jueves, 28 enero 2021

Los niños saltan… al campus

Ante la falta de torneos oficiales en el fútbol base, los campus se han convertido en una alternativa para que los más jóvenes puedan perfeccionar sus habilidades y disfrutar del deporte en estas Navidades, marcadas aún por las restricciones. De hecho, el número de participantes se ha incrementado en la mayoría de ellos, según explican varios de sus responsables. Capital Sport analiza el 'boom' de estos eventos y cómo se están preparando para cumplir los protocolos de seguridad. Los partidillos, eso sí, tendrán que esperar...

Iñaki Ciordia
Pamplona - 14 diciembre, 2020

Los precios de los campus varían entre los 60 y los 180 euros. (Fotos: cedidas)

La ausencia de partidos oficiales durante el curso y de torneos escolares de cara a las próximas fiestas navideñas ha hecho que el interés por los campus de fútbol se dispare en este final de año. Clubes y empresas han apostado por estas actividades, que tratan de abrirse camino entre las restricciones deportivas aplicadas por el Covid-19.

El Campus de Navidad organizado por la Fundación Osasuna contará con la presencia de 146 niños de entre 4 y 14 años. Estarán divididos en dos tandas: del 28 al 31 de diciembre y del 4 al 8 de enero. “Lanzamos las inscripciones a principio de noviembre y las plazas nos duraron doce días. No sé si los chavales necesitan hacer deporte, si las familias se han gastado sus vacaciones y ahora necesitan tener a sus hijos en algún sitio… Creo que se junta un poco todo. Además, los chavales demandan jugar y divertirse, que es de lo que se trata”, comenta Mikel López, coordinador de Actividades Deportivas en Fundación Osasuna. El campus coincide con el aplazamiento del Torneo Interescolar de la entidad, que no se disputará durante las vacaciones de Navidad como en años anteriores. La idea es poder celebrarlo en Semana Santa de 2021.

Mikel López (Fundación Osasuna): “Lanzamos las inscripciones a principio de noviembre y las plazas nos duraron doce días”.

De modo que, en esta ocasión, el campus tendrá lugar en Tajonar, tal y como se viene haciendo en verano. “Otros años, este Campus de Navidad lo hacíamos en la UPNA, pero esta vez no podíamos utilizar las instalaciones por el Covid-19. Al final, tomamos la decisión de organizarlo en Tajonar, que es nuestra casa y donde desarrollamos los de verano”, añade López.

La de 2020 será la decimoprimera edición, en la que los porteros cobrarán un mayor protagonismo gracias a la participación de varios entrenadores de Tajonar: “A ese eterno olvidado, que es el portero, le estamos dando la importancia que se merece. Hemos abarcado edades tempranas. Además, antes no trabajábamos con chicos de cuatro años y se ha ido evolucionando en ese aspecto. Ahora tenemos un alto porcentaje de esas edades, de entre 4 y 6 años”.

Mikel López (Fundación Osasuna): “Los monitores pasarán pruebas PCR y se respetarán las medidas de higiene. No habrá vestuarios, pero sí casetas al aire libre para almorzar”.

Con un horario de 8:45 a 14:00 horas, el precio es de 120 euros, aunque existen descuentos para los colaboradores de la entidad. Un campus que viene preparándose desde el pasado verano para no dejar nada a la improvisación.

“En julio y agosto nos tuvimos que adaptar a los cambios provocados por la pandemia. Ahora, vamos a hacer algo similar, siguiendo los protocolos con controles de entrada y salida. Los monitores pasarán pruebas PCR y se respetarán las medidas de higiene. No habrá vestuarios, pero sí casetas al aire libre para almorzar”, concreta López.

Sobre la metodología que se van a encontrar los jugadores, también destacan algunas novedades frente a la época estival: “En verano no se pudieron realizar ejercicios con contacto y el trabajo fue más individualizado. Ahora se pueden hacer ejercicios con posesiones y pases entre ellos, pero nuestra idea es no llegar al punto de competir. Habrá más entrenamientos, en tres grupos, sin mezclarse y sin hacer partidillos entre ellos. En verano íbamos con miedo e incertidumbre, pero al final todo salió muy bien y esa experiencia nos va a ayudar”.

FÚTBOL INDOOR

Navarra Fútbol Indoor también realizará su habitual campus navideño e, igualmente, en dos tandas: del 28 al 31 de diciembre y del 4 al 8 de enero. Solo podrán participar chavales con edades comprendidas entre los 5 y los 14 años y habrá una importante limitación de aforo. Este año será la cuarta edición de esta iniciativa.

