lunes, 16 septiembre 2019

Movilidad sostenible como gran (y tal vez única) oportunidad para Navarra

El autor considera que Navarra ya tiene todo lo necesario para ser líder mundial en un área que cambiará la forma de desplazarnos en los próximos años por lo que hace un llamamiento a la responsabilidad y el esfuerzo común de todos para lograrlo

Redacción
Pamplona - 28 enero, 2019

guzman-garmendiaEn política, por lo general, se tiende a buscar el lado negativo de cualquier cuestión, pasada, presente o futura, para utilizarla como arma arrojadiza durante el tiempo que sea necesario. El desarrollo económico no escapa de esta tendencia, y así, tanto los que reciben el testigo de gobierno con sus amplias quejas sobre la envenenada herencia, como los que cedieron ese legado afeando el estropicio a su labor, colaboran obcecada y voluntariamente a que una nebulosa cubra la senda de la innovación y no podamos ver más allá del presente, cuando en realidad, la única despreciada exigencia del exitoso horizonte es mirar un poquito más allá.

Navarra, y ya sí en clave positiva, tiene infinidad de posibilidades de futuro que, por su trayectoria pasada y su compromiso presente, componen un territorio con un alto índice de posibilidades de desarrollo futuro exitoso, de la misma forma que lo viene haciendo desde la década de los 60.

De esta forma, la presencia de multitud de aulas universitarias y educacionales, de las que salen centenares de profesionales de la más alta cualificación, sumado a la excelente calidad de vida que invita a asentarse en nuestro territorio, y complementado por el alto poder adquisitivo e importancia de las empresas ya radicadas, nos sitúan en un entorno privilegiado para el desarrollo económico, en el que tan solo nos faltaría más ambición y acierto en la elección del foco.

Según el último informe de Instituto de Estadística de Navarra -de acumulado de noviembre de 2018- la exportaciones que salen de nuestro territorio representan el 3,5% del total nacional, prácticamente el triple de lo que nos correspondería si la comparativa se hiciera con el volumen poblacional. De todos esos productos que distribuimos por el mundo, y siguiendo con la misma nota, el 28,5% son vehículos, el 13,1% son accesorios de estos últimos, el 4,3% son grupos electrógenos y el 4,1% son electrodos. O lo que es lo mismo, exactamente la mitad de las exportaciones navarras, contando sólo las primeras de la lista, están relacionadas con la movilidad o la generación eléctrica, lo que demuestra que algo debemos saber de los grandes hitos que se le presentan al mundo en su inmersión en la transición ecológica, la economía circular y la sostenibilidad.

Navarra no es China, pero no debemos infravalorarnos ni un ápice, demostrando que aquí, desde hace años, reside la materia gris y conocimiento de la movilidad sostenible

Por lo tanto, tal y como apuntábamos, la Comunidad Foral ya está más que preparada para afrontar el reto del futuro, el reto de la focalización en lo que se asoma como una enorme oportunidad para garantizar el bienestar y el desarrollo económico que lleva marcando esta tierra desde hace más de medio siglo.

Sin menospreciar otros sectores como el agroalimentario, que también se verán beneficiados por la especialización, es imprescindible acoger en una todas las posibilidades presentes en Navarra, dirigir la mirada de todos los estamentos sociales y políticas a un mismo punto, y colocar en el centro de la diana el objetivo de convertir el viejo reino en el territorio global líder en movilidad sostenible, lo que incluye diseño, innovación, generación eléctrica limpia, almacenamiento y si lo consideramos, también ensamblaje. Se trata de trabajar para controlar todo el proceso de  desarrollo de movilidad sostenible aquí, desde su concepción hasta su puesta en el mercado. Es nuestra oportunidad, es la oportunidad de Navarra, y no podemos dejarla escapar.

La movilidad sostenible será uno de los puntos que se traten en estas primeras "Jornadas de difusión y sensibilización energética" del Gobierno de Navarra.

Sin obviar que es un propósito ambicioso, muy ambicioso, cabe recordar que ya hay mucho camino recorrido. Una de las primeras piedras para este proyecto ya se puso allá por el año 1966 con la llegada de AUTHI a Landaben, a la que se sumó otro gran éxito en 1989 con la  creación de Energía Hidroeléctrica de Navarra – EHN, hoy, bajo otra marca, uno de los gigantes eólicos del mundo, e incluso debemos señalar los años 1952 y 1987, en los que se fundaron la Universidad de Navarra y la Universidad Pública de Navarra respectivamente.

ENTRE TODOS, ES POSIBLE

Todos estos hitos son ahora componentes de un caldo de cultivo que han propiciado que en nuestras cercanías nos encontremos, por ejemplo, el Centro Nacional de Energías Renovables – CENER, el Centro de Referencia Nacional en Energias Renovables y Eficiencia Energetica – CENIFER, o las sedes de las empresas líderes en renovables del globo, así como otras compañías, también navarras desde su creación, en posesión de múltiples patentes relacionadas con el ámbito eléctrico y de la movilidad, incluso aérea.

Es momento de dirigir la mirada de todos los estamentos sociales y políticas a un mismo punto, sin nebulosas ni complejos, y colocar en el centro de la diana el objetivo de convertir el viejo reino en el territorio global líder en movilidad sostenible

Recientemente, el Presidente de la automovilística responsable del éxito de las exportaciones navarras, el alemán Herbert Diess, señaló a China como país en el que se decidirá el futuro de su compañía, indicando, literalmente que ‘la innovación se está desarrollando cada vez más directamente en el gigante asiático, donde tecnologías como la movilidad eléctrica o la conducción autónoma ya están altamente desarrolladas’.

Navarra no es China, pero no debemos infravalorarnos ni un ápice, demostrando que aquí, desde hace años, reside la materia gris y conocimiento de la movilidad sostenible, y hacer de Navarra el territorio más atractivo a nivel mundial para desarrollar lo que sin duda revolucionará los desplazamientos en los próximos y cercanos años. Es nuestra responsabilidad. La Administración -con el Gobierno de Navarra a la cabeza- la totalidad de los partidos políticos, sindicatos, empresarios y, por supuesto, todos los navarros y navarras, debemos remar en el mismo sentido y demostrar al mundo que aquí está el conocimiento, el trabajo y la experiencia. Pongamos, cuanto antes, todos los ojos mirando al futuro, sin nebulosas, sin complejos, con ambición y con la fuerza de quién sabe que es posible.

Guzmán Garmendia
Parlamentario foral. Grupo Parlamentario Partido Socialista de Navarra

Para acceder a más opiniones de expertos sobre temas de interés económico o empresarial … LEER AQUÍ. 


To Top