lunes, 27 mayo 2024

Mapas interactivos y un visor 3D para conocer la transición energética de la Rochapea

El desarrollo de estas herramientas, llevado a cabo por la Universidad del País Vasco, se enmarca en el proyecto Open Lab, en el que participan el Ayuntamiento de Pamplona, CENER, AH asociados y Obenasa dentro de un consorcio europeo de más de treinta socios.


Pamplona - 24 agosto, 2023 - 12:42

La Universidad del País Vasco ha llevado a cabo el desarrollo de las herramientas. (Foto: cedida)

El proyecto Open Lab, en el que participa el Ayuntamiento de Pamplona, ha lanzado dos herramientas de trabajo para dar a conocer las actuaciones en materia de transición energética que se están llevando a cabo en la Rochapea. Según informó este jueves el Consistorio de la capital navarra, se trata de un visor 3D y de unos mapas interactivos, desarrollados por la Universidad del País Vasco, que se pueden consultar online y están «abiertos a la participación ciudadana».

«Estas herramientas sirven como paso inicial para conocer y dar cuenta del contexto real del barrio en materia de transición energética. Su fin es poder proponer conjuntamente nuevos proyectos de implementación para transformar Rochapea de forma colectiva, posibilitando que todas las fuerzas y agentes estén alineadas hacia el logro de objetivos comunes», indicó el Ayuntamiento. En la iniciativa también participan CENER, AH asociados y Obenasa, dentro de un consorcio europeo de más de 30 socios.

En este sentido, también «se están dando diferentes pasos» con la apertura de la primera oficina de información energética de Pamplona en el Museo de Educación Ambiental, el desarrollo de una comunidad energética (Arrotxa-E) o la rehabilitación de dos portales del Grupo San Pedro.

Los días 15 y 16 de septiembre, entre las 11 y las 14 horas, tendrán lugar unas jornadas de difusión con el fin de compartir con la ciudadanía estas herramientas «para potenciar su utilización». Para ello se colocará un stand en el barrio (en el entorno de las calles Juslarrocha y Urzainqui), donde se explicará a quienes se acerquen las herramientas disponibles (visor 3D y mapas interactivos), cómo funcionan y su finalidad.

EL VISOR

El visor 3D recopila información sobre los proyectos ya en marcha o previstos en materia de la transición energética hacia barrios autosuficientes y sostenibles. Entre otras, se puede encontrar información relativa a intervenciones de rehabilitación energética previstas en el barrio; técnicas innovadoras empleadas y/o estudiadas para implementar en algunos edificios; instalaciones de fotovoltaica previstas, conociendo su capacidad de producir energía y su funcionamiento; o actividades o proyectos medioambientales que se desarrollan en el barrio.

El visor es una herramienta abierta que, a través del proceso de intercambio de información en curso, pretende ir añadiendo todas las iniciativas existentes o previstas que diferentes agentes puedan estar desarrollando o pretenden impulsar.

LOS MAPAS INTERACTIVOS

Los mapas interactivos, a su vez, recogen e intercambian información sobre gasto energético y nivel de confort de las viviendas y lugares de trabajo del barrio; hábitos y necesidades de movilidad de la ciudadanía; e incidencias en tiempo real (cortes de calles, cortes de agua…), como sucede «durante el desarrollo de las obras de rehabilitación de edificios». En definitiva, esta herramienta «posibilita la construcción colectiva de una fotografía del barrio que recoja las vivencias y percepciones de las personas que lo habitan o lo viven».

«Cada persona, además de interactuar personalmente con la aplicación (con el móvil o con el ordenador o tablet), puede visualizar las aportaciones de las demás y ver, en todo momento, cuales son las problemáticas o demandas existentes. La aplicación es completamente anónima y ningún dato personal es compartido», añadió el Consistorio pamplonés.

Los resultados obtenidos servirán «para identificar nuevas oportunidades de intervención en el barrio». Por ello, tras un período de uso de la misma, «se analizarán los resultados obtenidos y se pondrá en marcha un proceso colectivo de creación de nuevas propuestas que puedan responder, desde la proximidad, a las cuestiones detectadas». Soluciones que «serán objeto de implementación y experimentación en el propio barrio para valorar su eficacia entre todos los agentes y proceder a implementarlas».


To Top