martes, 30 noviembre 2021

¿Qué guarda la Joyosa?

El hotel Noble del Reyno ubicado en Olite, La Joyosa Guarda, se alza en una remodelada mansión del siglo XVIII, una infraestructura antigua que mantiene el equilibrio con la esencia histórica de la localidad medieval y con un interior, que aúna el estilo clásico y la modernidad. Pero este lugar no puede desligarse de dos realidades que lo hacen todavía más especial: Olite y su castillo-palacio.

Yosune Villanueva
Olita (Navarra) - 27 julio, 2019

Entrada patrocinada por Hoteles Nobles del Reyno y Gobierno de Navarra

JOYOSA-GUARDA-TERRAZA-TURISMO-REYNO-

El patio interior es uno de los secretos mejor guardados del hotel.

¿Sabías que el nombre de La Joyosa Guarda es el mismo con el que Carlos III bautizó a una de las cuatro torres del castillo de Olite? Se trata de la torre que alza su silueta en el extremo sur del conjunto palaciego y que, al igual que sus otras tres torres hermanas, fue construida a comienzos del siglo XV.

la-joyosa-guarda-detalle

Pero el verdadero origen de su nombre nos remonta a tiempos mucho más lejanos, a la literatura del siglo VI del Rey Arturo, pues La Joyosa Guarda es el nombre con que rebautizó Lancelot, el mejor de los caballeros de la mesa redonda, al castillo la Guardia Dolorosa que conquistó. Un castillo que, según cuenta la leyenda, era “uno de los edificios más hermosos del mundo”.

En definitiva, el hotel La Joyosa Guarda es un elemento más de las numerosas referencias al mundo artúrico que poblaban tanto el imaginario como el mundo cotidiano del rey Carlos III, quien además de poner a esta torre ese nombre, bautizó como Lancelot a uno de sus hijos ilegítimos.

HISTORIA Y MODERNIDAD

Lo encontramos en el mismo centro de la localidad, entre estrechas y serpenteantes calles impregnadas de arquitectura medieval: “Esta es la esencia de nuestro hotel, que está dentro de la ciudad medieval y forma parte de ella, explica David Gorría, socio-propietario de La Joyosa Guarda.

la-joyosa-guarda-patio-iluminado

Al atravesar la puerta principal, entre el ladrillo, la madera y los majestuosos cuadros, La Joyosa guarda en su interior todas las comodidades de un hotel moderno: “Parking privado; servicio de wifi; televisión por cable; aire acondicionado; calefacción; habitaciones cómodas, amplias, lujosas y modernas con el toque clásico; y destacaría el patio interior, con sus luces, sus plantas y su especial decoración”, añade Gorría.

AL GUSTO DE TODOS

la-joyosa-guarda-receta

Alojarse en La Joyosa Guarda es también estar en un lugar gastronómico por excelencia donde ofrecen carta y menú. “En ellos, es fundamental el sabor navarro de la carne, el pescado fresco y la verdura de temporada, bañado todo por vinos de la tierra”. Por las mañanas, a modo de buenos días, “los clientes disfrutan de un desayuno buffet”.

El complejo está preparado para los clientes de todo tipo de gustos y por ello “preparamos packs con actividades de la zona: romántico, visitas a bodegas y al castillo, catas en bodegas, actividades de multiaventura, actividades en Bardenas y adaptamos dependiendo de lo que el cliente demanda”.

A la hora de dormir, la clásica habitación de la Joyosa es amplia, con todo tipo de detalles y decoración. También se puede uno sentir como un príncipe eligiendo la suite junior, una estancia todavía más amplia “con terraza privada y vistas al patio central, un espectacular jardín iluminado”.

la-joyosa-guarda-Suite

Pero la suite es la reina del hotel. En sus 60m2, esconde “no solo una habitación de lujo con camas con dosel, hall, vestidor, escritorio de trabajo o terraza privada con vistas al jardín, sino que dispone de una gran bañera redonda y ducha de hidromasaje y kit de baño que incluye albornoz”, que harán de su estancia un ensueño maravilloso.

OLITE, UN PASEO POR LA HISTORIA

Disfrutar de la Joyosa Guarda es mucho más que una estancia, es estar en un entorno medieval que envuelve a toda la localidad navarra de Olite, una de las principales ciudades medievales del Reino de España, que está perfilada y dominada por su castillo-palacio. Fue sede real durante la Edad Media, los gruesos muros y torres almenadas del palacio alojaron a reyes y princesas y fue declarado monumento nacional en 1925, pues constituye el ejemplo más importante del gótico civil de Navarra y uno de los más notables de Europa.

castillo-olite

(Foto: Víctor Rodrigo)

Un recorrido por las estrechas calles del centro, donde está ubicado el hotel, permite pasear al abrigo de nobles caserones de piedra con escudos de armas y grandiosos aleros de madera, galerías medievales y espléndidas iglesias, además de descubrir el recinto amurallado romano.

Y este es el motivo por el que este hotel es uno de los 8 Nobles del Reyno, hoteles con la marca de excelencia turística, que promociona establecimientos del medio rural de Navarra. Es un noble por su originalidad, comodidad, enclave natural, componentes históricos y humanos y por su edificio.

Si su propietario y socio David Gorría destacaba el encanto del jardín iluminado por la noche, el exterior, Olite, parece no querer ser menos. Tal es su encanto, que fue seleccionado como uno de los ocho municipios españoles finalistas de la Campaña Navideña de una conocida marca de bombones, para la que: “Este municipio asombra por su encanto especial y por la historia que emana de cada uno de sus rincones, resultando imposible no quedar prendado de su majestuoso castillo-palacio, con su inconfundible silueta”.

la-joyosa-guarda-fachada

To Top