jueves, 20 enero 2022

Más de 2.400 empresas y autónomos reciben las nuevas ayudas por el Covid-19

Dentro de la convocatoria de subvenciones a la solvencia y reducción del endeudamiento, conocida como línea Covid de ayudas directas y gestionada en el segundo semestre de este año, se han concedido 47,45 millones de euros a empresas y profesionales. Así, el Gobierno foral ha ejecutado el 70,2 % de los fondos asignados a la región.

Redacción
Pamplona - 29 diciembre, 2021

El sector del comercio y hostelería ha recibido el el 58,4 % del importe total de las ayudas. (Foto: Maite H. Mateo)

El Gobierno de Navarra ha inyectado 47.459.949 millones de euros a 2.428 empresas y profesionales autónomos. Según informó el Ejecutivo foral en un comunicado, se enmarcan dentro de la convocatoria de ayudas a la solvencia y reducción del endeudamiento, conocida como línea Covid de ayudas directas, gestionada en el segundo semestre de este año.

El 80 % de estos fondos han recaído en pequeñas compañías, 1.787 beneficiarias unipersonales y 502 de entre dos y diez personas en plantilla, que componen el 98 % de las solicitudes. Así, han percibido un total de 38,08 millones de euros. Estos son los datos básicos del balance de la convocatoria, que fue presentado este miércoles por la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, y por el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Mikel Irujo en el Palacio de Navarra.

En total, el Gobierno foral ha ejecutado en forma de ayudas el 70,2 % de los fondos inicialmente presupuestados, que ascendían a 67,6 millones de euros. El Departamento de Desarrollo Económico y Empresarial ha tramitado un total de 3.355 solicitudes y se ha concedido subvención “a casi tres de cada cuatro solicitudes presentadas”. En total, 2.428 (el 72,3 %).

La línea de ayudas Covid ha cumplido la función de “paliar las pérdidas entre micropymes y profesionales, especialmente del sector servicios”. Pero compañías con más personas trabajadoras en plantilla también han accedido a las ayudas. En concreto, 126 empresas de entre diez y cincuenta trabajadores, a las que se ha concedido un total de 8,05 millones de euros, el 16,97 % de los fondos abonados. Por su parte, trece empresas de entre cincuenta y 250 trabajadores han accedido a 1,32 millones de euros en ayudas, el 2,79 % del importe total.

COMUNIDAD PUNTERA EN AYUDAS

La consejera de Economía y Hacienda destacó cómo Navarra, tras las comunidades cuya economía se basa en el turismo como Baleares y Canarias, “se sitúa a la cabeza de las que más dinero han sido capaces de destinar a su sector empresarial, dentro de lo asignado por el Gobierno de España“. Según Saiz, “eso habla a las claras del trabajo desarrollado por este Gobierno, en comunicación con el de España, muy sensible con la realidad que ha vivido el tejido empresarial de nuestra comunidad”.

Desde el Ejecutivo foral destacaron que Navarra “es de las comunidades que más dinero han sido capaces de destinar dentro de lo asignado por el Gobierno de España”.

Por su parte, el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial resaltó “la gestión digitalizada de la tramitación, lo que habla de la capacitación creciente de empresas y autónomos en esta herramienta, así como en la Administración Foral para atender y gestionar adecuadamente la convocatoria”.

Irujo también subrayó la colaboración en la gestión de la convocatoria de ayudas, “basada en el diálogo entre administraciones y entre departamentos del Gobierno, pero también en la colaboración público-privada, de la que merece la pena destacar el papel de la Confederación Empresarial de Navarra y la Delegación Territorial navarra del Instituto de Censores de Cuentas de España”.

REPARTO POR SECTORES

Respecto al balance por sectores de actividad, el 52 % de las empresas que han percibido ayudas pertenecen al sector de comercio y hostelería, a quienes se han otorgado ayudas por valor de 27,7 millones de euros, el 58,4 % del importe total. Le sigue el sector que agrupa otros servicios, en el que 379 empresas y profesionales del trabajo autónomo han accedido a 5,24 millones. El sector del transporte y comunicaciones se ha beneficiado de 4 millones de euros, con 165 empresas adjudicatarias.

