martes, 30 noviembre 2021

Pamplona tiene potencial para generar el 76 % de su electricidad con paneles solares

Esa es una de las conclusiones que recoge el 'Mapa solar de la Ciudad de Pamplona', presentado este lunes por el Ayuntamiento de la capital navarra. Desarrollado por un equipo de investigadores de la UPNA, muestra cómo cuatro sectores de la ciudad tienen potencial para lograr una producción fotovoltaica que supere al consumo eléctrico. Y todo ello mediante la instalación de paneles solares en las cubiertas de los edificios.

Redacción
Pamplona - 24 mayo, 2021

La instalación de paneles solares en los edificios tiene un enorme potencial en Pamplona. (Foto: cedida)

El Ayuntamiento de Pamplona contempla, tanto en su Estrategia de Transición Energética y Cambio Climático 2030 como en su Estrategia GoGreen, que en torno al 40 % de su consumo de energía final provenga de fuentes renovables. Para favorecer la consecución de este objetivo, el Consistorio ha desarrollo el  ‘Mapa solar de la ciudad de Pamplona’, que en sus conclusiones recoge cómo la ciudad tiene capacidad para generar el 76 % de su energía eléctrica con instalaciones solares fotovoltaicas colocadas en cubiertas de edificios. Algunos barrios, incluso, pueden generar “más energía de la que consumen en un año”.

El mapa. según informó el Ayuntamiento en un comunicado, es un análisis del potencial de la ciudad para producir energía solar fotovoltaica (eléctrica) y energía solar térmica, de acuerdo con la radiación solar recibida. Como resultado, para cada cubierta de edificios residenciales, industriales o de servicios, se ofrece información sobre el área disponible para la instalación fotovoltaica o térmica, la potencia fotovoltaica de instalación y el potencial de generación de energía eléctrica y térmica mensual y anual.

Este estudio parte del ‘Diagnóstico energético de Pamplona’, presentado en 2020, que mostraba una radiografía de la ciudad en este ámbito. Un 56 % de la energía que se consume anualmente en la capital navarra está basada en productos derivados del petróleo, un 24,1 % en el gas natural, un 15 % en la energía eléctrica (de la que un 5 % tiene la consideración de renovable), un 4,3 % procede de otras fuentes renovables y un 0,3 % deriva de carbones. Por sectores, un 53 % de esa energía que se consume está ligada al sector del transporte, un 21 % es consumo residencial y un 14,2 % se vincula a la industria, el 7,7 % de la demanda está ligada a comercio y servicios y el 3,5 % del consumo está vinculado a la administración y los servicios públicos.

El concejal delegado de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad, Fermín Alonso, y el responsable de la Agencia Energética Municipal, Javier Zardoya, presentaron el mapa este lunes, desarrollado por un equipo de investigadores de la Universidad Pública de Navarra (UPNA), miembros del Instituto Smart Cities. El documento ofrece información para facilitar la planificación energética a nivel técnico o político y para tratar de facilitar la toma de decisiones a nivel particular (empresas, ciudadanía) y así acelerar el despliegue de estas tecnologías en la ciudad. La información disponible “es básica para el análisis de amortización de la instalación porque permite comparar el consumo que se realiza con la energía que se puede producir en esa cubierta o tejado”.

CONSUMOS Y POTENCIALIDADES

Considerando los datos de consumo del año 2019, se han obtenido las tasas de cobertura de la demanda eléctrica mediante energía solar fotovoltaica para los distintos distritos postales de Pamplona (unidad de referencia que analiza el estudio en lugar de los barrios), ya que es la única que permite tener información clara del consumo eléctrico. Para el conjunto de la ciudad, teniendo en cuenta un consumo total de energía eléctrica anual de 656.41 GWh y una posible producción fotovoltaica anual estimada de 502.65 GWh, se podría cubrir un 76.6 % del consumo eléctrico.

