domingo, 17 noviembre 2019

Atrapadas por la crisis, estancadas en el tiempo

Tal y como refleja El Espejo de NavarraCapital.es 2019, un tercio de las empresas forales afirma estar igual o peor que entonces. Las más afectadas son las micropymes, que a menudo no pueden afrontar los cambios acaecidos en el mercado, su endeudamiento o la llegada de nuevos competidores.

Irene Iriarte | Yosune Villanueva
Pamplona - 3 septiembre, 2019

La mayoría de las empresas navarras parece haber superado la crisis, pero los responsables de un tercio de ellas sostiene que todavía no se ha recuperado y continúa sin ver la luz al final del túnel.

Así lo puso de manifiesto El Espejo de NavarraCapital.es 2019, la primera gran encuesta realizada a empresas forales. Entre otros datos, la investigación constató que una de cada tres compañías dice estar igual (23,1 %) o peor (9 %) que entonces. “Hay algo más de un 30 % de empresas en nuestra Comunidad que se encuentra en una situación económica similar o peor que durante la crisis”, corrobora Eva Perujuániz, socióloga y autora de El Espejo de NavarraCapital.es 2019.

UNA REALIDAD: EL MERCADO HA CAMBIADO

Fernando San Miguel.

Fernando San Miguel, responsable de Estudios Económicos y Proyectos Europeos de la Cámara de Comercio de Navarra, participó en la encuesta de El Espejo de NavarraCapital.es 2019. Para él, estos datos reflejan que “en primer lugar, la crisis supuso un cambio en las condiciones de mercado, de precios, de clientes o entrada de nuevos competidores, que hace que las empresas sigan teniendo dificultades para mantener niveles de facturación previos a la crisis”. Por eso, las compañías afectadas “pueden seguir teniendo dificultades para hacer frente o adaptarse a todos los cambios que se dieron en el mercado”.

Otro de los factores que está influyendo en este fenómeno es el nivel de endeudamiento”, que sigue pesando “en algunas compañías” y tiene “un efecto importante” en los resultados económicos. “En estos diez u once años, algunos mercados están cambiando de manera muy acelerada debido al desarrollo de nuevas tecnologías, a la digitalización y la aparición de nuevos productos, servicios y competidores. Aquellas empresas que atraviesan dificultades son, además, las que tienen menor capacidad de reaccionar ante dicha competencia o de adaptarse a las nuevas necesidades y requerimientos del mercado, lo cual hace a su vez que tengan más difícil volver a una situación precrisis”, apostilla San Miguel.

En la Asociación de Jóvenes Empresarios de Navarra (AJE) son conscientes de esta realidad. Una parte importante de las empresas que la conforman no padeció los años más fuertes de la crisis (2008-2010), ya que cuenta con unos cinco años de historia. De modo que su nacimiento y desarrollo se ha llevado a cabo en el nuevo mercado, al que han sabido incorporarse. “El perfil de las empresas de AJE es el de una empresa pequeña, mycropyme en muchos casos, nacida en un entorno ya digital, tecnológico y globalizado, liderada por personas jóvenes, entusiastas y motivadas. Esto hace que sean empresas con gran capacidad de adaptación, flexibilidad y aptitudpara competir en mercados nuevos y exteriores“, explica su presidente, Javier Vidorreta.

JAVIER-VIDORRETA

Vidorreta, CEO de Vidorreta Design y pte. de AJE

“No quiere esto decir que las cosas sean fáciles, puesto que el mercado hoy en día es global y muy competitivo”, advierte Vidorreta, “pero sí creo que en AJE sabemos adaptarnos a las circunstancias y seguir creciendo pese a las dificultades del entorno y las situaciones complicadas que se presentan”.

LAS MICROPYMES, LAS MÁS AFECTADAS

El tamaño de las empresas es, según Perujuániz, “la variable que más influye en la situación económica (de estas), más que el sector de actividad”. Así, del informe se extrae que “el porcentaje de micropymes que está en una situación igual a la de la crisis es casi del 30 %. En el caso de las pymes, este porcentaje se reduce casi a la mitad, concretamente al 14,5 % y, en el caso de la gran empresa, al 12 %“. 

Más datos secundan este hecho, apunta la autora: “El 80 % de la empresa mediana está en una situación económica mejor o mucho mejor que durante la crisis. En el caso de la gran empresa se da un dato similar: un 75 % se encuentra mejor. En cambio, en la pequeña empresa sólo el 57,10 % afirma estar mejor”.

¿CÓMO SE PUEDE AYUDAR A ESE TERCIO DE LAS EMPRESAS?

Eva Perujuániz

En este repaso de El Espejo de NavarraCapital.es 2019, se pone el foco en cómo casi una de cada diez empresas ha padecido tanto los efectos de la crisis que sigue sin recuperarse, además de que dos de esas diez continúa exactamente igual que entonces: “Está claro, por tanto, que no todas las empresas navarras han salido de la misma manera ni con la misma contundencia de la crisis y es la empresa más pequeña la que podemos decir que está sufriendo la situación”.

No obstante, Eva Perujuániz apunta algunas alternativas para mejorar la situación de este tipo de empresas:

1. “Asociación-unión-fusión de empresas muy pequeñas dedicadas a servicios, productos similares o que formen parte de una misma cadena. No hay varitas mágicas. Lo importante es dar con la clave o, mejor dicho, con las claves del cómo. Ampliar mercado puede ser y seguramente es una vía. No obstante, la mejora de la competitividad es una ‘tecla’, si cabe, más importante. Pero si la situación económica es difícil, hablar de invertir en tecnología o innovación para mejorar se hace muy complicado para la pequeña empresa, cuando en algunas zonas el tamaño medio de las empresas es de cuatro trabajadores. Por ello, es importante la unión-asociación entre empresas, conformando entidades más grandes o grupos empresariales más fuertes para hacer más factible el avance tecnológico, la innovación y la mejora de la competitividad“.

2. “Explorar y ampliar nuevos productos y servicios, la 4.0 y los nichos de mercado en Navarra. Otro camino es abrir o ampliar mercados, productos y/o servicios. El sendero de la 4.0 puede ser una vía a seguir en lo puramente tecnológico, además de en la ‘explotación’ y utilización de la información del cliente y su ‘comportamiento’ de consumo para poder prever al máximo sus pautas y poder direccionar la actividad empresarial hacia ello. La S3 ya apuntaba algunos nichos de mercado en nuestro entorno más próximo: producción de intangibles con un potencial muy amplio de internacionalización o el espacio de la salud. Navarra, sin ir más lejos, es una de las Comunidades con mayores avances en materia de atención a personas dependientes”.

3. “Hacerles llegar las ayudas. Las empresas más pequeñas son las que más apoyo necesitan, pero las que más alejadas se encuentran de las instituciones. Las subvenciones y ayudas, por los requerimientos en cuanto a procedimientos, hacen que muchas veces no sean un instrumento útil para la pequeña empresa. Las asociaciones empresariales, las de zona, sector o las propias cámaras de comercio pueden constituir un importante apoyo a este tipo de empresas”.

Desde aquí, puede descargar el estudio ‘El Espejo de la empresa navarra 2019’

 

Para acceder a más noticias relacionadas con el mundo de la economía en la Comunidad foral… LEER AQUÍ.


To Top