Los hosteleros piden margen para aplicar despidos "dolorosos, pero inevitables"

sábado, 8 agosto 2020

Los hosteleros piden margen para aplicar despidos “dolorosos, pero inevitables”

La Asociación de Hostelería y Turismo de Navarra diseña una batería de propuestas para combatir la crisis del sector, que aparecen recogidas en una circular a la que ha tenido acceso NavarraCapital.es. Por un lado, demanda flexibilidad para reestructurar las plantillas tras el estado de alarma. También solicita, entre otras medidas, una inyección de 10 millones y poder ampliar la duración de los ERTE por fuerza mayor medio año más.

Gorka Moreno
Pamplona - 14 abril, 2020

Una de las medidas que reclama el sector es la exención del pago por las terrazas. (Foto: Maite H. Mateo)

Muchos de ellos acumulan ya más de un mes cerrados. Los propietarios de bares, restaurantes y alojamientos saben que su sector será uno de los que más tarde en retomar plenamente la actividad, sobre todo por el riesgo de contagios en las distancias cortas y las restricciones a la libre movilidad de la ciudadanía. Quizás por eso estén especialmente inquietos y demanden medidas drásticas ante la crisis desatada por el coronavirus.

En las últimas semanas, la Asociación de Hostelería y Turismo de Navarra ha diseñado una batería de propuestas. Todas ellas se han trasladado tanto a las autoridades nacionales, a través de las federaciones a las que pertenece como Hostelería de España (bares y restaurantes), CEHAT (Hoteles) y FEEC (campings), como de las forales, durante reuniones mantenidas con los consejeros de Economía y Hacienda, Desarrollo Económico y Empresarial y la Dirección General de Turismo. A nivel municipal, también ha presentado medidas fiscales en los ayuntamientos de Pamplona y Tudela, partiendo de la premisa de que serían aplicables en “municipios más pequeños”.

Los giros y vaivenes acaecidos en los últimos días han propiciado que las iniciativas planteadas en un primer momento hayan variado “mucho”, del mismo modo que lo han hecho las respuestas de la Administración. En este sentido, la asociación navarra pone sobre la mesa cuestiones muy concretas, que considera cruciales para evitar la quiebra del sector.

1. REESTRUCTURACIONES TRAS LOS ERTE

Los hosteleros opinan que “se abusa del contexto de emergencia sanitaria” para condicionar el mercado de trabajo, no tanto durante el estado de alarma, sino en la fase posterior. Así, por ejemplo, reclaman eliminar el requisito de mantener el empleo durante un periodo de seis meses a partir del momento en que se reanude la actividad tras los ERTE por fuerza mayor. La economía española y, especialmente, el sector de la hostelería van a sufrir cambios profundos. Pretender que el parón económico no vaya a tener efectos más allá del estado de alarma o que la economía se reactivará sin más ajustes es estar profundamente equivocado”, señala la organización en una circular, a la que tuvo acceso NavarraCapital.es.

“Estas reestructuraciones permitirán ajustar el dimensionamiento de la plantilla a la realidad de una demanda menguada e implicarán despidos que, obviamente, se llevarán a cabo con arreglo a la legislación aplicable”.

Pasado el estado de alarma, las reestructuraciones de las plantillas serán una medida “dolorosa, pero inevitable” en muchas empresas. E ignorar esa realidad “constituye una negligencia grave”. “Estas reestructuraciones permitirán ajustar el dimensionamiento de la plantilla a la realidad de una demanda menguada e implicarán despidos que, obviamente, se llevarán a cabo con arreglo a la legislación aplicable. Pero permitirán salvar empresas”, apunta la asociación.

Por eso, el colectivo cree que poner impedimentos a las reestructuraciones, gravándolas con la penalidad añadida de tener que abonar las cuotas exoneradas, “no es en absoluto una buena idea”.

2. SEIS MESES MÁS DE ERTE

La Asociación de Hostelería y Turismo de Navarra pide también extender la duración del ERTE por fuerza mayor durante un período de seis meses más, a partir del momento en que se desactive el estado de alarma: “Durante este tiempo, el empresario debería poder reincorporar trabajadores en función de las necesidades y la reincorporación se debería poder hacer a jornada parcial en un primer momento”.

