sábado, 23 octubre 2021

Objetivo de temporada: no pasar inadvertido

La elegancia de los años 70 comparte protagonismo este otoño con propuestas como los colores más rabiosos, el terciopelo o los estampados florales XXL. ¿La clave para vestir bien? El traje gris para ellas y el negro para ellos. A partir de allí ya será cuestión de arriesgarnos con todo lo que viene.

Redacción
Madrid - 14 septiembre, 2019

La moda para este otoño supone una mirada a los 70. (Vestido XXL y traje de H&M).

Una de las propuestas más llamativas de esta temporada es la mirada a los 70. La moda vuelve su cara a una de las décadas más cautivadoras del pasado siglo y así encontraremos blusas con grandes lazadas, faldas por la rodilla, mangas abullonadas, botas altas y jerséis de cuadros que nos recordarán al estilo de mujeres como Jane Birkin. Firmas como Gucci, Burberry, Victoria Beckham o Chloé se han decantado por seguir esta tendencia que nos hace viajar a ciudades como San Francisco o al París posterior a mayo del 68.

La vuelta a los 70 es la tendencia del otoño (Estilismo de H&M).

En esa línea de elegancia, pero algo más sobria, nos encontramos con el traje gris de corte masculino. Lo vamos a encontrar en infinitas maneras, desde elegantes propuestas de chaqueta ceñida y larga a patrones más amplios que ‘sepultan’ a la mujer en metros de tela. Y ojo, que algunas firmas apuestan también por los grandes hombros, muy masculinos, que ensanchan el cuerpo. Esto lo veremos en Balenciaga, Saint Laurent o Louis Vuitton.

Los colores esta temporada van a brillar por su potencia. Y es que vienen fuerte los looks monocolor, con llamativos rosas, verdes, rojos… Y se ven en trajes y vestidos donde todas las prendas se impregnan de tonalidades con mucho carácter, que no dejaran a nadie indiferente. Si alguien pensaba que el otoño y el invierno eran el reino de los grises, negros y marrones, está claro que esta temporada nos saltamos esa norma a la torera.

El color irrumpe con fuerza en la colección de Zara.

Otra de las tendencias que nos muestra que este año alteramos las tradiciones de la temporada son las flores. Si en la naturaleza empiezan a decir adiós, en la moda van a sobrevivir durante los meses más fríos. Así, ya sea en estampados XXL, como es el caso de Alexander McQueen o Valentino, o en detalles, como el caso, por ejemplo de Giorgio Armani, las flores (sobre todo las rosas), van a ser una de las grandes protagonistas y no van a faltar en ningún armario femenino. Algo similar vamos a encontrar en las plumas, que también se presentan como un perfecto complemento de cualquier prenda. Sí, parece que nos encontramos en una primavera anticipada.

Pantalón de cuero propuesto por H&M.

Una de las estrellas de este otoño invierno es el pantalón de cuero. Regresan con fuerza para reclamar el trono del que hace tiempo se les echó, y lo cierto es que viene con un ejército de lo más poderoso y variado. Así, vamos a encontrar modelos de cintura alta, como podemos ver en Isabel Marant; otros de corte biker, como en Bottega Veneta, e incluso de corte pitillo, como en Hermès. Eso sí, quizás uno de los que más nos conquiste son los modelos en charol, como los que hizo desfilar Giambattista Valli… solo para las más arriesgadas.

La otra estrella van a ser las medias. Y es que se convierten en el accesorio del otoño invierno. No pasarán además desapercibidas, ya que las vamos a encontrar de todo tipo: lisas, de colores, con topos… Hagan sitio porque se acabó eso de ir con la pierna al aire.

Por último, la tendencia más ‘loca’ de los próximos meses tiene mucho que ver con la forma. Necesitaremos mucho espacio para lucir los vestidos extra grandes que plantean firmas como Roksanda, Carolina Herrera o Nina Ricci.

Otra de las prendas de abrigo que van a triunfar (o que por lo menos presentan de manera muy clara sus credenciales para hacerlo) son los chaquetones de pluma. Eso sí, olvídense de los clásicos chalecos de Uniqlo (que nunca está de más tener en nuestro armario). Este invierno se llevan largos, muy largos, casi por los tobillos. Y dejen volar su imaginación, ya que van a poder encontrarlos incluso en una variada selección de colores y formas.

Propuestas para ellos en Urban.

Para cerrar el capítulo de abrigos, no se olviden de un gran clásico: la gabardina. Eso sí, no se conformen con la que ya tenían. Y saben que parte del negocio de la moda es ir renovando y actualizando sus prendas, por muy clásicas que sean, así que este otoño el trench viene en formato extragrande. Se puede abrochar, pero la clave del estilo va a estar en saber anudársela bien a la cintura.

El traje siempre es un básico para los hombres y esta temporada no podía ser menos. Pero claro, quién nos iba a decir que acabaríamos vistiéndolo en tejido vaquero. Eso sí, que no se angustie nadie. Lo que realmente proponen firmas como Jil Sander o Jacquemus es renovar la idea del traje y pasarse a un dos o tres piezas en denim.

El terciopelo llega a los trajes (propuesta de Ralph Lauren).

Si hablamos del traje más clásico, entonces hablaremos del traje negro, ya que es la gran apuesta de la temporada. Hemos vividos años donde era casi imposible encontrarlos, en favor de propuesta en gris o azul. Pero el invierno de 2019 es del black suit: Emporio Armani, Versace, Prada, Dior Man, Dolce & Gabbana… y podríamos continuar el listado de firmas que lo presentan sobre la pasarela.

En cuanto a tejidos, si tenemos que destacar uno por encima del resto ese sería el terciopelo. Como en el caso de las mujeres, aporta un cierto aire setentero, sobre todo debido a la versatilidad que le han dado muchos diseñadores. Aunque, eso sí, triunfan sobre todo los trajes y las americanas en este material. Y miren el lado positivo: además es muy cálido.

La propuesta de la falda vuelve a estar presente, pero dudamos de que su aceptación en la calle vaya más allá de los clásicos trendsetters. En cambio, no serán pocos los que se hagan con alguna bufanda de rayas al más puro estilo Harry Potter o decidan abrir el bajo de sus pantalones (como ya hiciéramos algunos a principios de este siglo), para conseguir un efecto más relajado y perfecto si optamos por llevar botas, uno de los calzados de moda.

Reportaje para VanityCapital de José Luis Díez-Garde.

Esta temporada, no pueden faltar las botas en el armario (estilismo de Zara).


To Top