jueves, 7 julio 2022

La macrogranja de Caparroso demanda al responsable de Ganadería de Greenpeace España

La empresa, según informó Greenpeace España, alega que Luis Ferreirim ha proferido declaraciones "falsas", "calumniosas e injuriosas" que afectan a su honor, reputación y negocio. También exige que este se retracte en los mismos medios donde se ha manifestado. Para ello, se ha citado a Ferreirim este miércoles a un acto de conciliación que tendrá lugar en el Juzgado de 1ª instancia nº 49 de Madrid. "A medida que crece el rechazo social a las macrogranjas y se pone en evidencia que son un auténtico atentado contra el medioambiente y el bienestar de los animales, crece la persecución contra las personas que alzamos la voz", valoró Ferreirim.

Redacción
Madrid - 14 junio, 2022

Greenpeace ha liderado varias acciones de protesta contra la macrogranja de Caparroso. (Foto: cedida)

La cooperativa Valle de Odieta, propietaria de la macrogranja de vacuno de leche de Caparroso (Navarra), ha interpuesto una demanda contra Luis Ferreirim, el responsable de Agricultura y Ganadería de Greenpeace España. La empresa, según informó Greenpeace España, alega que Ferreirim ha proferido declaraciones “falsas”, “calumniosas e injuriosas” que afectan a su honor, reputación y negocio. También exige que este se retracte en los mismos medios donde se ha manifestado: redes sociales, medios de comunicación y la página web de la organización ecologista. Para ello, se ha citado a Ferreirim este miércoles a un acto de conciliación que tendrá lugar en el Juzgado de 1ª instancia nº 49 de Madrid.

“A medida que crece el rechazo social a las macrogranjas y se pone en evidencia que son un auténtico atentado contra el medioambiente y el bienestar de los animales, crece también la persecución contra las personas que alzamos la voz contra el destructivo modelo de ganadería industrial”, declaró el responsable de Agricultura y Ganadería de Greenpeace España. “Valle de Odieta no me callará ni me intimidará con la persecución que ha empezado contra mí. Es más, esto me da más fuerza para seguir. Sé que estoy haciendo lo correcto denunciando cómo la ganadería industrial está destruyendo el planeta. Y no estoy solo en esto”, concluyó.

En la demanda, añadió Ferreirim, se manifiesta que el responsable de Greenpeace España publicó diversos mensajes en su cuenta de Twitter atribuyendo comportamientos a la empresa como “vertidos, mal cuidado de los animales, recetas sin prescripción y mutilaciones”. Pero esta información, según él, “es totalmente veraz y está fundamentada por documentos oficiales de los expedientes sancionadores abiertos contra la empresa y enviados, ante solicitud oficial, a Greenpeace España por el Gobierno de Navarra”.

“Esta empresa ya inició un proceso similar en Pamplona (Navarra), citando a quince personas de diversos colectivos a un acto de conciliación el pasado 30 de marzo. En esa ocasión, los colectivos reafirmaron y suscribieron toda la información presentada en el Parlamento de Navarra y, además, recibieron el apoyo de más de 1.500 personas y de casi 170 colectivos de todo el estado español”, defendió.

Ferreirim agregó que este tipo de procesos “se conocen como Demanda Estratégica contra la Participación Pública (SLAPP, por sus siglas en inglés)” y su objetivo es “acabar con la protesta pública”. “Los efectos de estas demandas pueden ser múltiples: puede que los colectivos y personas demandadas abandonen la lucha, solo por el miedo a las consecuencias de estos procesos, o que el propio proceso conlleve tanto tiempo, dinero y preocupaciones a los encausados que se aparten de la protesta pública por saturación”, valoró.

Entra aquí para leer más sobre el sector agroalimentario de Navarra.


To Top