“Hemos tenido que poner un precio un poco más alto, 180 euros, porque solo podemos tener dieciocho niños por tanda debido a la normativa aplicada por el Instituto Navarro del Deporte para espacios que no son abiertos. Como no podemos hacer duelos ni partidos, hemos contratado máquinas de ESM, que tienen luces para el trabajo cognitivo mediante colores. Es una manera de darle un plus al campo y no estar cuatro horas por la mañana solamente haciendo ejercicios de técnica individual”, detalla Mikel González, responsable de Navarra Fútbol Indoor.

Campus de verano, organizado por la Fundación Osasuna en 2009.

Campus de verano organizado por la Fundación Osasuna en 2019, antes de la pandemia.

Las instalaciones, ubicadas en Aizoáin, cuentan con un campo de hierba artificial de fútbol 7 y dos de fútbol 5, todos ellos bajo un mismo techo. “Ahora mismo, nos da un valor diferencial. Llevar a un niño en diciembre y enero a un sitio cubierto, donde no se va a mojar, es importante”, valora.

Mikel González (Navarra Fútbol Indoor):  “Llevar a un niño en diciembre y enero a un sitio cubierto, donde no se va a mojar, es importante”.

González incide en la extraña situación que viven por los protocolos sanitarios: “Estamos con la duda de saber si nos consideran un espacio cerrado o abierto porque es una instalación con unos techos muy altos y mucha ventilación. Permanecemos a la espera de que el Gobierno de Navarra vea nuestra sede. Yo diría que es una cosa mixta porque no está muy claro. Ahora mismo nos regimos con la normativa de espacios cerrados y las medidas de seguridad son máximas: toma de temperatura, higiene en botas y manos, trabajo con mascarilla… Antes, poníamos el almuerzo nosotros y ahora se lo tienen que traer los niños de casa. Les daremos una camiseta y un botellín de agua”.

Los efectos del Covid-19 han propiciado la reinvención de Navarra Fútbol Indoor. Ahora mismo, hay niños apuntados durante el curso escolar, pero ante la falta de competiciones han programado dos horas de trabajo técnico los sábados. “Los chavales que no juegan el fin de semana y que entrenan en equipos potentes nos pidieron que hiciésemos estas actividades”, señala González.

ALTERNATIVA A LOS TORNEOS

La Escuela Ribera de Fútbol también ha apostado por promover un campus de fútbol en Navidad, ante la imposibilidad de celebrar la 29ª edición del Torneo Internacional de Cadetes. Un campeonato por el que han pasado estrellas como César Azpilicueta, Mikel Merino, Antoine Griezmann, Sergi Roberto o Dani Carvajal, pero que finalmente no se ha podido organizar debido a la pandemia.

De esta manera, la escuela impulsa un campus con un precio de 60 euros por jugador, que se realizará en Lodosa, Peralta, Ribaforada y Larraga y que está dirigido a niños de entre 8 y 13 años. “Somos los pioneros en Navarra. Llevamos casi treinta años haciendo el campus, pero lo organizábamos en verano. Ahora, lo hemos adaptado a estas fechas navideñas”, afirma Chus Rodríguez, director de la escuela.

Chus Rodríguez (Escuela Ribera de Fúbtol):  “Antes, el campus era en verano. Esta es la primera vez que se hace en Navidad y se nota incluso más interés que otros años. De hecho, la primera semana se apuntaron unos cincuenta”.

En esta cita, esperan congregar a cerca de 200 niños en total, del 28 al 31 de diciembre y en horario de 10 a 13:30 horas. “Es la primera vez que se hace en Navidad y la verdad es que se nota que hay muchas ganas por parte de los chavales. Incluso hay más interés que otros años. De hecho, la primera semana se apuntaron unos 50 y estamos viendo cómo muchos de los que estuvieron en verano se han apuntado ahora”, resalta.

Rodríguez tiene muy claro que los objetivos de esta iniciativa van mucho más allá de lo meramente deportivo: “Nuestro lema es trabajo en equipo, convivencia, compañerismo y esfuerzo. Buscamos, principalmente, la formación personal y del futbolista, más allá del entrenamiento. Ahora, al no poder hacerlo a nivel interno como antes, se pierde un poco de lo que hacíamos: no hay comida, no duermen en un mismo sitio…”. El campus contará con diez monitores, todos ellos profesores de enseñanza en colegios e institutos y con títulos de entrenadores de fútbol.

Entra aquí para leer más noticias de Capital Sport.


To Top