jueves, 28 enero 2021

Prohibida la cría de aves al aire libre para controlar la gripe aviar

Las medidas impuestas por el Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente entraron en vigor este martes y se aplicarán en las explotaciones avícolas de las áreas de Irurtzun, Pamplona, Estella, Tafalla y Tudela.

Redacción
Pamplona - 15 diciembre, 2020

Hasta el 15 de enero, queda prohibida la cría de aves de corral al aire libre en Irurtzun, Pamplona, Estella, Tafalla y Tudela. (Foto: cedida)

El Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente fijó diferentes medidas preventivas y de bioseguridad frente al virus de la influenza aviar en las explotaciones avícolas situadas en varias comarcas de Navarra. En concreto, se trata de las correspondientes a las oficinas de pecuarias de Irurtzun, Pamplona, Estella-Lizarra, Tafalla y Tudela. Estas medidas entraron en vigor este martes y se mantendrán vigentes el 15 de enero de 2021, fecha en la que “se realizará una nueva evaluación del riesgo epidemiológico”.

El Departamento explicó que “cuando no sea posible” prescindir de esta práctica,  “la autoridad competente podrá autorizar la colocación de telas pajareras o de cualquier otro dispositivo que impida la entrada de aves silvestres”. 

La resolución establece que, “de modo general”, queda prohibida la cría de aves de corral al aire libre, así como darles agua procedente de depósitos a los que puedan acceder aves silvestres. Adicionalmente, en el texto se recomienda a los productores “extremar las medidas de bioseguridad en las explotaciones de cría de aves de corral de cualquier tipo, minimizando las visitas a las instalaciones y aplicando protocolos de limpieza y desinfección a vehículos y personas”.

La activación de estas acciones, según indicó el Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente en un comunicado, se debe a que “a lo largo de 2020 se han detectado en países del norte de Europa diferentes focos de influenza aviar del subtipo H5N8 en aves cautivas, de corral y silvestres, tratándose de zonas que forman parte de las mismas rutas migratorias de aves que atraviesan Navarra”.

A esta “situación de riesgo” se sumó en los últimos días la detección de focos en Cantabria y en el sur de Francia. “Aunque desde el pasado mes de octubre los productores ya han sido informados para que adopten medidas de prevención, el aumento del nivel de riesgo ha motivado la adopción de estas medidas de obligado cumplimiento”, destacó.

El virus causa enfermedades “de carácter sistémico y extremadamente contagiosas, con una elevada mortalidad en 24 horas en las explotaciones avícolas comerciales”.

Según el análisis del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), el riesgo es “bajo” en las explotaciones avícolas situadas en las comarcas correspondientes a las oficinas de Elizondo, Doneztebe, Sangüesa y Ochagavía. Sin embargo, para el resto zonas “se detectan niveles de riesgo mayores”.

La resolución establece que, “cuando no sea posible” prescindir de la cría de aves de corral al aire libre, “la autoridad competente podrá autorizar la colocación de telas pajareras o de cualquier otro dispositivo que impida la entrada de aves silvestres, siempre que se alimente y abreve a las aves en el interior de las instalaciones o en un refugio que impida la llegada de aves silvestres y evite el contacto de estas con los alimentos o el agua destinados a las aves de corral”. Asimismo, el texto explica que la Sección de Producción Animal recabará los registros de venta de aves de los tratantes operadores que hayan realizado a explotaciones no comerciales y les exigirá el mantenimiento documentado de todas las ventas que realicen.

GRIPE AVIAR 

La influenza aviar altamente patógena (IAAP) es una enfermedad viral causada por algunos subtipos (H5 y H7) del tipo A del virus de la influenza, -perteneciente a la familia Orthomyxoviridae-, que afecta a la mayoría de las especies aviares. Este virus causa enfermedades “de carácter sistémico y extremadamente contagiosas, con una elevada mortalidad en 24 horas en las explotaciones avícolas comerciales”. Por lo tanto, su propagación “puede influir de un modo decisivo sobre la producción y comercialización de aves y de productos avícolas de un territorio o de un país”.

A pesar de lanzar esta advertencia, desde el Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente aclararon que el virus H5N8- para que el no existe vacuna“en raras ocasiones ha cruzado la barrera de las especies para infectar a los humanos, según la Organización Mundial de la Sanidad Animal. Sin embargo, “dado que algunos de estos subtipos del virus tienen potencial zoonósico, conviene activar este tipo de protocolos de bioseguridad”. Actualmente, la enfermedad se encuentra incluida en la lista única de enfermedades de notificación obligatoria de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y en la Lista A de enfermedades de notificación obligatoria de la Unión Europea.

Entra aquí para leer más sobre el sector agroalimentario de Navarra.


To Top