jueves, 27 junio 2019

Millones de euros que vienen de Primera

Los estudios del impacto de otros clubes durante su primera temporada en la máxima categoría hablan de que Osasuna aumentará sus ingresos en cifras no inferiores a los 45 millones de euros

Redacción
Pamplona - 10 junio, 2019

El aumento de los ingresos ayudará a financiar las obras de remodelación del Estadio de El Sadar. (Fotos: estadiosdefutbol.com)

El aumento de los ingresos ayudará a financiar las obras de remodelación del Estadio de El Sadar. (Fotos: estadiosdefutbol.com)

Una información de Iranzu Larrasoaña para NavarraCapital.es

Osasuna ha cerrado una temporada en la que ha regalado satisfacciones inolvidables a la afición rojilla culminada con un campeonato y un ascenso a Primera División que, además, va a tener importantes consecuencias para la economía navarra y en los ingresos del club, sobre todo los provenientes de los acuerdos televisivos pero sin olvidar los derivados de los patrocinios y acuerdos publicitarios.

“Todavía es complicado hablar de cifras exactas”, comenta el periodista Rafa Aguilera, que apunta a que la clave de lo que gane Osasuna la próxima temporada estará en la firma de los acuerdos televisivos: “Todavía le queda por ingresar una parte del contrato de televisión de este año, que varía en función de la clasificación final”, explicaba.Los jugadores de Osasuna y el entrenador celebran el ascenso ante el Ayuntamiento de Pamplona.

El reparto del dinero de la televisión entre los clubes de LaLiga Santander y LaLiga123 no es equitativo. Para empezar, hay que tener en cuenta que el 90% de dichos ingresos se reparte entre los clubes de Primera División, mientras que los de Segunda solo perciben un 10%. Pero, además, solo una parte de esta proporción se reparte a partes iguales entre los equipos. En el caso de la primera categoría estaríamos hablando de un 50%, mientras que en Segunda este porcentaje asciende hasta el 70%. El resto del dinero se reparte al final de la temporada atendiendo a la posición final de cada club. Además, aunque es un criterio que este año no afecta a Osasuna, en el caso de la Primera División, no solo se tienen en cuenta los datos de la temporada finalizada, sino que también se valoran los de las últimas cinco temporadas. Atendiendo a este reparto el Club Atlético Osasuna podría recibir una cantidad que superaría el millón de euros. A modo de ejemplo, en el año 2016, el Alavés quedó primero en la clasificación de Segunda y recibió un premio de 1,8 millones de euros. Por su parte, el Leganés, como segundo clasificado, recibió 1,2 millones.

ENTRE 45 Y 55 MILLONES POR LOS DERECHOS TELEVISIVOS

Pero además de este premio, Aguilera destaca que “Osasuna ingresará la próxima temporada una cantidad que oscilará entre los 45 y 55 millones de eurospor los derechos televisivos. Para hacerse una idea de lo que representan estas cantidades para la economía rojilla, basta recordar que el presupuesto del club para 2019 recoge unos ingresos de 21,2 millones de euros y unos gastos de 19,6.

El 90% de los ingresos por los derechos televisivos se reparte, de forma desigual, entre los clubes de Primera División.

Es importante recordar que esta cifra tendrá un impacto directo en la fiscalidad navarra, ya que la Hacienda Foral percibirá el ingreso del IVA. Según los datos ofrecidos por la propia Liga de Fútbol, los equipos de Primera y Segunda División recibieron durante la temporada 2017-2018 un total 1.506,4 millones de euros en concepto de derechos televisivos, de los que 1.325,8 fueron destinados a la participaron en la máxima categoría. Para tener una referencia de cuál sería la cantidad mínima que ingresaría Osasuna, en base a estas cifras, habría que mirar hacia el  Girona, Leganés y Deportivo de La Coruña, que fueron los equipos que menos dinero percibieron aquella temporada, con cantidades que  varían entre los 43 y los 46 millones.