La organización recuerda que, conforme a la normativa vigente ahora mismo, el levantamiento del estado de alarma implica de manera automática el fin del ERTE por causa de fuerza mayor y, por lo tanto, el regreso de toda la plantilla. “El nivel de consumo inmediatamente posterior al levantamiento del estado de alarma no permitirá que la hostelería funcione al ritmo previo a la crisis sanitaria. Si la plantilla se reincorpora íntegramente a su puesto de trabajo, las empresas se encontrarán con un excedente de mano de obra y, dado que todo apunta a que la economía mundial habrá entrado en crisis, es muy probable que las empresas, forzadas por las circunstancias, procedan a despedir a la parte sobrante de mano de obra”, advierte.

“La reincorporación se debería poder hacer a jornada parcial en un primer momento”.

La opción de tramitar un nuevo ERTE “tampoco resulta recomendable”, dado que “no es una decisión inmediata o de aplicación relativamente rápida”. En circunstancias normales, la ejecución completa del proceso “puede tardar más de un mes”, tiempo en el que, en principio, los contratos de trabajo no se encuentran suspendidos. De modo que para salvaguardar el empleo lo máximo posible, la opción que ve más recomendable pasa por permitir que la plantilla regrese “de manera progresiva en paralelo a la recuperación del consumo”.

3. REDUCIR UN 28 % LOS MÓDULOS DE RENTA E IVA 

En el sector hay “numerosas” empresas familiares con una facturación anual “muy por debajo” de los 150.000 euros, que tributan en renta e IVA según una estimación objetiva por módulos. Este sistema de tributación ya tiene establecidos los importes de los módulos para 2020 en ambas categorías. “Pero con la crisis del coronavirus, tanto la facturación de las empresas como su beneficio se van a reducir significativamente. Y, por lo tanto, es de justicia reducir los importes de los módulos tanto en renta como en IVA, para ajustarlos a la nueva situación real”, demandan los hosteleros.

Los hosteleros ven necesario aprobar una reducción del 28 % en el importe de los módulos del IVA y la renta.

“Especialmente urgente” es la declaración de IVA por módulos del primer trimestre de 2020, que debe presentarse antes del próximo 1 de junio: “Los datos de módulos para esta primera declaración son los vigentes a 1 de enero. No obstante, la hostelería ha estado cerrada por obligación legal dieciocho días de un total de 91 en este primer trimestre, es decir, un 19,78 % del periodo trimestral. Y, además, ha estado también cerrada o con actividad casi nula durante los siete días anteriores a la declaración del estado de alarma, lo que supone un 7,69 % del periodo trimestral”.

En estas circunstancias, creen prioritario aprobar una reducción del 28 % en el importe de estos módulos; que en el segundo, tercer y cuarto trimestre, la reducción se condicione a los días efectivos de cierre… También ven “lógico y justo” que, con independencia de la regularización en función del número de días de cierre, se valore nuevamente la cuantía de los módulos, “reduciéndolos para aquellas fechas en que la actividad estará abierta al público, pero tendrá una drástica reducción de facturación y de beneficios”.

4. AJUSTES EN LA TRIBUTACIÓN 

Respecto a las deducciones por creación de empleo, el colectivo propone suprimir el requisito del mantenimiento o incremento de este para su efectiva aplicación en 2020. Así mismo, con motivo del “brusco descenso de la facturación y el mantenimiento de los gastos”, se van a generar en 2020 numerosas liquidaciones de IVA negativo. De ahí que plantee la posibilidad de presentar una solicitud trimestral de devoluciones de IVA y agilizar los plazos de esas devoluciones: “El problema es que la devolución del IVA negativo no se puede solicitar hasta enero de 2021 y, probablemente, se cobre en septiembre de 2021”.

“El problema es que la devolución del IVA negativo no se puede solicitar hasta enero de 2021 y, probablemente, se cobre en septiembre de 2021”.

En este ámbito, también sugiere la exención del pago del IVA, actualmente del 10 %, para incentivar el consumo y reducir la carga económica a los empresarios hasta diciembre de 2021 o, subsidiariamente, reducirlo “tal y como ya ha hecho Noruega”.

