sábado, 18 septiembre 2021

El Plan de Empleo tendrá una inversión de 701,7 millones hasta 2024

El acuerdo alcanzado en el Consejo de Diálogo Social, firmado por el Ejecutivo foral, CEN, UGT y CCOO y cuyo último precedente databa de 2009, pone el foco "en la juventud, las pymes y las medidas para paliar los efectos del Covid-19". En concreto, 299,9 millones de euros (el 42,74 %) se destinarán a "mejorar la competitividad de la región", mientras que las políticas activas de empleo acapararán 277 millones (el 39,48 %) y el impulso de las relaciones laborales otros 118 (el 16,8 %).

Redacción
Pamplona - 30 junio, 2021

Las autoridades y los agentes económicos y sociales mostraron su satisfacción por la aprobación del Plan de Empleo. (Fotos: cedidas)

La presidenta de Navarra, María Chivite, y los agentes económicos y sociales de la Comunidad foral firmaron este miércoles el nuevo Plan de Empleo 2021 2024, que pondrá el foco “en fortalecer el tejido empresarial, especialmente las pymes; facilitar la incorporación al mercado laboral de la población juvenil; y paliar los efectos de la crisis socioeconómica generada por el Covid-19. Junto a Chivite, el documento fue rubricado por el presidente de la Confederación Empresarial Navarra (CEN), Juan Miguel Sucunza; el secretario general de CCOO Navarra, Chechu Rodríguez; y el secretario general de UGT Navarra, Jesús Santos.

Tras meses de negociaciones, el Consejo de Diálogo Social, integrado por el Ejecutivo foral y estas tres organizaciones, consensuó el que será el V Plan de Empleo de Navarra, un documento “que marcará las políticas en materia laboral y de empleo del Gobierno de Navarra”. El anterior se firmó en 2009 y estuvo vigente hasta 2012.

Navarra invertirá en este nuevo Plan de Empleo 2021-24 un total de 701,7 millones de euros. Así, este año ya está prevista una inversión de 172,77 millones, lo que representa el 24,6 % del total, mientras que el resto será de 186,51 millones en 2022, 183 en 2023 y 159,43 en 2024, último ejercicio contemplado.

Este año ya está prevista una inversión de 172,77 millones, mientras que el resto será de 186,51 millones en 2022, 183 en 2023 y 159,43 en 2024.

Por apartados, el grueso del presupuesto se dirigirá a “mejorar la competitividad” de la región. En concreto, para este fin se prevén destinar 299,9 millones de euros (el 42,74 % del presupuesto). Por su parte, las políticas activas de empleo acapararán 277 millones (el 39,48 % del total). A todo ello se sumarán otros 118 millones para impulsar las relaciones laborales y mejorar la calidad en el empleo, 4,11 millones para prevención de riesgos laborales y cerca de 2 millones para acciones en materia de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.

El documento acordado recoge tres planes en uno. Por un lado, establece un plan de choque frente al Covid-19, teniendo en cuenta los efectos “devastadores” que la pandemia ha propiciado en materia de empleo y de mantenimiento de las empresas, “cuyo elemento más visible han sido los ERTE y ERE”. Por otro lado, contempla la creación de un plan joven que integre medidas para reducir el desempleo en este grupo de la población y facilite su acceso al mercado de trabajo. Por último, incluye un plan enfocado a las pymes, con el fin de impulsar su creación y su fortalecimiento dentro del tejido empresarial, teniendo en cuenta que las pequeñas y medianas empresas han resultado “especialmente afectadas” por la pandemia.

“Este plan llega en un momento histórico de cambios, transformaciones y avances, que marcan un tiempo nuevo”, afirmó Chivite tras firmar el documento. Un tiempo que estará condicionado, según aseguró, por un “cambio de modelo ” en el que el diálogo y el acuerdo “cobran una relevancia trascendente”. “No estamos hablando solo de decisiones concretas para problemas coyunturales, hablamos de un cambio de modelo, de una honda transformación por su dimensión y por la celeridad con la que hay que hacerla, de un modelo más inclusivo y sostenible, con una base digital”, añadió.

TRECE OBJETIVOS ESTRATÉGICOS

El Plan de Empleo 2021-24 plantea como objetivo “prioritario” la mejora del empleo y la salud laboral de Navarra, así como la lucha contra las desigualdades laborales, la disminución de la brecha de género y del desempleo y el incremento de la protección de los colectivos “con más dificultades”. Entre ellos se encuentran la población joven, los migrantes, las personas con discapacidad, los parados de larga duración, las mujeres, las personas en riesgo de exclusión y aquellas con formación básica.

