sábado, 12 junio 2021

Respirar para volver a soñar

La Dra. Idoya Orradre, miembro de la Federación Española de Sociedades de Medicina del Sueño (FESMES) y coordinadora del Departamento de la Unidad del Sueño en Sannas Dentofacial, destaca que la apnea del sueño no solo hace que la persona se sienta cansada y somnolienta, sino que somete al sistema nervioso y los órganos más importantes del cuerpo a un estrés excesivo. Se trata de una patología muy común, que afecta a más del 25 % de la población adulta y al 6 % de los niños.

Redacción
Pamplona - 8 mayo, 2021

Entrada patrocinada por SANNAS DENTOFACIAL

La apnea es una patología muy común que afecta a más del 25 % de la población adulta. (Fotos: Ana Osés)

Dormir bien, con un sueño reparador, previene muchas enfermedades. Y para eso, el Síndrome de Apnea e Hipopnea del Sueño (SAHS) puede convertirse en un gran inconveniente. 

Sannas Dentofacial tiene una Unidad del Sueño, desde la que se realizan un diagnóstico y un plan de tratamiento personalizado para cada paciente.

La apnea del sueño (AOS), sin tratamiento, puede entrañar riesgos para la salud de las personas que la sufren. Por eso, es muy importante su detección. Sannas Dentofacial cuenta con una Unidad del Sueño, localizada en el Edificio Policlínica Artica, desde la  que se realiza el diagnóstico y un plan de tratamiento personalizado para cada paciente.

Ocurre cuando la vía aérea superior se cierra, ya sea de forma parcial o total, pero los esfuerzos por respirar continúan. En ese momento, los trastornos respiratorios interrumpen los ciclos de sueño. Esto no solo hace que, al día siguiente, la persona se sienta cansada y somnolienta, sino que somete al sistema nervioso y los órganos más importantes del cuerpo a un estrés excesivo

La apnea del sueño afecta a más del 25 % de la población adulta y al 6 % de los niños, según advierten desde la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

Cuando el flujo de aire se detiene durante un episodio de apnea, el nivel de oxígeno en la sangre desciende. El cerebro responde alterando brevemente el sueño, un fenómeno al que se denomina microdespertar. Ese instante es suficiente para que la persona afectada comience a respirar. No obstante, al reanudar la respiración, lo hace con un ronquido intenso, jadeo o un sonido ahogado. 

Lo habitual es que el paciente con apnea no recuerde estos despertares al día siguiente. Pero estas interrupciones de su sueño natural significan que pasa más tiempo en sueño ligero y menos en la fase profunda y reparadora, necesaria para estar enérgico, mentalmente agudo y productivo al día siguiente. 

SEPAR también alerta de que en 2026 será la enfermedad respiratoria con mayor incidencia. A pesar de su alta incidencia, un 80 % de las personas que la sufren no están diagnosticadas.

SÍNTOMAS Y FACTORES DE RIESGO

Tradicionalmente esta enfermedad se ha asociado más al varón obeso que ronca y que tiene somnolencia durante el día. Pero también se manifiesta en las mujeres, que suelen presentar otro tipo de síntomas, como cansancio y tendencia a cambios emocionales del tipo de depresión. Además, no siempre está ligada a la obesidad, ya que cerca de un 50 % de los pacientes no la presenta.

La apnea es una patología muy común que afecta a más del 25 % de la población adulta.

Aunque es complicado que la persona que sufre apnea del sueño repare en ella, el cuerpo emite señales que pueden despertar su sospecha. El ronquido es uno de los síntomas más reconocibles, así como la somnolencia diurna excesiva.  Pero, además, los pacientes pueden sufrir poca capacidad de concentración, cefaleas matutinas, estado de ánimo deprimido, sudores nocturnos, aumento de peso, fatiga, pérdida de memoria, levantarse a orinar varias veces a lo largo de la noche (nicturia), insomnio o irritabilidad y cambios de humor. 

La Unidad del Sueño de Sannas Dentofacial realiza estudios personalizados para detectar la enfermedad.

La propia apnea del sueño puede ser un factor de riesgo para el desarrollo de otras enfermedades que deterioran la calidad de vida y ponen en riesgo la salud. Y tiene consecuencias como: la hipertensión, el infarto de miocardio, el ictus, la diabetes, la obesidad, el cáncer, el alzhéimer, los problemas oculares, la disfunción sexual o el deterioro cognitivo. 

En 2026, será la enfermedad respiratoria con mayor incidencia. 

¿CÓMO TRATARLO?

En Sannas Dentofacial hay un equipo interdisciplinar que estudia cada caso clínico. Los pacientes tienen que rellenar un sencillo cuestionario y, a continuación, se realiza la prueba del polígrafo en su propio domicilio. Los resultados se analizan de forma minuciosa y, a continuación, se realiza una exploración clínica. 

En función de estos resultados, el Dr. de la Unidad del Sueño se reúne con la especialidad que requiera: logopeda, neumólogo, otorrinolaringólogo, neurofisiólogo, nutricionista o un cirujano maxilofacial para planificar el tratamiento a seguir. 

El 80 % de las personas que sufren apnea del sueño no están diagnosticadas.

Estudios publicados en fechas recientes por SEPAR demuestran que hay una relación directa entre el bruxismo y el SAHS. Así, los dentistas pasan a la primera línea de detección de la apnea del sueño. Gracias a APNiA (un nuevo sistema de diagnóstico y tratamiento para apnea del sueño y la roncopatía), los pacientes con apneas leves y moderadas pueden ser diagnosticados y tratados en Sannas Dentofacial por medio de férulas personalizadas (DAM). También es útil para aquellas personas con apneas severas que rechazan o no toleran el tratamiento con las máquinas de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP), proporcionadas por las unidades del sueño, o para establecer tratamientos combinados.

Los pacientes con apneas leves y moderadas son tratados en Sannas Dentofacial por medio de férulas personalizadas (DAM).

Las herramientas más comunes para tratar las apneas son los dispositivos de avance mandibular (DAM) y las máquinas CPAP.

1. Ventajas de los dispositivos de avance mandibular (DAM).

  • Fácil de colocar y trasportar.
  • Requiere revisión cada 6 meses.

2. Inconvenientes de las CPAP (presión positiva continua en la vía aérea).

  • Tamaño.
  • Ruido que molesta al acompañante.
  • Difícil de transportar.
  • Molesto para dormir.

Existen otras opciones de tratamiento alternativas, necesarias en ciertos casos, como la cirugía de tejidos duros o blandos, la terapia miofuncional, o la neuroestimulación del nervio hipogloso. Cada caso es estudiado de manera personalizada y se busca la solución terapéutica más acorde para el paciente coordinado por el doctor de la Unidad del Sueño del centro.

Dormir bien con un sueño reparador previene muchas enfermedades.

Dra. Idoya Orradre
Miembro de FESMES (Federación Española de Sociedades de Medicina del Sueño
Coordinadora del Departamento de la Unidad del Sueño en Sannas Dentofacia

Noticia patrocinada por SANNAS DENTOFACIAL

SANNAS DENTOFACIAL

To Top