viernes, 12 agosto 2022

Pamplona y la Cendea de Galar se intercambiarán medio millón de metros cuadrados

Pamplona prevé votar la operación en el pleno del 5 de mayo. El objetivo, según informó el Consistorio de la capital navarra, es "facilitar la gestión y ejecución de futuros desarrollos urbanísticos". En concreto, Pamplona aportará a la Cendea de Galar terrenos en la meseta de Donapea y el Garitón de Ripalda y recibirá, por otra parte, suelo de la zona de Cordovilla.

Redacción
Pamplona - 27 abril, 2022

El Ayuntamiento de Pamplona prevé aprobar el convenio en el pleno del próximo 5 de mayo. (Foto: cedida)

El Ayuntamiento de Pamplona y el Consistorio de la Cendea de Galar firmarán un convenio interadministrativo de colaboración para alterar los términos municipales de ambas localidades. En concreto, según informó el Ayuntamiento de la capital navarra en un comunicado, la línea divisoria de ambos términos municipales se modificará “desde el punto del meandro del río Elorz más próximo al instituto Donapea al oeste hasta el vial PA-32, que va desde la calle Sadar al polígono comercial de la Morea al este”. En total, el intercambio de terrenos para la alteración de los límites municipales afecta “a algo más de 566.000 metros cuadrados” de cada una de ambas localidades.

La línea límite propuesta se traza, dependiendo de las zonas, siguiendo “elementos físicos existentes, futuras infraestructuras ya proyectadas y límites parcelarios actuales, con el criterio de compensar las superficies que aportan ambos términos municipales”. Así las cosas, Pamplona aportará a la alteración 566.714 metros cuadrados, que ganará la Cendea de Galar, y esta 566.708 metros cuadrados, que pasarán a formar parte de Pamplona. La propuesta “se basa en motivos de conveniencia tanto económica como administrativa, con el objetivo de que cualquier futuro desarrollo urbanístico de las zonas afectadas (Meseta de Donapea o Garitón de Ripalda) sea coherente y proporcionado, tanto a la realidad física de la zona como a la realidad administrativa y funcional de la futura gestión de este ámbito territorial”.

La Gerencia de Urbanismo conoció este miércoles el contenido de ese convenio. En este sentido, se prevé que el Ayuntamiento de Pamplona lo vote en el pleno del próximo 5 de mayo, para después formalizarlo a través de la firma de ambos alcaldes. Los trabajos de redacción de la documentación técnica común para la alteración de los términos municipales los realizó el Consistorio de Pamplona, “mediante la coordinación de los servicios técnicos de ambos consistorios”. Por otra parte, la memoria técnica redactada será aprobada por ambos ayuntamientos y, posteriormente, se remitirá el expediente a la Dirección General de Administración Local del Gobierno de Navarra para su tramitación.

NUEVOS LÍMITES

La nueva línea divisoria, en el término de Donapea desde el meandro del río Elorz más próximo al instituto Donapea, se traza siguiendo la línea de afección del nuevo vial proyectado que une la carretera de Cizur (NA 7027) con la carretera de Esquíroz (NA 6001), por cuyo límite oeste desciende hacia el sur hasta la nueva rotonda prevista junto al colegio Izaga. Desde allí gira hacia el este, bordeando la zona edificada de Cordovilla y por la actual carretera de la Venta (Polígono AR-01) llega hasta la avenida de Zaragoza.

La memoria técnica redactada será aprobada por ambos ayuntamientos y, posteriormente, se remitirá el expediente al Gobierno de Navarra para su tramitación.

Tras cruzarla, siguiendo los límites catastrales de las parcelas edificadas en Cordovilla, se modifica el límite actual en el término del Garitón, trasladándolo hacia el norte, “adaptándolo en lo posible a la topografía” y a los límites de parcelas catastrales hasta llegar al vial PA-32, que une la calle Sadar con el polígono comercial de la Morea. Por su borde oeste desciende hasta encontrarse con el límite actual, que bordea ese polígono de la Morea.

Los suelos del término municipal de Pamplona que pasan a la Cendea de Galar se distribuyen en dos zonas: en el entorno de la meseta de Donapea y en el ámbito del Garitón de Ripalda, con 435.641 metros cuadrados y 141.073 metros cuadrados respectivamente. El suelo de las parcelas de la meseta de Donapea “tiene diferentes usos urbanísticos, todos ellos no urbanizables, tanto de protección (por su valor paisajístico y ambiental o por prevención de riesgos), como de preservación (con destino de forestal natural o infraestructuras)”. El suelo del ámbito del Garitón es urbanizable y con uso público universitario, incluido en el PSIS de la Universidad Pública de Navarra (UPNA).

La Cendea de Galar aportará a Pamplona 566.708 metros cuadrados en una sola zona en Cordovilla. Según el vigente Plan Municipal de la Cendea de Galar, todos los suelos afectados son urbanizables, excepto una parcela catastral que está clasificada como suelo urbano.

Este ámbito ya fue ordenado anteriormente por un PSIS, “si bien el documento fue declarado nulo por los tribunales en 2019”. Con posterioridad se iniciaron trámites para ordenar la zona a través de un Plan de Conjunto “que no ha llegado a término”. Ahora, con esta actuación, estos terrenos quedarán incorporados “íntegramente” en el término municipal de Pamplona.

Entra aquí para leer más sobre economía. 


To Top