martes, 24 noviembre 2020

Navarra evalúa 35 proyectos de renovables y 32 más se presentarán en breve

El Gobierno foral está analizando veintitrés parques eólicos y doce fotovoltaicos, que supondrían una potencia instalada de 1.166,7 MW. Próximamente, además, se presentarán otras 32 solicitudes, de las cuales diecisiete corresponden a proyectos eólicos y quince a fotovoltaicos.

Redacción
Pamplona - 9 noviembre, 2020

Manu Ayerdi explicó este jueves las novedades incluidas en el texto legal. (Foto: archivo)

Un total de 35 proyectos de energías renovables están siendo evaluados actualmente en la Comunidad foral. Así lo explicó este jueves Manu Ayerdi, consejero de Desarrollo Económico y Empresarial del Gobierno de Navarra. En concreto, el Ejecutivo foral está analizando veintitrés de parques eólicos y doce fotovoltaicos, que supondrían una potencia instalada de 1.166,7 MW. De los 35, veintitrés ya fueron sometidos a información pública, un paso previo a la declaración de impacto ambiental y a su autorización administrativa (diecisiete eólicos y seis fotovoltaicos).

La suma de los diecisiete proyectos eólicos supondría un incremento en la potencia instalada total de 448,5 MW. Todos ellos se sitúan en la mitad sur de Navarra, siendo los más importantes el parque de Pestriz, en Buñuel, con una potencia de 49,5 MW; Volandín, en los términos municipales de Ablitas, Fontellas, Tudela y Murchante, con 45,6 MW; el parque Corral del Molino II, en Tudela, con otros 45,6 MW; y Valdetina, en las localidades de Pueyo, Tafalla y Artajona, que supone una potencia de 40 MW. El resto de propuestas presentadas incluyen potencias que oscilan entre los 5,8 MW del parque de Orkoien y los 38,4 MW de Cascante II.

Por su parte, los seis parques fotovoltaicos supondrían la instalación de una potencia pico total de 189,36 MW. El mayor proyecto es el de El Sasillo, en Cascante, con 50 MW. Le siguen Araiz, en Olite, con 49,4 MW; y Guardian, en Corella y Tudela, con 37,17 MW. A estos proyectos, y a los otros doce que todavía se encuentran en fase de análisis, se les sumarán “en breve” otras 32 solicitudes previstas, de las cuales diecisiete corresponden a proyectos eólicos (de 845 MW de potencia en total) y quince a fotovoltaicos (de 1.250 MWp). Una docena de estos deberá tramitarse a través del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, al tratarse de parques que superan los 50 MW o que afectan a dos comunidades autónomas.

En estos momentos, la Comunidad Foral cuenta con una potencia instalada renovable eólica y fotovoltaica de 1.251 MW. El grueso corresponde a los 51 parques eólicos en servicio, con 1.089 MW, a los que se suman otros más de 162 MW de energía fotovoltaica. Los nuevos proyectos, según el Ejecutivo foral, “prevén intensificar la apuesta de Navarra” por la consecución de los objetivos fijados tanto en el Plan Energético de Navarra-Horizonte 2030 como a nivel europeo, plano en el que se establece que el 50 % del consumo de energía total final deberá ser de origen renovable. A fecha de hoy, el último dato conocido es el correspondiente al 2018, situado en un 23,2 %.

NUDOS DE EVACUACIÓN

En la actualidad, Navarra dispone de tres nudos de 400 kV (Castejón, La Serna y Muruarte) y ocho de 220 kV (Cordovilla, La Serna, Muruarte, Olite, Orkoien, Sangüesa, Tafalla y Tudela). Para que el Gobierno de Navarra pueda autorizar un nuevo parque, ya sea eólico o fotovoltaico, el proyecto debe contar con los consiguientes permisos de acceso y de conexión, que concede el gestor de la red (Red Eléctrica en el caso de la Red de Transporte).

En junio de 2020, se aprobó a nivel nacional una serie de medidas en materia de energía que buscaban “regular la situación de las renovables en España, asegurando la continuidad de proyectos firmes y viables”. Para ello, estableció plazos para la presentación de nuevos proyectos, tanto para los que ya tenían permiso de acceso como para los que, habiéndolo solicitado antes del 25 de junio, no lo hubieran conseguido en ese momento. A su vez, esto permitió a los promotores la posibilidad de retirar solicitudes antes del 25 de septiembre, “sin la imposición de ninguna penalización”.

Esta nueva situación, según indicó el Gobierno foral, permitió que algunos de los nudos de evacuación de la Comunidad foral, cuya capacidad máxima ya estaba completa, volvieran a tener “cierto margen de maniobra”. De hecho, se presentaron renuncias por valor de 1.236 MW (387,37 que ya tenían permiso concedido de acceso y otros 849, en trámites de solicitud). A día de hoy, de acuerdo con los datos de Red Eléctrica, Navarra cuenta con 3.466 MW pendientes de puesta en servicio, que cuentan con permiso de acceso y conexión o solo con permiso de acceso. Además, existen otros 2.435 MW de solicitudes de acceso que todavía no cuentan con permiso.

Entra aquí para leer más sobre empresa en Navarra.


To Top