El comercio y la hostelería han recibido 27,7 millones de euros, el 58,4 % del importe total.

En cuarto lugar figura el sector de las actividades financieras, jurídicas, de seguros y alquileres, del que 212 empresas han recibido 2,75 millones de euros. La relación continúa con las industrias manufactureras, que han recibido 2,03 repartidos entre 98 empresas; 43 compañías de la rama industrial del metal y mecánica de precisión, que se han beneficiado de 1,67 millones; 112 firmas de la construcción, que han percibido 1,5 millones; 454 personas titulares de explotaciones agrarias, que han accedido a 1,34 millones al ampliarse las bases; 25 empresas agrupadas en el IAE de agricultura, caza, silvicultura y pesca han obtenido 411.000 euros; 22 empresas del sector de actividades artísticas han recibido 339.000 euros; 15 empresas del sector de la energía, 275.000 euros; y, finalmente, cuatro del sector de la minería, 196.000 euros.

MODIFICACIÓN DE LA CONVOCATORIA

Las modificaciones a las bases de la convocatoria introducidas por el Ejecutivo, ampliación de sectores, destino de fondos y plazo de solicitud, han logrado movilizar 22,85 millones de euros, de los 47,6 millones finalmente concedidos. Entre las mejoras para llegar a mayor número de compañías figura el incremento de IAE beneficiarios de la convocatoria (ha supuesto el 18 % del grado de ejecución, con 8,6 millones de euros) y la inclusión de las explotaciones agrarias inscritas en el Registro de Explotaciones (1,34 millones).

Además, el cambio en el cómputo de los trabajadores ha supuesto una ejecución adicional de 7,3 millones de euros; la introducción de las pérdidas como gasto subvencionable, 2,1 millones de euros; y la modificación para considerar beneficiarias empresas con Base Imponible Negativa en 2019, 3,68 millones más.

En este sentido, el Gobierno de Navarra, con el impulso del Gobierno de España, aprobó a mediados de 2021 la convocatoria de ayudas, dotada con 67,6 millones de euros. En la adaptación navarra del plan estatal, el Ejecutivo Foral “amplió hasta en dos ocasiones el número de sectores y subsectores susceptibles de acogerse a las ayudas hasta abarcar un millar de actividades económicas distintas para poder llegar al mayor número de empresas posible”.

En septiembre, tras gestiones realizadas con el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, “aumentó las cuantías a percibir, abrió e nuevos supuestos el destino final de las ayudas y aumentó el plazo de presentación de solicitudes”. En lugar destacado de las actividades económicas beneficiadas figuraban actividades comerciales y turísticas, alquiler de maquinarias y locales, las profesiones relacionadas con la construcción, la docencia, la comunicación, la salud y las actividades agrícolas, ganaderas y forestares, entre otras.

Si las ayudas inicialmente iban destinadas exclusivamente al pago de deudas y pagos, la modificación de las bases introducida permitió incluir también la compensación de pérdidas contables entre el 1 de marzo de 2020 y el 31 de mayo de 2021. El importe, incidió el Gobierno navarro, “iba en función de las características de la empresa y de su tributación”. En concreto, 3.000 euros para aquellas que en su actividad aplicasen el régimen de estimación objetiva del IRPF. En el caso de compañías que declarasen una caída superior al 30 % en su volumen de operaciones con respecto a 2019, la ayuda variaba en función de la reducción padecida y del número de establecimientos y personal de la empresa. En estos supuestos, la ayuda cubre entre el 20 % o el 40 % de la caída de volumen de operaciones, con un mínimo de 4.000 euros y un máximo de 200.000.

La convocatoria también incluía a las empresas o profesionales que se dieron de alta entre el 1 de enero de 2019 y el 31 de marzo de 2020, o que hubieran estado de alta durante un periodo inferior al año en alguno de los dos ejercicios, así como a las empresas que realizasen modificaciones estructurales de la sociedad mercantil entre enero de 2019 y el 31 de diciembre de 2020 (con ayudas máximas de 3.000 euros para las que se les aplicara la estimación objetiva del IRPF y de entre 4.000 y 30.000 euros para aquellas en las que no se aplica esta estimación, en función del número de personas empleadas”.

Entra aquí para leer más sobre economía navarra.


To Top