Teniendo en cuenta la población de Pamplona (201.653 habitantes en el año 2019, según el INE), la ratio de producción fotovoltaica anual asciende a 2492,63 kWh/habitante. Se ha comprobado que, en cuatro de los dieciséis distritos postales de la ciudad, el potencial de producción fotovoltaica supera al consumo eléctrico, destacando la elevada producción potencial del distrito postal que agrupa San Jorge, Buztintxuri y Landaben, que concentra la mayor parte del tejido industrial de la ciudad, y de otros que coinciden con barrios como Rochapea, Txantrea y Mendillorri. En términos de potencia, la potencia fotovoltaica pico que sería posible instalar si se cubrieran todas las superficies útiles de la ciudad, desde el punto de vista fotovoltaico, asciende a 466,91 MWp.

En relación con la cobertura térmica de la ciudad, teniendo en cuenta un consumo total anual de gas natural de 1.208 GWh y una producción solar térmica posible de 1.197,69 GWh, podría alcanzarse el 99,1 % de la demanda anual. En este caso, la ratio de producción térmica asciende a 5.939,2 kWh/habitante. Como en el caso de la producción fotovoltaica, el distrito postal que abarca San Jorge, Buztintxuri y Landaben destaca por su elevado potencial de producción de energía solar térmica.

En los edificios municipales, la tasa de cobertura actual del consumo eléctrico mediante energía solar fotovoltaica es del 0,9 %. No obstante, teniendo en cuanta el potencial estimado de producción fotovoltaicas de estos edificios (27,76 MWh), sería posible cubrir el 92 % de la demanda eléctrica municipal. Esto supone que la potencia fotovoltaica a instalar en los edificios municipales podrá ascender a 26 MWp, si se aprovecharan todas las superficies útiles desde el punto de vista fotovoltaico.

Analizando las cifras de consumo de gas natural y producción de energía solar térmica, actualmente se está cubriendo el 0,9 % de la demanda. Sin embargo, el potencial estimado de producción solar térmica de los edificios municipales es de 66,69 GWh, lo que supondría 2,6 veces el consumo actual de gas natural.

POSIBLES ACTUACIONES A FUTURO

El ‘Mapa solar de la ciudad de Pamplona’ recoge también cuatro actuaciones a futuro. La primera de ellas es el estudio de espacios públicos, como parques y zonas recreativas, con vistas a mejorar el porcentaje de la energía municipal consumida cubierta mediante la conversión de energía solar. La segunda tiene que ver con la mejora de los cálculos a partir de un modelo digital de superficie de mayor resolución espacial.

Una tercera actuación llevaría a analizar la energía recibida también en las fachadas de los edificios y sus implicaciones tanto sobre el consumo de energía no renovable como sobre el confort térmico y visual de sus habitantes. Por último, como cuarta línea de trabajo a futuro, se habla de la identificación de posibles ‘islas de calor’ en la ciudad, con pasos como mediciones meteorológicas en puntos fijos de la ciudad o mediante sensores dinámicos, análisis de encuestas y datos y generación de un mapa de permeabilidad térmica superficial de la ciudad, teniendo en cuenta el efecto amortiguador de la vegetación.

Este ‘Mapa solar de la ciudad de Pamplona’ supone un punto de partida para el eventual desarrollo de una normativa sobre el derecho al sol, que garantice el acceso de sus habitantes a la radiación solar desde sus viviendas, espacios de trabajo y espacios públicos. Este derecho adquiere una dimensión económica si se consideran las inversiones y los retornos esperados en los proyectos de generación descentralizada de energía y de autoconsumo.

AYUDAS PARA INSTALACIONES

El Ayuntamiento de Pamplona mantiene abierto, hasta el 31 de octubre, el plazo de presentación de solicitudes para la convocatoria de subvenciones para instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo. Este año, la cuantía de esas ayudas se ha incrementado en un 50 %, alcanzado los 30.000 euros. Y es que, en la pasada convocatoria, por primera vez, “se agotó toda la partida prevista tras financiar la puesta en marcha de ocho instalaciones”.

Entra aquí para leer más sobre economía en Navarra. 


To Top