En los últimos años se han realizado estudios sobre el impacto económico que ha tenido el ascenso de determinados equipos a Primera División y que aportan unas cifras que podrían acercarse a lo que ocurrirá la temporada que viene con el caso navarro. En Eibar, una localidad del País Vasco que cuenta con algo menos de 30.000 habitantes y cuyo estadio, Ipurua, tiene 7.000 asientos, estimó el impacto de su primera campaña dentro de la máxima categoría, durante la temporada 2014-2015, en 59 millones de euros. En Girona, cuyo equipo se estrenó en Primera durante la temporada 2017-2018, fueron algo más modestos y hablaron de 22 millones de euros. Este dato coincide con el impacto que supuso el ascenso del Granada en 2011. Ese año, la Cámara de Comercio de Granada realizó su propio estudio y valoró el total del impacto económico en los 28,3 millones de euros (el 0,2% del PIB de la provincia). Pero hay que tener en cuenta que estas cifras corresponden a un estudio realizado hace ocho años, por lo que el aumento del IPC en este periodo supondría una cifra más cercana a los 32 millones. De una manera u otra, lo que está claro es que este ascenso beneficiará al club, pero también a la sociedad navarra, ya que se espera que el impacto económico del ascenso sea similar al de los casos mencionados.

PATROCINIOSOsasuna-San-Miguel-_2-1024x684

En abril de 2018 Osasuna anunció que la casa de apuestas Kirolbet iba a ser su patrocinador principal para las tres siguientes temporadas, aunque no se desvelaron las cifras del acuerdo. Su logotipo ya ha sido exhibido en las camisetas de los jugadores en la que acaba de terminar en virtud de un contrato que vence en junio de 2021. El director de marketing de Osasuna, Xabi Larraya, decía en la presentación del acuerdo que el club había conseguido incrementar sus ingresos por patrocinio (en la temporada 2017/18) un 38% con respecto a la anterior campaña en Segunda División (la 2015/16), y añadía que el objetivo para la siguiente –la actual- “tenemos el objetivo de crecer, como mínimo, lo mismo que este año en el caso de que nos quedásemos en Segunda División”.

Osasuna cuenta con la casa de apuestas Kirolbet como patrocinador principal hasta 2021, y también tiene acuerdos publicitarios con otras 11 empresas y entidades.

Claro que en el caso de lograr el ansiado ascenso a Primera, Larraya aseguraba que “nuestro objetivo de crecimiento –de los ingresos publicitarios- sería mucho mayor”. Por una parte, el contrato con Kirolbet prevé incrementos en las cifras que aporta la casa de apuestas en caso de ascenso, pero además, “teniendo en cuenta que actualmente estamos en una situación de liderazgo en lo que se refiere a los ingresos atípicos, los que no proceden de las televisiones, en Segunda División, estos objetivos constituyen un reto ambicioso, pero real. Un reto que habla de que Osasuna tiene unos ingresos potentes y unos cimientos sólidos”.

Otros patrocinadores, como la empresa de suministros industriales Selk, también continuarán apoyando al club la próxima temporada, al igual que Sagamovil, que suministra los vehículos oficiales de Osasuna. Su director general, Carlos Sagüés, señala que es un patrocinio derivado de la afinidad de la empresa con el equipo: “Compartimos valores, nosotros nos sentimos navarros y ellos representan a toda Navarra, estamos encantados con Osasuna y ahora que ha subido a Primera División ni te cuento”. El club también tiene acuerdos con Hummel, la marca danesa que suministrará la ropa deportiva hasta el 30 de junio de 2022, Euskaltel, Lacturale, CaixaBank, Coca-Cola, Clínica Universidad de Navarra, Seguros Acunsa, Construcciones y obras Victorino Vicente y cervezas San Miguel.Remodelación Sadar Osasuna

En total, unos importantes ingresos que van a ser muy bien recibidos por el Club Atlético Osasuna, que en las próximas semanas va a afrontar otro costoso reto: la remodelación integral del viejo estadio de El Sadar conforme al proyecto Muro Rojo, obra de OFS Architects y en el que también participan la constructora VDR, FS Estructuras e Inarq Ingenieros. Prevé un aforo de 24.481 espectadores, casi 6.000 más que ahora, lo que también se traducirá en un aumento de los ingresos al poder contar con más socios y con más entradas en la taquilla. Las obras, que en varias fases se extenderán hasta octubre de 2020, tienen un presupuesto de 16 millones de euros sin IVA para cuyo abono el club ha concertado un préstamo de 23 millones a 15 años a un 2% de interés, avalado por el Gobierno de Navarra. Osasuna destinará 16 millones a las obras y los 7 restantes a cancelar un préstamo que se garantizó con una de las parcelas que forman parte de la ciudad deportiva de Tajonar, que pasó a ser propiedad del Gobierno de Navarra cuando ayudó al club con motivo de la grave crisis financiera que estuvo a punto de provocar su desaparición.

Para saber más sobre la economía navarra… LEER AQUÍ


To Top