viernes, 19 julio 2024

Más de 20 empresas ya participan en los programas formativos del SNE-NL con compromiso de empleo

Las ayudas dirigidas a que las empresas seleccionen y formen a sus futuros trabajadores prevén generar unos 450 empleos entre 2022 y mediados de 2024. Así se puso de manifiesto en 'Iniciativas de Formación para Empresas', un encuentro organizado por el SNE-NL en colaboración con Navarra Capital y la CEN. En la jornada intervinieron representantes de nueve compañías y asociaciones, quienes dialogaron sobre los logros y ámbitos de mejora de las acciones formativas que ya han materializado.


Pamplona - 1 junio, 2023 - 20:14

Carlos Adín expuso las oportunidades de estos programas formativos en el contexto actual. (Fotos: Víctor Ruiz)

No existen formaciones regladas para ser cajero, pescadero o carnicero. Por eso, supermercados como BM o Eroski tienen dificultades a la hora de encontrar estos perfiles, una problemática que también se extiende a otras empresas como Venta Peio, en este caso con un problema añadido: la despoblación de la zona fronteriza con Francia. En la misma línea, industrias como Grupo AN Exkal buscan diferenciarse de su competencia a la hora de captar mano de obra. Una necesidad que se extiende igualmente a empresas pequeñas de sectores como el transporte, la automoción, la construcción o la salud, por lo que muchas entidades sectoriales se centran en buscar soluciones a su situación.

Por eso, un importante número de compañías y organizaciones profesionales están abordando ese desafío en colaboración con el Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare (SNE-NL), a través de las convocatorias con compromiso de contratación. Entre 2022 y 2023, veintidós entidades han participado tanto en la convocatoria de ayudas a la formación con compromiso de contratación (dirigida a desempleados y que exige contratar a un 40 % de las personas formadas) como en la de realineamiento (destinadas a personas desempleadas o con empleo precario, cuya exigencia de contratación es del 20 %). Y las previsiones son prometedoras. En concreto, se espera que ambas vías generen «unos 450 nuevos empleos para mitades de 2024».

Miriam Martón (SNE-NL): «La formación con compromiso de contratación es una de las líneas que más intentamos potenciar»

Así se puso de manifiesto durante un encuentro organizado por el SNE-NL en colaboración con Navarra Capital y la Confederación Empresarial Navarra (CEN) que, bajo el título Iniciativas de Formación para Empresas’, reunió a representantes de nueve empresas y asociaciones para hablar sobre los logros y ámbitos de mejoras de estos programas de empleo. «La formación con compromiso de contratación supone una de las líneas que más intentamos potenciar desde el SNE-NL. Precisamente, nos ayudan a asegurar que los servicios que ofrecemos acaben donde tienen que acabar: en un empleo digno», valoró su directora gerente, Miriam Martón.

Por su parte, el director del Servicio de Desarrollo de Competencias Profesionales, Carlos Adín, hizo hincapié en la necesaria complementariedad de este modelo con la oferta educativa universitaria, de FP y del propio organismo: «El año pasado se jubilaron en la Comunidad foral unas 5.380 personas. Y los egresados de FP, universidad y nuestros cursos suman unas 8.000. No obstante, muchos de ellos deciden seguir estudiando, irse al extranjero o tomarse un año sabático. De ahí la importancia de esas 450 personas que van a ser empleadas, porque reducirán de forma significativa los cerca de 1.000 puestos que quedan sin cubrir anualmente en nuestra región».

Alegre, Vivar y Garcés abordaron durante la primera mesa las acciones formativas en la distribución.

El primer bloque de la jornada se centró en identificar alternativas para que las pequeñas empresas puedan acceder de forma conjunta a los fondos que la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (Fundae) otorga en este sentido. De hecho, los representantes del SNE-NL, la delegación navarra de Fundae y la CEN se mostraron «abiertos a recibir sugerencias sobre cómo mejorar la captación» de dichas ayudas.

Tras la presentación dio inicio la primera mesa de diálogo, centrada en el sector de la distribución y los centros de formación. Intervinieron Joaquín Garcés, socio consultor en ActimaMaría José Vivar, responsable del Área de Liderazgo y Trabajo en Equipo en ANEL; y José María Alegre, director de Rodoia. Cada uno de ellos relató brevemente los resultados obtenidos de los planes formativos con compromiso de empleo aplicados en BM, Eroski y Venta Peio, respectivamente.

Tras una experiencia de quince años, Garcés aseguró que el compromiso del 40 % de contratación «se supera con creces» en BM: «Algunos años se ha llegado a contratar al 90 % de las personas participantes. En este sentido, un punto clave para el éxito de esta iniciativa radica en hacer una buena selección de candidatos». Se trata de una apuesta que mejora con el tiempo, porque la filosofía de la cadena es «impulsar la promoción interna». Por eso, varios alumnos de cursos anteriores ya son responsables de sus secciones en distintas tiendas.  

Carlos Adín (SNE-NL): «Las 450 personas que conseguirán un empleo reducirán de forma significativa los 1.000 puestos que quedan sin cubrir anualmente en nuestra región»

Esta también es la experiencia de los programas liderados por ANEL en Eroski, donde la asociación forma a futuras contrataciones en los principios de la Economía Social dentro de los tres programas que organiza de acuerdo a las necesidades de las tiendas.

