viernes, 9 diciembre 2022

Los ganaderos apoyan a los transportistas, pero piden servicios mínimos

Productores navarros de vacuno, porcino y el sector avícola viven preocupados el paro indefinido de los transportistas. Aunque se solidarizan con sus reivindicaciones porque también están sufriendo un aumento desorbitado en los costes de producción, desde UAGN y UCAN piden el cumplimiento de servicios mínimos. Por ejemplo, para recoger la leche, un producto perecedero y cuya capacidad de almacenamiento resulta muy limitada, o para abastecer de pienso a las granjas porcinas, que necesitan alimento de forma "muy constante". En ese sentido, representantes de UAGN se reunirán con la Delegación del Gobierno en Navarra con el fin de regular un mecanismo "que garantice los suministros básicos". Pero el impacto no es homogéneo. De hecho, los ganaderos de CPAEN y Lacturale no se están viendo afectados.

Irene Guerrero
Pamplona - 17 marzo, 2022

Juanma Garro (Lacturale), José Mari Martínez (UCAN) e Iñaki Mendioroz (UAGN).

A nivel nacional, el sector lechero anunció que este jueves suspendía su actividad transformadora como consecuencia del paro indefinido de los transportistas, según indicó la Federación Nacional de Industrias Lácteas (Fenil). “Las fábricas han visto interrumpido el suministro de los insumos necesarios para la elaboración de productos lácteos y también el traslado del producto terminado a las cadenas de distribución. De modo que se ha anulado la capacidad de envasado y de almacenamiento y gestión de un alimento altamente perecedero y esencial para el consumo diario”, explicaron desde la asociación.

Iñaki Mendioroz (UAGN): “Como la situación siga así, puede ocasionar el derramamiento de leche, una pérdida de ingresos y un problema medioambiental”.

Según Fenil, que integra a más de sesenta empresas del sector y representa más del 95 % de la producción nacional de productos lácteos, esta paralización “está acarreando consecuencias sociales, económicas y medioambientales inevitables”, ya que supondrá la suspensión de la recogida de la leche en las explotaciones ganaderas y, sobre todo, “pone en riesgo el abastecimiento de estos productos” en los supermercados.

En este contexto, Navarra Capital quiso conocer en qué situación se encuentran las ganaderías navarras de vacuno de leche. Los agentes consultados se mostraron prudentes, ya que aún no saben si el problema es generalizado. Pero sí constataron que el impacto de los paros también está extendiéndose a productores de porcino y el sector avícola.

Iñaki Mendioroz, director gerente de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Navarra (UAGN), explicó que, por un lado, los productores de leche necesitan dar salida al producto conforme ordeñan. Una labor diaria para este tipo de negocios. “El límite de capacidad de almacenamiento que tienen es el de su tanque, y este es muy limitado. En un día o dos, ya se puede generar una tensión muy importante. Como la situación siga así, puede ocasionar el derramamiento de leche, una pérdida de ingresos y un problema medioambiental”, incidió.

Iñaki Mendioroz (UAGN): “Algunas granjas porcinas nos han llamado porque tienen problemas de alimentación. El bienestar animal puede estar comprometido”.

Por otra parte, las ganaderías porcinas y las avícolas necesitan un suministro de pienso “muy constante”, que no se ha visto satisfecho en los últimos cuatro días: “Algunas granjas porcinas nos han llamado porque tienen problemas de alimentación. Es decir, el bienestar animal puede estar comprometido”.

La incidencia, sin embargo, parece ser desigual. Por ejemplo, desde el Consejo de Producción Agraria Ecológica de Navarra (CPAEN/NNPEK) indicaron que, por ahora, las ganaderías del sector ecológico no están experimentando estas consecuencias. “La mayor parte de estas explotaciones transforman sus productos y venden a través de canales de cercanía”. Del mismo modo, los ganaderos de Lacturale están trabajando “con normalidad”, según subrayó su presidente, Juanma Garro.

CONTACTOS CON LA DELEGACIÓN DEL GOBIERNO

Ante esta situación, UAGN se reunirá este viernes con la Delegación del Gobierno en Navarra con el fin de buscar soluciones. “Queremos trasladarles la necesidad de regular un mecanismo de servicios mínimos que garanticen los suministros básicos. Porque, de lo contrario, estamos perjudicando el bienestar animal y las producciones del propio ganadero. Este es un ejemplo claro de que debe haber una serie de servicios mínimos para atender estas situaciones”, concluye.

José Mari Martínez (UCAN): “Es muy importante garantizar el derecho a la huelga de los transportistas, pero también es igual de crucial la recogida de la leche, que es un producto perecedero”.

José Mari Martínez, agricultor y presidente de la Unión de Cooperativas Agroalimentarias de Navarra (UCAN), comparte este sentimiento y lo expresa con tono sentido: “Es muy importante garantizar el derecho a la huelga de los transportistas, pero también es igual de crucial la recogida de un producto tan perecedero como la leche, que puede desperdiciarse de otro modo”.

En este sentido, las ganaderías de Lacturale “se solidarizan” con el paro de los transportistas. “La reivindicación que hacen es lógica y asumimos sus necesidades como propias. Nuestra relación con los transportistas, como con el resto de la cadena de suministro, es buena. El paro nos preocupa menos porque lo importante es la subida de costes tan brutal que estamos teniendo”, valoró Garro.

COSTES ENERGÉTICOS EN EL SECTOR

De hecho, los costes de producción los productores han subido de forma “exagerada” desde noviembre, enfatizó el presidente de Lacturale. En concreto, “los costes del gasoil y los piensos se han duplicado, mientras que los de la energía y los abonos se han triplicado”. Por eso, el aumento final de esos costes es de entre 14 y 15 céntimos por litro de leche.

Juanma Garro (Lacturale): “Los costes del gasoil y los piensos se han duplicado, mientras que los de la energía y los abonos se han triplicado”.

“La cosecha y la siembra del año que viene en Ucrania están envueltas en incertidumbres. Ese alza de precios está provocando que suba mucho automáticamente el importe de los piensos y del combustible. En una explotación de vacuno u ovino de carne, entre el 50 % y el 60 % de los costes de producción están vinculados a la alimentación. Y en el caso de las de leche, el coste puede subir hasta el 70 %. La repercusión es notable e inmediata, así que nos preocupa. El sector no puede repercutir esta subida y, desde luego, pone en peligro su rentabilidad”, añadió Mendioroz.

Entra aquí para leer más sobre el sector agroalimentario de Navarra.

Archivado en:

Lacturale · UAGN · UCAN · CPAEN/NNPEK · paro transportista ·


To Top