viernes, 3 diciembre 2021

“Quiero mejorar la calidad de vida de las personas”

A Virginia Finol no hay obstáculo que se le resista. Tras hacer historia en el deporte navarro con su participación en la competición de crossfit más importante del mundo, ahora se atreve con un nuevo desafío: Wall Ball Street, un centro innovador donde su reto es mejorar la calidad de vida de las personas mediante la actividad física. Un camino que nunca imaginó que emprendería cuando llegó a Pamplona desde su Venezuela natal y que repasa en el CapitalTest de esta semana.

Iratxe Zubieta
Pamplona - 8 noviembre, 2021

Virginia durante su participación en los CrossFit Games

Tricampeona nacional de powerlifting absoluta en 2016, 2017 y 2018; subcampeona de España en Strongwoman; segunda en CrossFit Lowlands Throwdown y Amsterdam Throwdown de 2019; y sexta del mundo en máster de Halterofilia en 2021. Virginia Finol es una autoridad en el mundo del Fitness y los deportes de fuerza a nivel internacional.

La hispanovenezolana, afincada en Pamplona desde hace dieciocho años, llegó a la cumbre de su carrera deportiva este verano, cuando se clasificó para participar en el evento de CrossFit más relevante a nivel mundial: los CrossFitGames. Y logró culminar su participación entre las veinte mejores de su categoría, Master 40. El crossfit le cambió la vida y ahora está a punto de emprender un nuevo reto. En enero abrirá las puertas Wallballstreet, un gimnasio con un concepto innovador donde incidirá en la salud de las personas y en el que quiere poner a merced de sus usuarios toda su experiencia.

Virginia se atreve con todo. Su potencia no tiene límites, tampoco su afán por superar desafíos y emprender nuevos caminos. Un ejemplo claro de ello son sus dos txapelas como campeona de yunque en Navarra y País Vasco.

1. ¿Siempre se ha dedicado al mundo el deporte?
No, había estudiado Comunicación Social y mi intención cuando llegué a Pamplona era seguir formándome y estudiando. Pero tenía un hijo pequeño y me tocó llegar y trabajar. Estuve en diferentes tiendas y bares hasta que descubrí el crossfit hace seis años.

2. ¿Cómo descubrió este deporte?
Empecé como la mayoría, con la intención de hacer algo de ejercicio. Primero entrenas dos días a la semana, luego tres… pero se te va quedando corto y de repente son cinco. Me enganché, encontré mi verdadera pasión. El crossfit me abrió los ojos ante un nuevo mundo al que quiero estar ligada siempre, el deporte. Gracias a esta disciplina, también he aprendido que la actividad física es básica para tener calidad de vida y quiero compartir mi aprendizaje.

3. ¿Cómo fueron sus inicios como coach y entrenadora personal?
Era 2014. Entonces trabajaba como dependienta en tiendas de ropa y no me daban permiso para ir a competiciones porque eran en fin de semana. Así que me sentía frustrada porque crecía deportivamente, pero no podía competir. Esto me empujó a dejar el trabajo y empezar a formarme en el mundo del deporte.

Virginia realizando un ejercicio de fuerza con barra.

4. Entonces llegó a la alta competición…
Al poco de comenzar a entrenar, ya estaba entre los mejores del momento y, tres años después, me animé a ir a competiciones europeas con mucha gente de nivel, donde conseguía buenos números. No tenía ninguna aspiración a nivel competitivo, creía que era lo más lejos que podía llegar, pero no. En 2020 llegó el reto que me iba a permitir estar en una competición mundial: me clasifiqué para competir en los CrossFit Games.

5. ¿Qué son concretamente los CrossFit Games?
Son las Olimpiadas del crossfit, la competición a la que todo crossfitter querría llegar. Se trata de un evento que se celebra en el Alliant Energy Center en Madison (Wisconsin, Estados Unidos) y donde se compite por ser “la persona más en forma de la tierra”. Solo van los mejores del mundo de cada categoría. Se celebran a partir del 26 de julio y tienen una duración de una semana, aunque solo se compite durante cuatro días a máximo rendimiento.

6. ¿Está en la cumbre de su carrera deportiva?
Sin duda, llegar a Madison para participar en evento más importante del CrossFit a nivel internacional y poder competir en la categoría máster de más de 40 años con 14.000 mujeres de todo el mundo terminando en el ranking entre las 20 mejores es algo que no podía ni llegar a soñar.  Estaba “flipando” todavía no me creo haber estado allí.

7. Recientemente dijo que se va a retirar de la alta competición, ¿Por qué?
La pandemia ha sido el detonante. La idea de dejar de competir a nivel individual viene después de haber vivido el confinamiento, me vi obligada a bajar la intensidad de los entrenamientos enfocados a la competición y disfruté más entrenando. Quise hacer los CrossFit Games para medir mi nivel, ya que iban a ser en 2020 pero se pospusieron por el Covid-19. Fue muy duro mentalmente retomar los entrenamientos enfocados al alto rendimiento y esto me alejó del objetivo que siempre he tenido, disfrutar, porque no vivo de la competición… Todo esto a nivel individual, porque si me gustaría competir en equipo.

