesional. En concreto, el empleo acreditable y la acreditación vía experiencia.

Entra aquí para leer más sobre economía navarra.


To Top