martes, 28 septiembre 2021

Los hosteleros recurren la convocatoria de ayudas

La semana pasada, la Asociación de Hostelería y Turismo de Navarra (AEHN) y la Asociación Navarra de Pequeña Empresa de Hostelería (Anapeh) presentaron un recurso de alzada contra el sistema de ayudas directas que aprobó el Gobierno foral. Así lo apuntaron a NavarraCapital.es las presidentas de ambos colectivos, que calificaron de "injustos" los criterios establecidos para el reparto de los 20 millones de euros.

Cristina Mogna
Pamplona - 29 diciembre, 2020

Los hosteleros critican los criterios seguidos para el reparto de las ayudas. (Foto: Maite H. Mateo)

Muchos hosteleros de la Comunidad foral ya están comenzando a recibir las subvenciones previstas dentro de la línea de ayudas directas al sector, impulsada por el Gobierno de Navarra y dotada con un total de 20 millones de euros. Así lo confirmaron este lunes tanto la presidenta de la Asociación Navarra de Pequeña Empresa de Hostelería (Anapeh), María Ángeles Rodríguez, como su homónima de la Asociación de Hostelería y Turismo de NavarraAna Beriáin

La ansiada llegada de estas subvenciones, sin embargo, vino acompañada de críticas al Ejecutivo foral. “Sí, hay gente que está recibiendo las ayudas. Pero en su momento dijeron desde el Gobierno que sobraría dinero y efectivamente será así. Han puesto unos baremos imposibles a los que muchos no llegamos”, resaltó Rodríguez.

María Ángeles Rodríguez (Anapeh): “Han puesto unos baremos imposibles a los que muchos no llegamos”.

Beriáin aportó, además, “algunos matices” sobre cómo están siendo los pagos: “Casi el 100 % de las personas que tienen ayudas concedidas por menos de 20.000 euros han cobrado, pero a quienes se les ha asignado un monto superior todavía no”.

En la misma línea que Rodríguez, alertó del descontento existente entre ciertos colectivos que no pudieron optar a las ayudas o percibieron una cuantía inferior de la esperada. En concreto, se refirió a los autónomos que no se vieron beneficiados por las ayudas otorgadas en abril por la Comunidad foral y que, por lo tanto, no pudieron acogerse a esta nueva línea de subvenciones. La sensación de “injusticia”, por otra parte, también se extendió a quienes regentan locales de actividad mixta con diferentes IAE, que constataron una reducción “del 25 %” en el monto finalmente obtenido; y a los locales que, a lo largo de 2020, cambiaron su estatus legal (de persona física a persona jurídica o viceversa) y, en consecuencia, solo se beneficiaron “de la cuantía mínima” establecida por el Departamento de Desarrollo Económico y Empresarial, fijada en 2.850 euros.

Ana Beriáin (AEHN): “Casi el 100 % de las personas que tienen ayudas por menos de 20.000 euros han cobrado, pero a quienes se les ha asignado un monto superior todavía no”.

Por estos motivos, tanto la AEHN como Anapeh recurrieron la semana pasada la convocatoria de ayudas aprobada por el Ejecutivo foral, según informaron las dos presidentas a NavarraCapital.es.

De este modo, se acogieron al decimosegundo punto de las bases, que establecía la posibilidad de “interponer un recurso de alzada en el plazo de un mes, a contar desde el día siguiente al de su publicación”. En caso de que su reclamación no prospere, las asociaciones confían en que dicha iniciativa sirva al menos como referencia para modificar los criterios de próximas subvenciones, si es que las hubiera.

Carlos Albillo (Casco Antiguo): “Es verdaderamente alucinante que un establecimiento hostelero que posea una máquina de tabaco tenga una reducción del 25 % en la ayuda”.

El gerente de la Asociación Casco Antiguo de Pamplona, Carlos Albillo, denunció igualmente que, “en algunos casos”, las ayudas otorgadas a sus asociados tienen “sensibles rebajas”.

En este sentido, calificó como “verdaderamente alucinante” el hecho de que un establecimiento hostelero que posea una máquina de tabaco perciba una reducción del 25 % en el monto recibido: “Es como si eso supusiese un porcentaje alto dentro de la facturación de los locales, cuando en realidad es algo absolutamente residual”. Asimismo, afirmó tener “serias dudas” sobre el criterio de reparto de las ayudas. “Nos da la sensación de que este tema de las ayudas ha sido una política más de gestos”, sentenció.

RESTRICCIONES EN NOCHEVIEJA

Este lunes entraron en vigor las nuevas medidas para “contener” la expansión del Covid-19. El decreto foral suprimió las medidas inicialmente previstas para Nochevieja y Año Nuevo, estableciendo que no se levantará el cierre perimetral de la Comunidad Foral para los encuentros familiares y con allegados entre los días 30 de diciembre y 2 de enero; que las reuniones familiares en los hogares serán de un máximo de seis personas de hasta dos unidades convivenciales; y, finalmente, que el toque de queda se mantendrá también a las 23:00 horas en Nochevieja.

En principio, estas medidas no supondrán un agravio adicional para bares y restaurantes, que de igual manera tenían que cerrar sus puertas a las 22:00 horas. Sin embargo, la decisión del Ejecutivo foral sí afecta “en cierto modo” a la actividad hotelera. “Ya se están registrando cancelaciones en las reservas que estaban hechas para el 31 de diciembre”, atestiguó Rodríguez.

Sara Martínez (Asociación de Hoteles de Pamplona): “De por sí, enero nunca ha sido un mes bueno para los hoteles. Lo que se avecina es realmente dramático”.

La presidenta de Anapeh estimó que el establecimiento de un toque de queda es positivo “si permite controlar los botellones”, pero valoró que este debía ampliarse “al menos hasta las 12:30 para que la gente se tomara las uvas y luego se retirara a sus habitaciones”. Por su parte, Beriáin agregó que “el cierre perimetral es lo que más polvo hace a los alojamientos”.

A este respecto, Sara Martínez, presidenta de la Asociación de Hoteles de Pamplona -adscrita a la AEHN-, también dejó constancia de que “está habiendo cancelaciones”, pero “en general los hoteles han mantenido el número de clientes alojados”.

En todo caso, y en consonancia con Beriáin, Martínez apostilló que los alojamientos contaban con “pocas reservas” para estas fechas y que “lo que afecta de lleno” al sector hotelero es la imposición del cierre perimetral y “la caída de pernoctaciones que los hoteles llevan arrastrando desde finales de julio, cuando empezaron las recomendaciones de no venir a Navarra”. Según los cálculos de la asociación que preside, los hoteles ubicados en la capital navarra arrastran unas pérdidas de unos 50 millones de euros, que “podrían incrementarse” en los próximos meses: “De por sí, enero nunca ha sido un mes bueno. Lo que se avecina es realmente dramático”.

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra.


To Top