viernes, 22 marzo 2019

Píldoras de innovación para el sector vitivinícola navarro

La Asociación Bodegas de Navarra (ABN) reúne a expertos que exponen ante los profesionales del sector diversas formas y fórmulas para “mejorar y diferenciarse” en un mercado cada vez más competitivo.

Redacción
Pamplona - 11 diciembre, 2018

La Asociación Bodegas de Navarra (ABN) organizó sus III Jornadas Vitivinícolas.

La Asociación Bodegas de Navarra (ABN) organizó sus III Jornadas Vitivinícolas.

La sede de la Asociación Bodegas de Navarra (ABN) ha celebrado recientemente sus III Jornadas Vitivinícolas, que fueron clausuradas por Isabel Elizalde, consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, y que aglutinaron una completa mañana de breves y a la vez ilustrativas ponencias. A lo largo de todas ellas, profesionales de distintas empresas y entidades explicaron fórmulas con las que se puede innovar en el mundo del vino, desde el embalaje al enoturismo avanzado, pasando por la aplicación de la realidad aumentada, el etiquetado para el control de temperatura, las certificaciones de sostenibilidad ambiental o la medición de sulfuroso en vino mediante métodos electroquímicos, entre otros.

El presidente de ABN, Santiago Labari, explicó que tras dos ediciones dedicadas a la búsqueda de nuevos mercados y a la internacionalización, estas III Jornadas Vitivinícolas, bajo el título de La innovación como herramienta para el desarrollo del sector vitivinícola, pretendían poner el foco en que “innovar no es sólo ser los primeros en hacer algo, sino buscar fórmulas, herramientas y elementos para mejorar y hacer más competitiva a nuestra empresa”.

“Tenemos que creer en nosotros mismos y necesitamos la innovación, que puede ser algo complejo en ocasiones pero también son cosas sencillas y más cotidianas del día a día, que nos hacen mejores y más competitivos”, concluía el presidente de ABN antes de dar paso a los expertos que intervinieron en la jornada, a la que asistieron una treintena de profesionales del mundo del vino, la tecnología o la investigación agroalimentaria.

ENVASES Y EMBALAJES

Jesús Pérez, director del departamento técnico de Cartonajes Santorromán, habló de Vanguardia, tecnología y procesos eficientes en la fabricación de envases y embalajes, y detalló algunas de las soluciones que esta empresa está ya implementando, como Till-End, un protector con nanopartículas para las plantas de vid, que sustituye al más habitual material plástico y es “biodegradable, resistente, de fácil montaje y respetuoso con el medio ambiente”.

A las jornadas acudieron diversos profesionales del sector.

A las jornadas acudieron diversos profesionales del sector.

Pérez habló también de Safety-Pack, su caja “para entre una y dos botellas de vino, destinada al comercio electrónico, fácil de montar, sostenible y con rejilla”, antes de esbozar las características de la etiqueta inteligente para el control de la temperatura y del intervalo prolongaado de tiempo a los que se ven sometidas las cajas de vino, detectando el umbral del momento del arranque de la oxidación. Una solución que Cartonajes Santorromán ha patentado y ha desarrollado con la colaboración del centro tecnológico NAITEC y sobre la que dio más detalles Silvia Zabala, representante del mismo.

Zabala explicó que han desarrollado “una etiqueta de un solo uso que se colorea de forma irreversible cuando la caja de vino se ha visto sometida a un abuso de temperatura, estableciendo para ello un umbral de alarma cuando se ha soportado una temperatura de 35 grados o más durante al menos 6 horas seguidas”.

Este sistema de control puede ser útil “para predecir problemas de corcho o de oxidación del vino”, detectables tanto “en bodega, como en las distintas etapas de transporte y almacenaje”, además de “aportar buena imagen al vino, dando garantías de calidad y fiabilidad ante el consumidor final”, apuntaba la investigadora de NAITEC. Esta etiqueta, precisó Silvia Zabala, “puede adaptarse a umbrales de alarma distintos, según el que prefiera cada bodeguero en función de sus criterios y del propio tipo de vino a controlar”.

REALIDAD AUMENTADA

Por su parte, Aarón Cabrera, también investigador del Centro Tecnológico NAITEC, mostró un nuevo Método de medición de sulfuroso en vino mediante elementos electroquímicos, que este centro ha desarrollado como alternativa complementaria a los habituales de Paul-Rankine y Ripper. Así, “mediante electrodos impresos por serigrafía, se puede controlar el nivel de sulfuroso de forma rápida (en apenas un minuto), barata (con un coste de entre 1 y 2 euros) y fácil, apretando un botón y empleando una aplicación en un teléfono móvil o tableta”, explicó Cabrera.