El nuevo plan impulsará la figura del delegado territorial y de los agentes de igualdad.

Todo ello se concreta en trece objetivos estratégicos, con medidas que irán dirigidas tanto a las personas como a las empresas. En este sentido, incluye entre sus metas el aumento de la competitividad de las empresas y fortalecer el tejido empresarial navarro.

Otra de las apuestas pasa por “disponer de un plan de choque y anticipación” para favorecer el empleo de las personas con más dificultades y el fortalecimiento de las empresas más afectadas por la crisis. Asimismo, se pretende “fomentar, mejorar y extender” el modelo de FP Dual y disminuir la siniestralidad laboral.

Por otra parte, recoge entre sus cometidos el fomento y desarrollo de competencias de aprendizaje permanente “a lo largo de la vida”, así como la puesta en marcha de programas de capacitación de personas hacia la transformación digital y la economía circular, “en consonancia con la Agencia de Capacidades Europea“. Las medidas irán de la mano de una “mayor modernización” del Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare (SNE-NL), del “impulso del emprendimiento y la vocación empresarial” y de la creación de “un nuevo servicio a empresas;

PRINCIPALES NOVEDADES

Algunas de las acciones van dirigidas a los sectores “más afectados” por la crisis del Covid-19, como la hostelería, el transporte, la cultura o el ocio, entre otros. En este sentido, se plantea un programa de reactivación para empresas en crisis, así como la puesta en marcha de medidas para acercar a las pymes “a todo tipo de ayudas y subvenciones públicas, asesoramiento, mejora de la información y simplificación de procedimientos” y el establecimiento de incentivos al contrato relevo “para fomentar el relevo generacional sobre la base del empleo de calidad”.

Además, habrá ayudas para incentivar el consumo y el empleo en personas con dificultades para acceder al mercado de trabajo. En este sentido, los agentes firmantes aseguraron que “se ofrecerá una mayor oferta Formación Profesional para el empleo, adaptada a las personas y sus necesidades pero también al territorio y al tejido productivo de la zona y a las necesidades de las empresas, así como formación en torno al emprendimiento y la vocación empresarial”.

Chechu Rodríguez, María Chivite, Juan Miguel Sucunza y Jesús Santos presentaron el plan este miércoles.

Chechu Rodríguez, María Chivite, Juan Miguel Sucunza y Jesús Santos presentaron el plan este miércoles.

Igualmente, se creará un nuevo servicio de intermediación del SNE-NL para ofrecer “más y mejores servicios a empresas y a personas trabajadoras”. Por otra parte, se impulsará la figura del delegado territorial y de los agentes de igualdad para que estos puedan abordar “de manera prioritaria” la prevención de riesgos laborales y la igualdad.

El nuevo Plan de Empleo 2021-24 incluirá las líneas marcadas tanto por la Estrategia de Especialización Inteligente S3, en cuanto a sectores clave para el desarrollo económico de la Comunidad foral, como por el Plan Reactivar Navarra / Nafarroa Suspertu 2020-2023.

VALORACIONES

Chivite destacó que el acuerdo llega en un “momento histórico” y que implicará un “cambio de modelo, por su dimensión y por la celeridad con la que hay que implementarlo”. Así mismo, valoró que este acuerdo será un “elemento de valor” para la Comunidad foral: “Es un instrumento al servicio de la ciudadanía navarra y que genera confianza para las empresas y personas que quieren invertir en la región”.  

A este respecto, Sucunza explicó que es “el momento adecuado” para firmar el Plan de Empleo. “Por una parte, porque parece por fin que los fondos europeos están llegando y ayudarán sin duda a que este plan se despliegue. Por otro lado, porque la situación económica mejora con la vacunación. Es decir, vamos a tener fondos para recuperar la economía y nuestra situación económica será más optimista de lo que pensábamos hace unos meses”, reflexionó.

Así mismo, Rodríguez hizo hincapié en los puntos de mejora en los que deberá incidir el acuerdo: “Hay cuestiones importantes del mercado navarro que tenemos que corregir como la alta siniestralidad; la brecha de género, de salarios, de pensiones; o la alta eventualidad, también en Administraciones Públicas”. Santos también recordó la importancia de progresar en algunos de estos puntos. “En el fondo, el nuevo plan afronta los objetivos estratégicos que la sociedad demandaba como la disminución del desempleo, ayudar a las personas con más dificultades, disminuir la siniestralidad laboral, potenciar la calidad del empleo… Os puedo asegurar que podrá haber alguno igual, pero ninguno mejor”, recalcó. 

Entra aquí para leer más sobre economía navarra.


To Top