Respecto a la moratoria en el pago de impuestos como IVA, retenciones de IRPF, Impuesto de Sociedades o renta, la organización incide en que actualmente “solo se ha regulado el primer trimestre”. De modo que recalca la necesidad de hacer lo propio con las correspondientes a los meses siguientes.

Además, aboga por que las compañías puedan notar la compensación de las pérdidas que están soportando en el mismo ejercicio en que las sufren, es decir, en 2020. De ahí que sugiera aplicar varias medidas en las declaraciones por Impuesto de Sociedades y renta a realizar este año por el ejercicio de 2019: una deducción especial para hostelería y turismo, suprimir para 2020 el porcentaje de tributación mínima en el Impuesto de Sociedades y la reducción de tipos en este.

“El mayor problema es que, próximamente, se presentarán las declaraciones por impuesto de sociedades e impuesto sobre la renta del ejercicio 2019. Como 2019 ha sido un buen ejercicio económico para las empresas de hostelería y turismo, van a resultar cuotas muy altas a tributar por estos impuestos. No obstante, estas cuotas de tributación se tienen que pagar en un momento en que las empresas están con fuertes pérdidas y escasa liquidez”, alerta.

Es decir, se pretende que las cuantiosas pérdidas de 2020, que se declararán en 2021 y que comenzarán a compensarse en las declaraciones presentadas a partir de 2022, puedan deducirse como importes a cuenta en las de 2019, presentadas este año. El objetivo: “aliviar la liquidez de la empresas”.

5. MEDIDAS A NIVEL MUNICIPAL

Tres son las iniciativas planteadas a los ayuntamientos de Pamplona y Tudela, que no obstante ya han anunciado ayudas en este ámbito: exención de los pagos de la ocupación de la vía pública por terrazas, de la Contribución Urbana o IBI y del IAE.

6. COMPETENCIA “DESLEAL” Y REGULACIÓN

Ahora más que nunca, la Asociación de Hostelería y Turismo de Navarra ve necesario luchar contra la competencia deseal y la economía sumergida “de los alojamientos que, además de incumplir todas las normas, no aportan solidariamente a las arcas públicas para el mantenimiento del Estado de Bienestar”. 

Las sanciones para todos los alojamientos turísticos que no están reglados han de ser “tan duras que no merezca la pena incumplir la normativa”. “Todos estos años hemos sufrido una regulación severa sobre los establecimientos reglados, mientras que hemos visto cómo surgen nuevas formas de alojamiento o restauración ajenos a cualquier obligación o normativa. El sector necesita trabajar con las mismas reglas de juego para todos”, cuestiona.

7. GENERAR SENSACIONES

El “distanciamiento social” acompañará al sector cuando regrese a la actividad, de modo que será necesario intensificar la higiene y la comunicación de las actuaciones que se realicen en este sentido. Para ello, la asociación solicita una campaña generalizada de comunicación, “con la que el cliente obtenga una mayor sensación de seguridad”.

8. ARRENDAMIENTOS

Por otra parte, solicita ayudas para que los empresarios puedan asumir el gasto de los arrendamientos y una ampliación temporal de los contratos de estos meses de paralización, “sumándolos a los ya existentes”, de tal manera que no penalicen en la amortización de las inversiones hechas.

9. INYECCIÓN DE 10 MILLONES

Otra de las propuestas planteadas pasa por una inyección de 10 millones de euros “para mantener el tejido hostelero navarro”.

10. ORGANIZACIÓN DE EVENTOS

En este ámbito, la entidad solicita medidas fiscales de apoyo a la contratación de espacios para la organización de congresos, ferias, espectáculos musicales y eventos privados (actualmente, el IVA de estos espacios es del 21 %). Igualmente, reclama ayudas para la implantación de medidas sanitarias en estos actos.

11. PROPUESTAS AL DEPARTAMENTO DE TURISMO

Por último, reivindica propuestas “contundentes” para “la imprescindible y necesaria promoción de Navarra como destino turístico”, ante “la grave situación que se plantea” de cara al futuro.

Entra aquí para leer más sobre el coronavirus en Navarra.


To Top