domingo, 17 octubre 2021

Pamplona cede una parcela al Gobierno foral para 36 viviendas de alquiler público

El vicepresidente y titular de Vivienda del Gobierno foral, José María Aierdi, y el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, formalizaron este martes un acuerdo de cesión de suelo municipal, en régimen de derecho de superficie por un período de 75 años. El inmueble, que se destinará a personas mayores de 60 años, será el más alto de España construido en madera.

Redacción
Pamplona - 8 junio, 2021

El edificio se ubicará en la calle de Río Alzania, en Azpilagaña. (Foto: cedida)

El Gobierno de Navarra, a través de la sociedad pública Nasuvinsa, y el Ayuntamiento de Pamplona firmaron este martes un convenio para promover un bloque de apartamentos de alquiler público en el barrio de Azpilagaña, destinados a personas mayores de 60 años. Concretamente, el edificio será el más alto de España construido en madera y se proyecta sobre una parcela de uso dotacional, cedida por el Consistorio pamplonés.

El Ejecutivo invertirá más de 6 millones de euros para construir un total de 36 apartamentos. El vicepresidente y titular de Vivienda del Gobierno foral, José María Aierdi, y el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, acompañados del director gerente de Nasuvinsa, Alberto Bayona, y la vicegerente de Urbanismo del Ayuntamiento, María Gay-Pobes, formalizaron en el Palacio de Navarra este acuerdo de cesión de suelo municipal, en régimen de derecho de superficie por un período de 75 años.

Aierdi y Maya destacaron “la colaboración institucional” que ha hecho posible que la promoción de este edificio se pueda llevar a cabo dentro del tejido de la ciudad.

Según informó el Ejecutivo foral, el consejero Aierdi y el alcalde Maya destacaron “la colaboración institucional” que ha hecho posible que la promoción de este edificio de apartamentos de alquiler protegido se pueda llevar a cabo dentro del tejido de la ciudad consolidada. Asimismo, resaltaron la importancia de este proyecto “como una herramienta para favorecer la inclusión y convivencia de las personas mayores en un entorno urbano de barrio, con acceso a servicios públicos, dotaciones o comercio de proximidad, como alternativa a otras soluciones residenciales en la periferia”.

El edificio proyectado por Nasuvinsa en la calle de río Alzania 18 contará con planta sótano, dos plantas bajas y nueve plantas superiores con 36 apartamentos de dos y una habitaciones y 68 y 52 m2 respectivamente. Tendrán zonas de uso común para comedor, salas de estar o de lectura y espacios polivalentes que se pondrán adaptar a distintos usos. La superficie construida total del edificio será de 5.000 m2, de los que 3.500 m2 se destinarán a viviendas y los 1.500 m2 restantes, a locales de uso común.

LOCALES DE USO MUNICIPAL

Tal y como contempla el convenio entre Nasuvinsa y el Ayuntamiento, el proyecto incluye en las plantas bajas dos locales de uso municipal con un total de 640 m2 útiles de superficie, que irán destinados a un servicio de jubiloteca y un centro comunitario de barrio. Estos locales tendrán un doble acceso, desde la calle río Altzania y desde la calle trasera peatonal. Esta distribución posibilitará que en el edifico “converjan diferentes usos inclusivos, tanto para las personas inquilinas de los apartamentos como para ofrecer servicio a los vecinos y vecinas del barrio de Azpilagaña”.

“El proyecto incluye en las plantas bajas dos locales de uso municipal con un total de 640 m2 útiles de superficie, que irán destinados a un servicio de jubiloteca y un centro comunitario de barrio”.

El proyecto de este edificio, redactado por el equipo de los arquitectos Javier Oficialdegui, Germán Velázquez y Jesús Mª Armendáriz, con la asistencia de la arquitecta de Nasuvinsa Maitane Zazu, ha sido concebido “desde los principios de inclusividad y amabilidad y contiene varios elementos innovadores”. Así, destacan la construcción del edificio en estructura de madera en las plantas en altura, la certificación Passivhaus de edificio de consumo casi nulo, el uso exclusivo de energías renovables para cubrir el resto de la demanda energética, la certificación Ilunion de accesibilidad universal o “la versatilidad del diseño interior de los apartamentos para su adaptación a diferentes usos o necesidades”.

Este proyecto forma parte del plan de vivienda de alquiler Navarra Social Housing, que impulsa el Gobierno de Navarra, con un total de 524 viviendas y un presupuesto superior a los 80 millones de euros. El 26 % de estas viviendas ya están finalizadas en los barrios de la Comarca de Pamplona de Mutilva, Ardoi y Erripagaña; otro 50 % está actualmente en construcción -entre las que se incluyen otras localidades como Tudela, Estella, Bera o Garralda- y el 24 % restante está en proceso de licitación. El Ejecutivo foral proyecta ampliar este plan a una segunda fase, dentro de su objetivo prioritario de aumentar el parque público de vivienda de alquiler.

Entra aquí para leer más sobre economía navarra.


To Top