jueves, 7 julio 2022

Ocho cimas para conquistar en Navarra

También en verano. La playa no es la única alternativa acertada para esta época del año (en la que pronto entraremos). En un día soleado, la montaña puede ser tu mejor aspirina para gozar de la naturaleza, desconectar, respirar aire puro y bajar con las pilas cargadas. Durante este reportaje os traemos ocho cumbres propuestas por usuarios de la aplicación especializada en ciclismo y senderos, komoot, con las que subir a lo más alto.

Redacción
Pamplona - 28 mayo, 2022

De izquierda a derecha, y de arriba a abajo: Costalera, Irumugarrieta, Montejurra, Legunbe, Iruaitzeta, Beriain, Lóquiz y Peña Ezcaurre. (Fotos: cedidas / Komoot)

Ya sea por las vistas o por el reto que suponen, en Navarra las montañas ofrecen las mejores opciones para vivir de cerca la belleza de esta región. No es fácil decidirse por una. Por eso, desde komoot, aplicación especializada en ciclismo y senderos, han realizado una lista con la que ayudarnos a decantarnos cómodamente.

Irumugarrieta

La sierra de Aralar es un macizo calizo que se extiende entre Gipuzkoa y Navarra con alturas que superan los 1.400 metros. Al norte, la torre más elevada del cresterío de Las Malloas, está cubierto de hayedos y constituye la forma más bonita, aunque también la más dura de ascender a lo más alto de la sierra, es Irumugarrieta. También conocida como la Torre de Intza (en euskera y oficialmente Intzako dorrea). Se caracteriza por ser en prácticamente la totalidad de su extensión un gran macizo ondulado, que presenta zona kárstica, en la que se pueden encontrar gran número de hoyas, valles muertos, cuevas y simas.

(Foto: Andre, usuario de komoot)


Montejurra

Es una montaña de gran tradición en el pueblo navarro. Fue bastión y reducto de las tropas carlistas y desde 1939 se celebra en sus altos la romería a la ermita de San Cipriano. Cuenta con un sendero muy concurrido, con una media de encuentros muy superior a lo que ocurre en otras cumbres de una geografía tan variada como la de nuestra comunidad. Su envergadura abarca los valles de La Solana, San Esteban de La Solana y Condado de Lerín. Desde su punta se obtienen excelentes vistas de la Merindad de Estella y las sierras adyacentes.

(Foto: WernerB, usuario de komoot)


Beriáin

Como dice el cantante Pello Reparaz (Zetak) en su canción Errepidean (en la carretera): “Beriain zaindu Sakana” (Beriáin cuida Sakana). Su particular e imponente silueta hace de este macizo un lugar especial al que, sin duda alguna, merece la pena subir y una vez arriba disfrutar de sus magníficas vistas. No hay día del año que sacarle una foto no merezca la pena: “Una gozada de panorámicas. Difícil de superar por los alrededores”, afirma un usuario de la aplicación.

(Foto: Oscargynko, usuario de komoot)


Peña Ezcaurre

Peña Ezcaurre (Ezkaurre en euskera – Escarrués en aragonés) es un pico de los Pirineos occidentales, de 2045 metros de altitud, enclavado entre los valles de Zuriza y Roncal. Su pico se encuentra en la divisoria entre Aragón (provincia de Huesca) y Navarra. Es destacable su vertiente este, con paredes verticales de infarto que presentan una formación rocosa. La ruta común de ascensión parte en el Collado de Argibiela, también llamado Puerto de los navarros.

(Foto: Christian, usuario de komoot)


Costalera

Imponente y peligrosa: “Hay más de una trepada, que puede resultar complicada”, adelanta un montañero. Se trata de una cima de 1.233 metros de altitud, “preciosa” formada por dos pirámides calizas con paredes cortadas a pico que sobresale sobre los encinares. En el tramo final de ascensión hay que encarar un muro con ayuda de las manos que “no es complicado, pero el vacío encoge el ánimo”, asegura. Al llegar a la cúspide encontraréis un buzón de Manuel Iradier colocado entre 1950 y 1960 y un eguzkilore metálico con una placa instalada por Judimendiko Taldea en 2002. Las vistas de Álava y Navarra desde esta rocosa atalaya resultan “excepcionales”.

(Foto: Oscargynko, usuario de komoot)


Iruaitzeta

Volvemos a La Barranca (Sakana). Esta vez, al Ojo de Iruaitzeta. Dos espectaculares agujeros en la roca, y entre ellas una vertiginosa bajada con vistas al pueblo, ofrecen una panorámica de vértigo. Tras visitarlo, en línea recta, la ermita de Santa Marina es parada obligatoria. Desde aquí, la perspectiva de las sierras de Aizkorri y Aralar son “espectaculares”, recuerda un usuario.

(Foto: Oscargynko, usuario de komoot)


Legunbe

El ápice dispone de dos buzones, uno en la parte alavesa y otro en la navarra. Se encuentra en el confín de la sierra de Entzia, en el límite con Navarra, donde la serranía pasa a denominarse Urbasa. El macizo presenta grandes precipicios que caen hacia los pueblos de Egino (569 m), Ziordia (543 m) y Andoin (613 m). Además, en las proximidades del culmen, se halla una ventana natural denominada: Legunbeko Haitzuloa. Se trata de un recorrido “cómodo y agradable” para esos momentos en los que te apetezca pasear por un bosque en una zona kárstica como esta.

(Foto: Oscargynko, usuario de komoot)


Lóquiz

Es el pico que da cumbre a la Sierra. Está situada en el extremo occidental, en la vertical de Galdeano (546 m) y Artavia (470 m). La sierra ha conocido, como otras zonas de la montaña, la actividad del carboneo, que incluso fue llevada a la gran pantalla a través de la película Tasio. Enclavada en el centro oeste de la Comunidad foral se extiende desde los valles de Allín y Metauten hasta la muga con Álava.

(Foto: Paulo Etxeberria, usuario de komoot)

Entra aquí para leer más reportajes de Vanity Capital.


To Top