Estas III Jornadas Vitivinícolas continuaron con una interesante explicación de Santiago Ijurko, Project Manager de la empresa Ijurkoi SL, que habló de la Aplicación de la realidad aumentada en el mundo del vino. Ijurko relató que “cada vez es más amplio el número de empresas que utilizan esta tecnología para vender cosas que nos hablen a clientes y consumidores”.

Diversos profesionales presentaron formas y fórmulas para mejorar y diferenciarse.

Diversos profesionales presentaron formas y fórmulas para mejorar y diferenciarse.

Sobre lo que puede llegar a hacerse con una botella de vino y la realidad aumentada, Ijurko puso ejemplos como “mostrar vídeos promocionales de la bodega, una visita virtual o controlar la correcta inclinación de la botella al servir el vino”. Se puede establecer una “relación de juego, de vender experiencias a través de la etiqueta del vino y hay muchas aplicaciones y empresas que ya lo están haciendo, de múltiples formas”, explicó el representante de Ijurkoi SL.

Tras la pausa para un café, Trinidad Márquez, responsable Técnica y de Medio Ambiente de la FEV, intervino en estas jornadas con una presentación que llevaba por título Esquema de certificación: Wineries for Climate Protection (WfCP). En ella, explicó que “la estrategia en materia de sostenibilidad de la Federación Española del Vino atañe a todos los departamentos, porque el sector del vino es muy vulnerable al cambio climático” y constituye “una apuesta obligatoria para garantizar la viabilidad a futuro”.

El sector en España tiene capacidad para ser líder en sostenibilidad y lucha contra el cambio climático y sobre ello trabaja la FEV, llevando a cabo varias acciones, “una de ellas el certificado ‘Wineries for climate Protection’ (WfCP), que sirve para poner en valor las mejoras implementadas en las bodegas en este campo de la sostenibilidad, con una auditoria exterior”, recordaba Márquez.

“La certificación WfCP está orientada a la mejora continua y a la sostenibilidad de las bodegas, actuando en cuatro pilares fundamentales: reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), gestión del agua, reducción de residuos y eficiencia energética y uso de energías renovables”, recordó la representante de la FEV.

EL MERCADO

Por su parte, Guillermo Ibarra, de Adastra Ventures, al hablar de Búsqueda de oportunidades de financiación para proyectos de innovación, expuso instrumentos de financiación para acompañar las ideas de innovación y poder llevarlas a cabo. Para ello, desde Adastra Ventures diseñan “una estrategia previa, ya que cada etapa puede tener su propia financiación, no solo pública sino también privada”.

Ya por último, Sergio Martínez Berriobeña y Alfredo Ruiz, socio directores de Commercial Criterio, hablaron sobre las Oportunidades y retos del enoturismo avanzado.

Entre los temas estaban la financiación y las oportunidades y retos del enoturismo avanzado.

Entre los temas estaban la financiación y las oportunidades y retos del enoturismo avanzado.

A su juicio, “el enoturismo es muy rentable si se trabaja bien, ya que genera empleo y riqueza distribuida”. Para conseguirlo, plantearon “un método que pasa por conocer bien al cliente objetivo a través de 7 líneas de acción: segmentar y conocer a los que queremos que vengan a nuestra bodega, diferenciarnos, no complicar el mundo del vino, fidelizar, ser conscientes de que la competencia no es el enemigo, diseñar y poner en marcha enotiendas rentables y llevar a cabo una comunicación de 360 grados”.

La Asociación de Bodegas de Navarra contó, para el cierre de estas III Jornadas Vitivinícolas, con la presencia de la consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra, Isabel Elizalde.

Elizalde destacó “la importancia de la innovación” para este sector y se refirió a EVENA (Estación de Viticultura y Enología de Navarra) como “la apuesta para ser el instrumento para hacer innovación, un espacio de referencia donde trabajar este campo”. En su discurso de clausura, la consejera subrayó también “la necesidad de que contemos lo que somos y lo que tenemos, porque a veces nos quedamos cortos”. “Nuestros vinos son únicos y tenemos que decirlo más”, concluía Isabel Elizalde.

Una información de Xabier Sagarzazu para NavarraCapital.es

Para acceder a más información sobre la industria del vino… LEER AQUÍ. 


To Top