miércoles, 21 octubre 2020

Los hoteles de Pamplona prevén acabar 2020 con una ocupación del 10 %

El último trimestre del año puede ser la puntilla para algunos alojamientos de la capital navarra y su Comarca. Tras terminar septiembre con una paupérrima ocupación por debajo del 40 %, las proyecciones que la Asociación de Hoteles de Pamplona baraja para octubre, noviembre y diciembre se sitúan en unas cifras similares a las registradas en los últimos meses del estado de alarma: entre el 24 y el 28 % en octubre, entre el 15 y el 17 % en noviembre y entre el 9 y el 10 % en diciembre. Las ayudas directas son el último salvavidas al que pueden agarrarse en estos momentos.

Gorka Moreno
Pamplona - 8 octubre, 2020

Los hoteles están aplicando estrictas medidas de seguridad e higiene, pero muchos clientes temen al alto índice de contagios de Navarra. (Foto: Maite H. Mateo)

“¡Buenos días! Quería informarme acerca de cómo se encuentra el hotel. Estoy oyendo que van a confinar Navarra y quería saber si es cierto, si habrá restricciones para ir… Porque nosotros somos de Tarragona. En caso de prohibiciones, ¿qué soluciones da el hotel? ¿Facilita las devoluciones?”.

Han aplicado infinidad de medidas y protocolos de seguridad, se esfuerzan por dar el mejor servicio a pesar de la pandemia… Pero este es uno de tantos mensajes que los hoteles de la Comarca de Pamplona llevan meses recibiendo de forma constante. La mala imagen que se ha extendido a nivel nacional e internacional de la región está perjudicando de forma brutal a los alojamientos que rodean la capital navarra.

Como ya adelantó NavarraCapital.es, en julio apenas alcanzaron el 40 % de ocupación. Y en agosto tampoco mejoró mucho su situación, con un exiguo 44,5 %, debido en parte a la oleada de cancelaciones que siguió al veto de países europeos como Alemania. En el lado contrario se situaron los hoteles rurales, con un 84 y un 92 % respectivamente. El aislamiento y la tranquilidad que ofrece el medio rural sí sirvieron para contrarrestar los temores de muchos ciudadanos, al menos entre los españoles.

El rendimiento económico por habitación cayó de forma abrupta en septiembre. En el caso de Pamplona, pasó de los 62,7 euros de 2019 a los 23,9 de este año. En la Comarca, de 41,9 a 22.

Los datos de septiembre resultaron incluso más aciagos. En el centro de Pamplona apenas se logró un 37,3 %, con un precio medio por habitación de 61,4 euros, frente al 86,9 % de 2019 y los 72,1 euros de entonces. Y, en la Comarca, las cifras tampoco arrojaron un panorama más optimista. La ocupación fue del 39,3 %, contra el 73,6 % del año anterior, aunque el precio medio se mantuvo más o menos estable, algo por debajo de los 60 euros.

Más dramáticos todavía son los datos que recogen el rendimiento económico por habitación. Durante el mes de septiembre de este año, la cifra ascendió a 23,9 euros en el caso de los hoteles céntricos, frente a los 62,7 del ejercicio anterior. Es decir, mucho menos de la mitad (-61,8 %). Y en los emplazados en la Comarca, se pasó de los 41,9 euros de 2019 a los 22 de este ejercicio (-47,4 %). Por lo tanto, se desplomaron tanto la ocupación como la rentabilidad.

ÚLTIMO TRIMESTRE

Lo peor de todo es que la crisis no parece tocar fondo. De hecho, los próximos meses se antojan aún más duros para los 31 alojamientos que conforman la Asociación de Hoteles de Pamplona. Así lo evidencian las previsiones de ocupación que maneja el colectivo en estos momentos, con cifras casi idénticas para finales de año que las registradas durante el estado de alarma.

En octubre, noviembre y diciembre, los hoteles del centro vaticinan un 28,7 %, un 17,3 % y un 10,6 % respectivamente. Y los de la Comarca, un 24,1 %, un 15,1 % y un 9,6 %. Si los dos últimos meses del año ya solían ser duros para los hoteleros, este año se prevén demoledores. Porque, además, los eventos, congresos y encuentros profesionales, que ayudaban a generar cierta actividad extra en los alojamientos, se han visto claramente mermados por las anulaciones, aplazamientos y restricciones.

Sara Martínez: “El Gobierno foral está mostrando una buena predisposición. Pero si no actúa con ayudas directas, podemos vivir una auténtica hecatombe”.

“Nosotros estamos poniendo todo de nuestra parte, aplicando protocolos de seguridad muy exhaustivos y minuciosos. Pero desde el veto alemán, la situación no ha hecho más que empeorar”, analiza la presidenta de la asociación, Sara Martínez.

Como avanzó este medio recientemente, las principales asociaciones de hostelería están negociando posibles ayudas directas con el Gobierno foral. Pero el tiempo apremia. Y hay quienes ya ven en peligro la supervivencia de sus negocios: “No me gusta lamentarme ni quejarme. De hecho, todos los hoteles asociados intentamos mantener una actitud positiva ante la crisis, promover iniciativas conjuntas para superar esta situación… Pero los datos son terribles. El Ejecutivo últimamente está mostrando una buena predisposición para ayudarnos. Aunque si no actúa con ayudas directas, podemos vivir una auténtica hecatombe”, sentencia preocupada.

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra.


To Top