Nuevo intento, el lunes que viene

lunes, 13 julio 2020

Nuevo intento, el lunes que viene

Mientras en la hostelería abrieron “cuatro y el del tambor”, principalmente aquellos que ya tenían el servicio de 'delivery', en el comercio lo hicieron entre el 15 y el 20 % de los establecimientos, aunque con un nivel de actividad reducido. El motivo: muchos aún se encuentran a la espera del material de protección o adaptándose a las nuevas normativas. En ambos sectores, confían en que las aperturas aumenten en la fase 1.

Jesús Jiménez
Pamplona - 4 mayo, 2020

Ángel María Miguel, de AM Peluqueros, reconoce que adaptarse a las condiciones sanitarias "ha sido duro". (Fotos: Víctor Rodrigo)

La teoría decía que muchas empresas de Navarra iniciaban este lunes la fase 0 de una desescalada que, si todo va bien, debería desembocar en la ya conocida como “nueva normalidad” a finales del próximo mes de junio. Sin embargo, la avenida de Carlos III, una de las principales arterias comerciales de Pamplona, parecía ajena a ese supuesto cambio producido en las últimas veinticuatro horas.

La mayoría de los establecimientos permanecían callados y cerrados a cal y canto en una mañana de fuerte sol. Un silencio que se extendía entre las personas que, educadamente, hacían cola frente a las tiendas de alimentación o los bancos. Solo allí la actividad no paraba e, incluso, parecía frenética en algunos momentos.

Inma Elcano (Comerciantes de Navarra): “Hay comercios que han abierto, pero no todos los que podían. Muchos se encuentran a la espera del material de protección”.

La avenida se inundaba, por lo tanto, de esa sensación de irrealidad en la que nos sumergimos de golpe y porrazo con la declaración del estado de alarma el pasado marzo. Y, además, ahí siguen las incertidumbres que acompañan a este tiempo extraño que nos ha tocado vivir.

Tal vez por eso mismo, porque son muchos los cabos sueltos y los temas pendientes, uno sospecha que los comercios, bares y restaurantes han decidido aplicar su propio programa de desescalada, dentro de los márgenes que permite la ley. Un pálpito que confirmó el secretario general de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Navarra (AEHN), Nacho Calvo, al asegurar que este lunes, dentro de su sector, iban a abrir “muy pocos, cuatro y el del tambor”.

Esos “cuatro” a los que hacía mención son, principalmente, bares y restaurantes que han añadido el servicio de take away al delivery que ya venían ofertando. Calvo adelantó, incluso, que “esta semana y las dos siguientes serán anodinas”. Mientras, esperan una respuesta a su petición de ampliar o completar los ERTE en función de la actividad que puedan tener a partir de ahora: “Es un factor clave para la supervivencia de nuestro sector”.

Iñigo Latasa, de Arqdecofactory.

Iñigo Latasa, de Arqdecofactory.

Así que en este estado de punto muerto, la gran mayoría de los hosteleros parecía optar por prepararse para la semana que viene, cuando al menos podrán atender sus terrazas, con un nivel de ocupación limitado al 50 % de su capacidad total. “De hecho, están desinfectando sus instalaciones o realizando la formación a la que obligan las autoridades”, añadió Beatriz Huarte, secretaria general de la Asociación Navarra de Pequeños Empresarios de Hostelería (ANAPEH). Por cierto, se mostró confiada en que “haya más aperturas la semana que viene”. Pero ambos desconocían con exactitud cuántos habían retomado su actividad este lunes.

OTROS NEGOCIOS

NavarraCapital.es recorría Carlos III a la búsqueda de otros negocios abiertos, al margen de bares y restaurantes. María Jesús Alonso, gerente de la Asociación Ensanche Área Comercial Pamplona, constataba que se habían registrado aperturas, pero principalmente de sectores no relacionados con el textil. “Han abierto más otro tipo de comercios y servicios porque, al final, la orden ministerial salió publicada ayer tan tarde que la mayoría de los comerciantes no ha tenido margen de reorganizar la apertura”, manifestó a Europa Press.

María Jesús Alonso (Área Comercial Pamplona): “La orden ministerial salió publicada tan tarde que la mayoría de comerciantes no ha tenido tiempo para reorganizar la apertura”. 

Entre los establecimientos que reiniciaron su actividad se encontraba AM Peluqueros. Su dueño, Ángel María Miguel, conversó con este medio mientras atendía a una clienta y remarcó que llevaba “bastante bien” este nuevo tiempo de desescalada: “Lo organizamos todo con tiempo. Además, la gente es muy consciente y comprensiva con todo este tema de las medidas de seguridad”.

Miguel reconocía,sin embargo, que adaptarse a esa normativa “ha sido duro”. Pero al mismo tiempo era algo anhelado, de ahí que “muchas peluquerías hayan abierto en cuanto les han dado la mínima oportunidad”. Un extremo que quedó de manifiesto, efectivamente, en el recorrido posterior.

José Mari Arizala, en Fritz.

José Mari Arizala, en Fritz.

Los establecimientos abiertos únicamente pueden atender bajo demanda. Es lo que sucedía a José María Arizala, propietario de Fritz, que aguardaba la llegada de un cliente con el que tenía concertada una cita. “Estamos trabajando, pero de aquella manera, sobre todo en tema de videoconferencias, retransmisiones de misas por Internet… Poca gente y poco trabajo”, resumía.

Algo similar ocurría a Iñigo Lacasa, socio de la inmobiliaria Arqdeco Factory, que estaba al pie del cañón para atender “temas de reforma e inmobiliarios”. Para cumplir con las normativas de seguridad establecidas, Lacasa había adquirido geles y mascarillas. Además, mantiene en todo momento las distancias de seguridad para minimizar cualquier riesgo: “Afortunadamente, nuestra tienda es amplia y no tenemos problemas al respecto”.

ULTIMANDO PREPARATIVOS

Precisamente, la adaptación a las estrictas normativas sanitarias hizo que muchos comercios no pudieran abrir este lunes. En concreto, Inmaculada Elcano, gerente de la Asociación de Comerciantes de Navarra, estimó una regreso a la actividad de entre un 15 y un 20 % en su sector, ya que “no todos los establecimientos que podían lo han hecho porque se encuentran a la espera del material de protección”.

Elisa Pascual, de El Rincón del Duende.

Elisa Pascual, de El Rincón del Duende.

Señaló a este respecto que, desde la publicación del plan por fases, “se ha incrementado notablemente la demanda y, por eso, no ha llegado a todos los que querían estar preparados para hoy”. A partir de la semana que viene, confía en que el número de establecimientos abiertos crezca de manera muy significativa.

En esa tesitura estaba Elisa Pascual, de El Rincón del Duende, una tienda de ropa para bebés. Ella confiaba en abrir este martes, cuando cuente con los geles y la mampara que piensa colocar, “sobre todo para evitar que se toque la ropa”. No obstante, este lunes ya atendía desde su tienda los pedidos que le llegaban, principalmente de “muchas chicas que están a punto de dar a luz y que se dan cuenta de que no tienen nada preparado”.

Entra aquí para leer más sobre el coronavirus en Navarra.


To Top