8. ¿Cómo se financian los crossfitters las competiciones? ¿Tienen ayudas?
No tenemos ningún apoyo. Por lo general, si te clasificas para ir a campeonatos vas por tus propios medios. Por suerte, yo pude conseguir la ayuda de algunas de las marcas que me patrocinaron para ir a los ‘Games’ y me sufragaron una parte de los gastos del viaje. También me ayudó mi marido, pero por lo general no hay ninguna ayuda como en otros deportes federados. El resto de las competiciones me las he financiado yo íntegramente.

9. ¿El peor momento de su carrera deportiva?
Entrenar sola. Tenía un compañero que sufrió problemas de salud, así que durante más de dos año preparé las competiciones en solitario. A nivel mental ha sido muy complicado.

10. ¿El mejor?
Haber llegado a los CrossFit Games. No esperaba estar entre las mejores del mundo. Pensar en ello es todavía como un sueño, es la cumbre que todo crossfitter quiere alcanzar. Si tuviese que describir mi sensación con una sola palabra, sería “realizada”. Ha sido la mejor recompensa que podía recibir después de tanto esfuerzo y sacrificio.

11. ¿Su siguiente reto deportivo?
Siempre hay algo, y ahora mismo me estoy preparando para el campeonato de España de Halterofilia, que será a mediados de noviembre. Ya he competido en esta disciplina en el campeonato absoluto, pero creo que es la disciplina que peor se me da. Mi reto es pasármelo bien y mejorar.

12. También se ha atrevido con el herri kirolak
Sí, incluso tengo alguna txapela. Soy campeona de Navarra y de Euskadi en yunque. También he participado en campeonatos de levantamiento de piedra. Estos deportes me producen mucho respeto y admiración.

13. ¿Qué ha aprendido del deporte?
Que sin él no podemos estar sanos ni envejecer con salud. La actividad física directamente es calidad de vida. Está evidenciado que la causa de muchas enfermedades, que en ocasiones pueden ser mortales, viene de no moverse.

14. Aficiones más allá del mundo deportivo y la competición…
Compartir el tiempo con mi familia. Pero no te sabría decir qué haría sin el deporte. Es mi afición, mi trabajo y mi pasión. De hecho, soy la pesada de la familia con lo de que hay que ejercitarse (risas de nuevo). Pero lo hago por un buen motivo.

15. Y ahora va a abrir un gimnasio…
Mi próximo proyecto a nivel laboral es abrir Wall Ball Street, un gimnasio con un concepto diferente. Para este nuevo reto cuento con la ayuda de mi marido y mi cuñado. Está a la vuelta de la esquina, nos estrenamos en enero.

16. ¿Cómo surgió esta idea?
Después de formarme en actividad física y salud, he visto claro que se podrían prevenir o mejorar muchas enfermedades con la práctica del deporte. Esto me ha marcado y es lo que intento transmitir. El mercado del entrenamiento funcional está cambiando y cada vez se demanda una mejor atención con un servicio más personalizado. Esa es la esencia de este centro de entrenamiento. Va a ser un box donde la salud de los clientes es lo más importante, dejando de lado el aspecto más competitivo del crossfit.

17. ¿Cuál será su papel en Wall Ball Street?
Mi función la tengo clara, centrarme en la gestión de todo lo deportivo con el fin de crear una experiencia en la que cada persona esté cómoda y encuentre su sitio. Me encargaré de todo lo relacionado con la programación de los entrenamientos y entrenadores. A mí lo que más me gusta es la faceta deportiva.

18. Su inquietud como personal trainer y coach.
Quiero mejorar la calidad de vida de las personas. Dentro de todo esto hay una parte que me hace especial ilusión. Ahora mismo me gustaría poder trabajar con gente mayor que se encuentre en estado de fragilidad y ayudarles a mejorar. Tendremos clases específicas para personas de más de 60 años. Es muy importante estar en movimiento para sentirse bien y es mejor empezar tarde que nunca.

19. ¿Ha encontrado muchas dificultades a la hora de emprender?
No está siendo fácil. Empezamos a aterrizar la idea antes de la pandemia y nos hemos tenido que ir adaptando a las circunstancias. Han subido mucho los precios, es difícil conseguir ayudas económicas…Hemos tenido que sortear bastantes obstáculos.

20. ¿Ha tenido que ampliar su formación?
Si, estudié Gestión de Entidades Deportivas en Foro Europeo. Para emprender y tener tu propio negocio siempre es necesario saber cómo funciona una empresa.

21. ¿Qué consejos daría a los deportistas que quieren montar su futuro negocio?
Si tienen claro lo que quieren, deben ir a por ello. Las piedras hay que saltarlas o echarlas a un lado. Lamentablemente, nadie te va a dar las cosas hechas.

Entra aquí para leer más noticias de Capital Sport.


To Top