miércoles, 21 octubre 2020

Navarra dará “importantes” ayudas a la hostelería

María Chivite convocó este domingo una rueda de prensa para dar a conocer nuevas restricciones, dirigidas a intentar contener el incremento constante de los positivos por Covid-19 en Navarra. El aforo de bares y restaurantes, que deberán cerrar a las 22:00, se reduce al 30 % en el interior de los locales y al 50 % en las terrazas; y el de los comercios minoristas, servicios profesionales, centros comerciales, hipermercados y grandes superficies, al 40 %. La presidenta confirmó que el Gobierno foral dará "ayudas económicas importantes" a la hostelería para amortiguar su crisis, tal y como el sector lleva meses reclamando.

Redacción
Pamplona - 11 octubre, 2020

María Chivite compareció este domingo en rueda de prensa para dar a conocer las nuevas restricciones. (Foto: cedida)

La presidenta de Navarra, María Chivite, compareció este domingo en una inesperada rueda de prensa para anunciar nuevas restricciones con el objetivo de intentar frenar la expansión del Covid-19. Una comparecencia que llegó apenas veinticuatro horas después de que el Departamento de Salud recomendara “autoconfinarse” durante el puente ante el aumento constante de los positivos registrado en los últimos días. El sábado volvió a darse un nuevo récord en la región, con 463 casos, y este domingo se alcanzaron los 546.

El grueso de las nuevas restricciones al ámbito empresarial se concentra en la hostelería y el comercio. Así, el aforo máximo de bares y restaurantes será del 30 % en el interior de los establecimientos y del 50 % en las terrazas. Además, estos negocios deberán cerrar a las 22:00 horas, con la excepción del servicio de delivery. Y los banquetes y celebraciones especiales, como bodas, bautizos o comuniones, solo podrán congregar a un máximo de doce personas dentro de los locales y dieciocho en el exterior.

“Estamos en un momento crítico. Pero si no logramos el objetivo, iremos a un escenario todavía más duro”.

Igualmente, el aforo de los comercios minoristas, servicios profesionales, centros comerciales, hipermercados, medias y grandes superficies se reduce drásticamente al 40 % (no se podrá permanecer en las zonas comunes salvo para el tránsito), mientras que en las reuniones en espacios públicos y privados no podrá haber más de seis personas.

Las medidas entrarán en vigor a la medianoche del día 13; se aplicarán, en principio, durante dos semanas; y se detallarán en la respectiva orden foral, que se publicará este lunes. “Estamos en un momento crítico, en el que necesitamos reconducir la situación (…) El crecimiento de los casos es ya generalizado en todas las comunidades y la globalidad de los países, no solo en Navarra. Y llegamos a esta segunda ola con unos datos que son malos. Durante prácticamente una semana mejoramos, con un descenso del 20 %. Y eso nos hizo pensar que podíamos cambiar la tendencia. Pero estos últimos días el crecimiento es mucho mayor de lo que cabía esperar. Por eso tenemos que dar un paso más”, explicó la presidenta, quien reconoció la existencia de brotes “en comuniones y bares”.

Las medidas entrarán en vigor a la medianoche del día 13 y se aplicarán, en principio, durante dos semanas.

Según Chivite, el ámbito privado y el ocio “son el principal foco de contagio” en esta “segunda ola”, que irrumpe después de que “empezara a bajar la curva de las incidencias” resultantes de las no fiestas.

Pero el planteamiento del Ejecutivo navarro va más allá, ya que pretende aplicar “un freno notable a toda la actividad no imprescindible” durante los próximos catorce días, especialmente a la interrelación social.

“La situación trasciende ya lo puntual de uno o varios municipios y la intervención debe ser global. Hay localidades en muy buena situación, pero tenemos un doble objetivo: mejorar donde la situación no es buena y establecer herramientas preventivas para los municipios que ahora están mejor. Si la ciudadanía cumple, esperamos estar con unos mejores datos en dos semanas. Pero si no logramos el objetivo, adoptaremos las medidas que haya que tomar e iremos a un escenario todavía más duro”, remarcó.

