sábado, 13 agosto 2022

Magnesitas defiende que la mina de Artesiaga asegura sus 239 empleos

Después de que el alcalde de Baztan denunciara que la compañía está "pasando por encima de las competencias locales" al tramitar el proyecto minero de Artesiaga como un PSIS, las Comisiones parlamentarias de Desarrollo Económico y Empresarial y de Desarrollo Rural y Medio Ambiente visitaron este miércoles las instalaciones de la compañía. La empresa sostiene que Artesiaga "es la única localización con un yacimiento de magnesita explotable, que evita el fin de la actividad a medio plazo y permite mantener sus 239 empleos directos".

Redacción
Pamplona - 15 junio, 2022

Las Comisiones de Desarrollo Económico y Empresarial y de Desarrollo Rural y Medio Ambiente visitaron este miércoles la compañía. (Foto: cedida)

Las Comisiones de Desarrollo Económico y Empresarial y de Desarrollo Rural y Medio Ambiente visitaron este miércoles la mina El Quinto que Magnesitas Navarras tiene en Eugui y, posteriormente, mantuvieron una reunión de trabajo para conocer el proyecto minero de Artesiaga. Una explotación que pretende producir 600.000 toneladas de mineral al año, durante dos décadas, en el pastizal de Erdiz (Baztan).

El encuentro tuvo lugar después de la empresa comunicara su intención de tramitar la iniciativa, que afecta a casi cien hectáreas de una Zona Especial de Conservación enclavada en Artesiaga, como un Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal (PSIS). En este sentido, el alcalde de Baztan, Joseba Otondo, insistió en que la compañía está “pasando por encima de las competencias locales”, ya que “es competencia de las instituciones de Baztan autorizar la ocupación de terrenos comunales para actividades extractivas”. De ahí que el Consistorio ya haya comenzado el procedimiento para llevar a cabo una consulta popular.

La explotación pretende producir 600.000 toneladas de mineral al año, durante dos décadas, en el pastizal de Erdiz, una Zona Especial de Conservación (ZEC).

Los miembros de la comisión que acudieron fueron Miguel Bujanda, Isabel Olave, Elena Llorente, Carlos Pérez-Nievas y Pachi Pérez (Navarra Suma); Javier Lecumberri y Ainhoa Unzu (PSN); Mikel Asiáin (Geroa Bai); Laura Aznal Adolfo Araiz (EH Bildu).

La delegación del Parlamento fue recibida por Javier Creixell, director general de Magnesitas Navarras; Alberto Josa, director de Minería de la empresa; Beltrán de Ceballos y Jesús Gallardo, especialistas en restauración medioambiental; José Luis Remón, doctor en biología y experto en pastizales; Arturo Ferrer, sociólogo; y Rosa Jaso, de la consultoría JPI.

El objeto de la visita, cursada a petición de Navarra Suma, PSN EH Bildu, era “conocer la envergadura del proyecto minero de Artesiaga que pretende abrir la empresa para continuar con su actividad y la compatibilidad del mismo con los espacios Red Natura 2000, el plan de impulso a la ganadería extensiva en el pastizal de Erdiz y los resultados del Proceso de Información, Participación y Prospección ciudadana del proyecto minero en los valles de Esteríbar, Baztan y Erro”.

Una vez concluida la visita a la mina, los parlamentarios y parlamentarias mantuvieron una reunión en la que Alberto Josa explicó con detalle el proyecto “que pretende dar continuidad a la explotación de Eugui”. Tras realizar más de 500 prospecciones, la empresa concluye que Artesiaga “es la única localización con un yacimiento de magnesita explotable que evita el fin de la actividad de Magna en Navarra a medio plazo y permite mantener el empleo (239 empleos directos)”.

Según informó la empresa a la comisión, se estima que la extracción de mineral se llevará a cabo durante veinte años y que la vida del proyecto, desde su preparación hasta la devolución completa, con la restauración incluida, durará veinticinco años.

El emplazamiento previsto está enclavado en una Zona Especial de Conservación (ZEC) y forma parte de la Red Natura 2000, por lo que proyecto “incluye un plan de restauración del área afectada simultaneo a la extracción para el que se han realizado previamente estudios con la UPNA y con la UPV sobre los aspectos socioeconómicos y ecológicos”. Según Beltrán de Ceballos y Jesús Gallardo, el proyecto “no afecta de forma apreciable a los elementos clave de conservación de los espacios Red Natura 2000 de su entorno, y por lo tanto no afecta a la integridad de dichos espacios protegidos”.

Para que el proyecto minero “sea compatible con la ganadería extensiva y el estilo de vida tradicional del valle”, la compañía plantea varias propuestas de mejora, elaboradas de la mano de José Luis Remón. Estas pasan por “aumentar la oferta pastable de Erdiz en un 60 % sobre la actual”.

“Las actuaciones contempladas en el plan se realizarán en Erdiz y en las zonas colindantes, además de la devolución, mediante la restauración, del uso original a la zona ocupada temporalmente por el proyecto minero”, apuntaron desde la empresa. Además, según añadió Javier Creixell, “Magna se compromete a garantizar mediante aval bancario la financiación de las propuestas de mantenimiento del pastizal durante la vida del proyecto minero”.

El proyecto minero en Artesiaga se presenta a trámite como un Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal o PSIS. Desde Magnesitas Navarras defienden que la zona de explotación “vertebra el territorio y permite la cohesión social y económica en zonas amenazadas por la despoblación, garantiza la diversidad industrial en el Prepirineo, empuja la competitividad industrial de Navarra dada la escasez europea de yacimientos de magnesita, sirve para el desarrollo de políticas públicas de mantenimiento y creación de empleo y riqueza, y afecta a la ordenación territorial y urbanística desde un punto de vista supramunicipal”. Un argumento que choca de bruces con la postura del Ayuntamiento de Baztan.

Entra aquí para leer más sobre empresa en Navarra.


To Top