jueves, 20 enero 2022

Navarra tendrá que generar un 16,3 % más de energía renovable para 2030

Los objetivos de 2030 establecen la generación de al menos un 40 % del total de la energía por medio de renovables. En 2020, Navarra alcanzó el 23,7 %, según desglosó este lunes el consejero Mikel Irujo. Además, la electricidad obtenida por estas fuentes en la región equivalió al 53 %, mientras que en 2019 fue del 47 %.

Redacción
Pamplona - 27 diciembre, 2021

La electricidad generada con renovables aumentó un 6 % en 2020. (Foto: archivo)

Navarra redujo el consumo de energía final un 10 % el año pasado en comparación con los datos registrados en 2019. Esta cifra se desprende del Balance Energético de Navarra 2020, presentado este lunes por el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Mikel Irujo, y el director del Servicio de Transición Energética, Martin Ibarra.

En concreto, durante 2020 se consumieron 1.765.932 toneladas equivalentes a petróleo (teps), lo que supuso una reducción del 10 % respecto al año anterior. Teniendo en cuenta el consumo energético per cápita, cada habitante de Navarra consumió 2,67 teps. Esta cifra supuso un descenso del 10,53 % respecto al año anterior. Además, el consumo de energía final por PIB se situó en los 88,68 teps, un 2,2 % menos que en 2019.

Navarra redujo el consumo de energía final un 10 % el año pasado en comparación con los datos registrados en 2019.

“La parada de la actividad económica, obligada por la pandemia; el cierre de fronteras; y su vuelta progresiva y escalonada se dejaron sentir en el consumo de energía”, indicó el Gobierno foral. “Para que se produzca una transición energética correcta, que permita diseñar estrategias de energía, es necesario conocer y analizar la distribución y uso de la energía”, incidió Irujo. El consejero también destacó que la presentación de este balance es “un ejercicio de transparencia para que se pueda producir un empoderamiento ciudadano gracias a la difusión de estos datos”.

Uno de los datos más destacables de este balance es que “ha aumentado la presencia de la energía renovable en Navarra”. La electricidad generada por estas fuentes en 2020 equivalió al 53 %, mientras que en el año 2019 fue del 47 %. “Vamos por buena senda, se cumplen objetivos 20/20/20, pero queda mucho por hacer. Los objetivos de 2030 son, entre otros, la generación de al menos un 40 % del total de la energía por medio de fuentes renovables. En 2020 alcanzamos el 23,7 %. El modelo actual es insostenible. El reto es llegar a cumplir los exigentes objetivos del 2030 y salvar el planeta”.

CONSUMO POR SECTORES

El sector energético donde más bajó el consumo de energía en 2020 fue el transporte (-21 %), debido “al descenso de la movilidad derivado del parón económico debido a la pandemia y el cierre de fronteras”. Este parón obligado “también fue el motivo del descenso del 6 % que se produjo en el sector industrial”.

El último de los sectores energéticos en el que también descendió fue la administración y los servicios públicos, donde el consumo cayó un 12 %. “Los motivos los encontramos en la instauración del teletrabajo debido a la pandemia y en las acciones que se realizan desde las instituciones públicas para favorecer el autoconsumo y mejorar la eficiencia energética”, indicó el Ejecutivo navarro.

El sector que más consumió fue el industrial (37,80 %), seguido del transporte (34,38 %) y el sector doméstico, comercio y servicios (18,60 %).

En cuanto al sector que engloba el consumo doméstico, comercio y servicios, se produjo el mismo consumo que el año anterior: “La explicación a esto la hayamos en que el cierre del comercio y parte del sector servicios compensó el mayor consumo que hicimos en nuestra casa durante el confinamiento. Dentro de este sector cabe señalar el aumento del 19 % que se ha produjo en biomasa, lo que significa que se está iniciando el proceso de cambio de las calderas de gas y gasóleo a este material, mucho más sostenible”.

Por último, la agricultura fue el único sector donde aumentó el consumo, en concreto un 12 %. “El motivo principal de este incremento lo encontramos en que no se vio afectado por los cierres durante el confinamiento. Además, es uno de los sectores que menos actuaciones en materia de transición energética está realizando”, agregó el Gobierno foral.

En cuanto a representatividad, el sector que más consumió fue el industrial (37,80 %), seguido del transporte (34,38 %), y el sector doméstico, comercio y servicios (18,60 %). Los que menos fueron la agricultura (6,78 %) y la administración y servicios públicos (2,44 %).

El Departamento de Desarrollo Económico y Empresarial cuenta con varias líneas de ayudas, que suman cerca de 30 millones.

Durante el año 2020, tal y como ya informó Navarra Capital, también se produjo un importante aumento de las instalaciones solares fotovoltaicas de autoconsumo en Navarra. En concreto, se pasó de una potencia instalada de 11,4 MW a 24,6 MW.

Por otro lado, y con el fin de apoyar a que empresas y ciudadanos “puedan mitigar los costes de la energía”, el Departamento de Desarrollo Económico y Empresarial cuenta con varias líneas de ayudas que suman un total de cerca de 30 millones de euros.

Una de las líneas más importantes son las ayudas para instalaciones de autoconsumo y almacenamiento con fuentes de energía renovable, así como la implantación de sistemas térmicos renovables en el sector residencial, que cuenta con 12 millones de euros.

Entra aquí para leer más sobre economía en Navarra. 

Archivado en:

economía · Navarra · Energía · renovables · Mikel Irujo ·


To Top