sábado, 18 septiembre 2021

Navarra da la bienvenida a ‘ProWell’

Este curso ofrece una formación enfocada al desarrollo de entornos de trabajo más felices e inspiradores para el empleado sin renunciar a la productividad fue presentado recientemente en la Cámara de Comercio e Industria Navarra.

Redacción
Pamplona - 3 junio, 2019

De izquierda a derecha: Francesc Assens, Javier Morrás, Koro Cantabrana, Ana Armesto, Eva Blanco y Jaume Gurt. FOTO: Iranzu Larrasoaña

Información de Iranzu Larrasoaña para Navarra Capital

El proyecto ‘ProWell‘ para el desarrollo de entornos de bienestar en las empresas llegará a Navarra en los próximos meses. El viernes se presentó en la Cámara de Comercio e Industria Navarra con un encuentro en el que participaron siete ponentes relacionados con el mundo de las organizaciones saludables (Koro Cantabrana, directora de ‘ProWell’; Francesc Assens, socio fundador Dale Carnegie Spain y Gruptrobat; David Tomás, Cofundador y CEO de Cyberclick; Jaume Gurt, autor de Diseña tu futuro; Emilio Garrido, especialista en Psicología; Ana Armesto, Abogada en Derecho Colaborativo y Javier Morrás, especialista en Recursos Humanos). ¿Qué es la felicidad? “No nos ponemos de acuerdo en qué significa, pero no me importa. Me interesa trabajar en esa búsqueda para que cada uno encuentre la suya propia”, reconocía Cantabrana, directora de la iniciativa junto a Eva Blanco.

Cerca de 70 profesionales compartirán su experiencia con los participantes, que  podrán idear cómo generar entornos más felices.

Vamos a proporcionar herramientas digeridas para que los asistentes puedan ponerlas en práctica dentro de sus empresas”, explicaba Cantabrana. Aunque promete dar a conocer experiencias y no recetas, Morrás destacaba del programa que puede delimitar el camino a seguir para no caer en el “ensayo error”. Gracias a los cerca de 70 profesionales que compartirán su experiencia en ‘ProWell’, los participantes podrán idear cómo generar entornos más felices. “Esta transformación es necesaria. No se tiene que dar de la noche a la mañana, pero poco a poco tiene que ir calando”, advertía Cantabrana mientras ponía el ejemplo de la empresa Kodak. “Murió porque pensó que no necesitaba hacer ningún cambio en un mundo en continuo desarrollo”.

prowell-camara-navarra31-5-2019-35

El talento está buscando empresas dónde ser feliz”, señalaba Cantabrana mientras animaba a los asistentes a participar en ‘ProWell’, un curso que cuenta con 30 plazas. También hizo hincapié en la necesidad de formarse para saber favorecer este tipo de entorno que no solo beneficia al empleado y a la empresa, sino también a la sociedad. Un trabajador feliz llega a casa feliz”, enfatizaba.

¿Se puede ser feliz trabajando?”, se preguntaba Assens. “Sí, pero tenemos que saber adaptarnos a los cambios”, se contestaba poco después mientras remarcaba que esa adaptación tiene que estar presente también en la empresa. “Tenemos que evolucionar hacia lo que ahora se denominan organizaciones saludables”. En ese sentido, todos los ponentes estuvieron de acuerdo en que la percepción del trabajo para cada uno ha cambiado y va a seguir cambiando en los próximos años. “Ahora mismo nos encontramos con cuatro generaciones trabajando juntas y la preocupación social no es la misma”, remarcaba Assens. Antes trabajábamos por la supervivencia económica. Para las nuevas generaciones el sueldo es importante, pero valoran más la calidad de vida”.

Gurt: “No hay nadie que sepa sacar mejor provecho de su fuerza laboral que aquel que ama a sus trabajadores”

Gurt aportaba el dato de que en el año 2030 el 75% de la fuerza laboral estará constituida por millennials”.Para hacer una transformación como esta necesitas tiempo. No puede ser de la noche a la mañana”, advertía y señalaba hacia los cuatro elementos necesarios para ese cambio, “las personas, el liderazgo, la cultura y lo tangible”. Pero apuntaba al primero de estos elementos como el más importante a la hora de mirar hacia el futuro del trabajo. Los seres humanos serán necesarios hoy, mañana y siempre”, afirmaba con contundencia y añadía que “no hay nadie que sepa sacar mejor provecho de su fuerza laboral que aquel que ama a sus trabajadores”.

Emilio Garrido durante su intervención.

Emilio Garrido durante su intervención.

Tomás explicó durante su intervención que una de las cosas más importantes a la hora de generar ese clima de confianza dentro de la empresa es “contar con el propio equipo y pedirles información y feedback” y señaló que “a través de pequeñas acciones se puede tener una conversación muy distinta con los trabajadores”. “Una vez me pidieron un microondas y eso agilizó el tiempo de las comidas”, ejemplificaba. Armesto estaba de acuerdo con esta línea de trabajo y remarcó que “hay que apostar por generar una conciliación de intereses entre todas las partes”, una situación que llevaría “a un montón de personas a que se involucren en un proyecto común”. Por su parte, Garrido destacó que “dedicamos cerca de 8 horas diarias al trabajo”. “La salud emocional y el trabajo son dos ruedas de un mismo carro. Al final, hay un poco de egoísmo en todo esto porque tanto el empresario como el trabajador salen beneficiados”, aseguraba.

Garrido: “La salud emocional y el trabajo son dos ruedas de un mismo carro”.

Entonces, ¿sale rentable para el empresario apostar por el desarrollo de un entorno de bienestar para sus empleados? Morrás lo tuvo claro. Sí. “A un gerente lo convences con números y un trabajador en su casa supone pérdidas para la empresa”, explicaba mientras recordaba que esta nueva forma de trabajar también favorecela fidelización de buenos profesionales en una época en la que esa labor es complicada”.

Para más información sobre Prowell, LEER AQUÍ


To Top