miércoles, 24 julio 2024

Nabrawind instalará su nueva familia de torres eólicas en China, Sudáfrica y Namibia

La empresa navarra ha completado con éxito la evaluación de diseño y fabricación de la familia Nabralift 3.0, que incluye seis modelos diferentes. Además, el primer prototipo ya está operativo en un parque eólico de la localidad francesa de Le Portel.


Pamplona - 21 marzo, 2024 - 09:48

El montaje de la primera torre Nabralift 3.0 se completó a finales de 2023 en Le Portel, Francia. (Foto: cedida)

Nabrawind ha completado con éxito la evaluación de diseño y fabricación de su nueva familia de torres, Nabralift 3.0, así como el primer prototipo. El certificado de componentes fue emitido por UL Solutions y entregado este jueves en WindEurope 2024, en Bilbao. «La versátil familia de torres 3.0 incluye seis configuraciones diferentes, adaptándose a diversas alturas que van desde 100 metros hasta 200 metros, ideal para turbinas de más de 6 MW», apuntó la empresa.

El montaje de la primera torre Nabralift 3.0 se completó a finales de 2023 en Le Portel (Francia) como parte de un proyecto «en colaboración con la firma francesa Innovent e integrada con la turbina Vensys 3.8-126″, indicó la compañía.

Otro hito reciente para esta torre fue obtener la certificación de la adaptación del diseño genérico a una turbina específica (Vensys 126-3.8 MW, instalada en Le Portel), según explicaron desde Nabrawind: «Las adaptaciones para otras turbinas de 5-6 MW ya están en marcha».

Así, la nueva generación de torres Nabrawind ingresa al mercado eólico en un «momento estratégico», alineándose con la creciente tendencia hacia la instalación de torres eólicas que superan los 200 metros. «Actualmente, no existen alternativas técnicamente o económicamente viables para estas alturas que utilicen tecnologías convencionales basadas en soluciones tubulares de hormigón o acero. Este cambio de enfoque responde a la necesidad urgente de maximizar la captura de energía en áreas de viento bajo, lo que implica elevar significativamente la altura del buje», subrayaron desde la firma.

Algunas de las ventajas de la torre Nabralift 3.0 son «la reducción de costes, la instalación sin grúa, su carácter amigable con la logística y su respeto con el medio ambiente»

De esta forma, la tecnología de Nabralift incorpora en su versión 3.0 «mejoras identificadas en proyectos anteriores, logrando una reducción de peso, logística mejorada, montaje más eficiente y la capacidad de soportar cargas de turbina de más de 6 MW, con rotores que superan los 180 metros».

En concreto, todas las torres en la nueva familia comparten la misma pieza de transición y varían en el número de módulos en la estructura inferior (de cero a cinco). Los seis modelos resultantes ya han sido certificados por UL Solutions, según las regulaciones internacionales de energía eólica. «Otras ventajas que ofrece los nuevos modelos de torre son la reducción drástica de costes entre un 15 % y un 30 %; la instalación sin grúa; un carácter amigable con la logística; y el respeto con el medio ambiente, ya que las emisiones de gases de efecto invernadero se reducen en un 40 % en comparación con los conceptos tradicionales debido a la reducción en el uso de hormigón y ferralla en la cimentación», celebraron desde la firma. Así, Nabrawind instalará nuevas torres Nabralift entre 2024 y 2025 en Namibia, China y Sudáfrica.

PROYECTO LE PORTEL

Por su parte, Le Portel es uno de los primeros parques eólicos desarrollados por Innovent, donde cuatro turbinas de 750 kW han estado en operación desde 2001. Este parque ha sido rediseñado ahora por la empresa francesa con sede en Lille, reemplazando las turbinas antiguas por una torre de 3.8 MW. El parque está ubicado en un espigón artificial, lo que dificultaba mucho las labores de diseño y ejecución de una cimentación convencional. «El uso de la torre Nabralift ha resuelto varios de estos retos, reduciendo en más de un 70 % el hormigón necesario en la cimentación», puntualizó la compañía.

Para Nabrawind, el proyecto de Le Portel es un «buen ejemplo» de la circularidad de la actividad eólica: «Las cuatro turbinas antiguas están siendo recicladas; los componentes metálicos se están clasificando para ser valorizados en un 95 %; los componentes eléctricos como celdas de alta tensión se reutilizan como repuestos; y las palas de las turbinas, de materiales compuestos, se usarán como reutilización en mobiliario urbano o tendrán recuperación térmica mediante trituración para utilizarlas como combustible de cemento».

PROYECCIONES ECONÓMICAS

Este año, Nabrawind proyecta facturar entre 10 y 15 millones de euros. Como piedra angular de sus productos, la investigación y el desarrollo (I+D) impulsan la empresa, con veintiocho solicitudes de patentes, diecisiete de las cuales están publicadas y once ya concedidas. Cada patente concedida forma una familia, lo que resulta en un total de 43 patentes otorgadas en casi una docena de países, incluidos Estados Unidos, China, India, Brasil, Alemania, Dinamarca, Reino Unido, Suecia y España.

Además, la empresa exporta el 100% de su producción a nivel internacional, llegando a destinos como Estados Unidos, México, Francia, Dinamarca, China, Marruecos y Namibia.


To Top