«Hace pocos días culminó uno de los itinerarios y, de las quince personas que lo terminaron, once fueron contratadas. Para nosotros es importante la comunicación constante entre ANEL y Eroski, así como la transparencia con el alumnado. Al fin y al cabo, queremos que se conviertan en socios de la cooperativa en el futuro», resaltó Vivar. Entre los temas a apuntalar para el futuro, la responsable de Liderazgo y Trabajo en Equipo de ANEL citó la importancia de optimizar las formaciones para atender a perfiles tan variados, con o sin cualificación.

En su turno, Alegre propuso ajustar el número de participantes y horas a las necesidades de cada empresa. «En el caso de Venta Peio, la situación geográfica y la alta rotación en la hostelería y el comercio nos afectaron. Aun así, vimos una ventaja clara. Cinco personas del último curso se desplazaban desde Pamplona, Sakana y Aoiz, con lo que estos programas pueden ayudar a paliar la despoblación en la zona». 

DIFERENCIARSE PARA CAPTAR TALENTO

El director de Rodoia también intervino en la segunda mesa de diálogo junto a Belén Hernández, directora de Recursos Humanos en Grupo AN, y Luis Ursúa, gerente de la Asociación Navarra de Talleres de Reparación de Vehículos (ANTRV). Todos ellos hablaron sobre las formaciones diseñadas específicamente para la industria.

Al hilo del problema de la despoblación, Hernández trajo a colación que su principal reto es conseguir «atraer al talento» en un entorno donde, además, existe una alta competencia. «Decidimos diferenciarnos. Cuando pusimos en marcha el proyecto, nos dimos cuenta de que no contábamos con suficientes formadores y de que, además, tenían dificultades. Por eso, nos centramos en incentivar a voluntarios suficientes para poder atender los cursos financiados por el SNE-NL. Hemos llegado a contratar hasta un 95 % de los participantes», detalló.

Alegre, Hernández y Ursúa dialogaron sobre la experiencia formativa en el sector industrial.

Acto seguido, Alegre narró la experiencia de Rodoia en el diseño e impartición de tres cursos en Exkal: «En la primera edición, que recibió 36 solicitudes para diez plazas, se contrataron a ocho personas. Exkal vio las ventajas y quiso hacer más formaciones, por lo que hemos implantado mejoras como ampliar las horas de formación para puestos que lo requieren. De hecho, el que dio inicio en noviembre ya ha cumplido su compromiso de contratación», celebró.

Ursúa trasladó otra mirada sobre estas experiencias, ya que los cursos abanderados por la ANTRV son de corte sectorial y no empresarial. De ahí que centrara su intervención en exponer retos como la duración de la formación, la captación de alumnos o el tipo de contratos que se formalizan: «Tenemos que impartir más horas de formación, pero a costa de arriesgarnos a que algunos alumnos la abandonen. Para nosotros, ha sido importante contar con una persona en plantilla que sondea las necesidades de las empresas para encajarlos en ellas».

LA INSERCIÓN DE PERSONAS VULNERABLES

La tercera y última mesa puso el foco en la inserción de personas vulnerables al mercado laboral a través de estas ayudas. Participaron en ella Natalia Aguirre, directora de Formación en la Asociación Navarra de Empresarios del Transporte por Carretera y Logística (ANET); Laura Azagra, responsable de Gestión Administrativa y Financiera en Amimet; y Emilio Lezana, gerente de la Fundación Laboral de la Construcción (FLC).

Aguirre coincidió con Ursúa en los desafíos en materia de talento a los que se enfrentan las asociaciones de pequeñas empresas. Y puso en valor cómo, con estos programas, les surgió la oportunidad de formar a mujeres en situación de vulnerabilidad para ser conductoras de autobuses. «Las principales dificultades con las que nos topamos en este sentido son las distintas certificaciones que tienen que sacarse por la Dirección General de Tráfico (DGT). Pero estas mujeres se han formado y sus expectativas de inserción son altas. Por eso, estamos trabajando junto al SNE-NL para facilitar su reincorporación», puntualizó.

Azagra, Aguirre y Lezana conversaron sobre las oportunidades para integrar a personas vulnerables en el mercado laboral.

Las convocatorias con compromiso de contratación también han supuesto un aliciente en la actividad de Amimet, cuya misión es generar empleo para personas con discapacidad. «Llevamos con esta convocatoria más de seis años. El numero de alumnos que hemos formado son setenta, de los cuales 34 han logrado un contrato y veintidós continúan en su puesto de trabajo. Así mismo, de la plantilla actual de AMIMET, el 14 % han entrado por esta convocatoria. Para nosotros es muy importante esta línea», ensalzó Azagra.

Por último, Lezana hizo hincapié en que su entidad ha conseguido que «el 100 %» de sus alumnos encuentren un trabajo cada vez que se han realizado las acciones formativas. Y aprovechó para destacar la necesidad de potenciar la colaboración entre asociaciones, sindicatos y la Administración: «Nuestro principal reto en la actualidad es trasladar a la sociedad que somos un sector fundamental y necesitamos mano de obra. Por eso, nos preocupamos por captar nuevos alumnos y que entren en empresas».

Entra aquí para leer más sobre empresa en Navarra.


To Top