COMPENSACIONES

Por ahora, el Gobierno foral no prevé nuevos confinamientos en la región, aunque tampoco los descarta, y no aplicará restricciones a la movilidad de los ciudadanos. La presidenta añadió que, el próximo martes, los consejeros Manu Ayerdi y Elma Saiz se reunirán nuevamente con representantes de las principales asociaciones de hosteleros para concretar la puesta en marcha, “de la forma más inmediata posible”, de las anheladas ayudas directas que el sector lleva meses reivindicando.

“A Navarra no ha tenido que venir nadie a imponernos medidas. Nosotros las hemos tomado. Y, por cierto, son más restrictivas que las de Madrid”.

El montante económico de estas “será importante” e irá encaminado a “la supervivencia” de los negocios y a “impulsar su reactivación”. La reunión tendrá lugar tras la mantenida el pasado 24 de septiembre, que fue adelantada por NavarraCapital.es.

COMPARACIÓN CON MADRID

Chivite también valoró las recientes declaraciones del presidente del PP, Pablo Casado, quien calificó de “discrecional” la declaración del estado de alarma en Madrid, mientras el Gobierno central no actúa de igual manera en otras regiones como Navarra o Cataluña. A este respecto, la presidenta dijo que no va a hacerle “el juego político” ante el duro momento que atraviesa el país y salió en defensa del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

“A Navarra no ha tenido que venir nadie a imponernos medidas. Somos nosotros los que las hemos tomado. Y, por cierto, son bastante más restrictivas que las de Madrid. En Madrid se ha declarado el estado de alarma porque la comunidad no tomaba decisiones”, resaltó al tiempo que mostró su confianza en que las nuevas restricciones de la Comunidad foral no perjudiquen aún más a las empresas: “Si tomamos estas medidas hoy, es para que la afección a la actividad económica sea menor mañana”.

OTRAS RESTRICCIONES

Pero además de las aplicadas a la hostelería y el comercio, también hay otros sectores productivos afectados por las nuevas restricciones. Por ejemplo, los puestos de los mercadillos deberán encontrarse separados frontalmente por una vía de tránsito, que marcará el flujo de personas usuarias por el mismo y que garantizará que se pueda cumplir la distancia interpersonal de al menos 1,5 metros, teniendo al menos una anchura de 4,5 metros. Entre dos puestos contiguos, se colocarán elementos aislantes para mantener la independencia entre ellos o, en su defecto, contarán con una separación mínima de 1,5 metros.

Los cines, teatros y auditorios podrán operar con butacas preasignadas y siempre que no superen el 30 % del aforo máximo permitido (nunca más de cien personas).

Por otra parte, las academias y autoescuelas podrán trabajar de forma presencial, siempre que no superen el 40 % del aforo máximo permitido y garanticen la distancia de 1,5 metros entre personas. Y los gimnasios únicamente podrán operar con cita previa y será obligatorio el uso de mascarillas.

Además, los cines, teatros, auditorios, circos de carpa y similares podrán desarrollar su actividad con butacas preasignadas y siempre que no superen el 30 % del aforo máximo permitido. En todo caso, este no deberá exceder las cien personas.

Así mismo, los congresos, encuentros, reuniones de negocios, conferencias, eventos y similares podrán celebrarse siempre que no se supere el 30 % del aforo máximo permitido, con un máximo de cien personas. Y a los establecimientos de juegos y apuestas también se les establece el 30 %, así como la obligación de cerrar a las 22:00.

Finalmente, se prohíbe la venta de alcohol durante la franja horaria comprendida entre las 22:00 horas y las 8:00 horas, en todo tipo de establecimientos de venta al público e independientemente de la licencia con la que operen.

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra.


To Top