sábado, 23 octubre 2021

Sodena se suma a los Principios de Inversión Responsable de la ONU

La sociedad pública aplicará a todas sus áreas de trabajo internas, así como a los proyectos de inversión que respalde, los criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo marcados en los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) y recogidos en la Agenda 2030 de la ONU.

Redacción
Pamplona - 8 marzo, 2021

El 'greenwashing' es una práctica engañosa con la que algunas empresas se venden como más sostenibles de lo que realmente son. (Foto: cedida)

Sodena buscará en todas sus actuaciones y proyectos, tanto a nivel interno como externo, “la creación de valor sostenible en el largo plazo”. Es una de las líneas de trabajo que se ha marcado para este 2021, de modo que se convierte en una de las sociedades públicas “pioneras” en aplicar criterios de sostenibilidad y de inversión responsable. Una iniciativa que pretende “exponer y compartir en una próxima jornada prevista para esta primavera, en la que se contará con una voz experta en la materia”. El objetivo, según informó en un comunicado, es abordar y reflexionar “sobre la necesidad de que el tejido productivo foral opere bajo criterios de sostenibilidad, entendida como la satisfacción de las necesidades actuales sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer las suyas”.

“Está demostrado que la sostenibilidad y la rentabilidad están interconectadas. Las organizaciones empresariales que han incorporado ya criterios de sostenibilidad en sus actividades arrojan mejores resultados económicos y sociales”, indicó Pilar Irigoien, directora gerente de Sodena. “Así mismo, la realidad demuestra que existe una concienciación cada vez mayor de aplicar en la operativa diaria y, por tanto en los modelos de negocio, prácticas de sostenibilidad. La ciudadanía y, en especial las empresas, tenemos el deber de implantarlas y gestionarlas”, añadió Irigoien para explicar la decisión tomada por la entidad.

Pilar Irigoien: “La sostenibilidad y la rentabilidad están interconectadas. Las organizaciones empresariales que han incorporado ya criterios de sostenibilidad en sus actividades arrojan mejores resultados económicos y sociales”.

De esta forma, Sodena culmina un proceso que viene realizando desde 2016. Entonces cuantificó por primera vez, y desde un punto socioeconómico, el impacto que su apoyo financiero, a través del capital riesgo, tuvo en la Comunidad foral desde su constitución en 1984. Un análisis que, en su última actualización de 2020, reflejó cómo las iniciativas respaldadas por la sociedad pública tuvieron una tasa de crecimiento de empleo del 94 %, frente al 44 % del total de las compañías navarras durante el mismo período de tiempo (34 años).

Como parte de sus procesos de análisis de los proyectos en los que contempla un apoyo financiero, Sodena tiene incorporada también la consideración de factores socioeconómicos más allá de la rentabilidad financiera: el compromiso fiscal; la creación de empleo, poniendo foco en el femenino y considerando el empleo inducido; o el grado de innovación e internacionalización. También el compromiso con el territorio, en términos de colaboración, que se prevé mantener con proveedores y prestadores de servicios locales.

CRITERIOS ADICIONALES

A partir de ahora, y como complemento al proceso de análisis, se va a incorporar la aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) recogidos en la Agenda 2030 de Naciones Unidas. Estos se pueden clasificar, grosso modo, en tres grandes grupos: ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG). De esta forma, en el primero de ellos se valorará, por ejemplo, el consumo responsable de materiales y recursos, la gestión de residuos o su vinculación con un modelo de economía circular.

En el caso de los principios sociales, por su parte, se considerará la existencia de políticas de diversidad e igualdad de oportunidades, conciliación laboral y defensa y promoción de los Derechos Humanos. Y, en gobierno corporativo, la aplicación de medidas éticas de integridad, transparencia, lucha contra la corrupción o gestión de riesgos (‘Compliance’).

A nivel interno, Sodena implementará “buenas prácticas en materia de transparencia, igualdad, respeto a la diversidad, implantación de códigos éticos y de conducta”, así como medidas de flexibilidad en favor de su plantilla, “cuestiones en las que ya ha ido avanzando”. En esta misma línea, está formando parte ya del comité de impacto de ASCRI (Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión) y tiene acceso a fondos de inversión responsable y plataformas nacionales e internacionales de encuentro y referencia en materia de inversión sostenible y responsable.

Según los datos publicados por SpainSif (plataforma de encuentro y referencia en materia de inversión sostenible y responsable en España), los activos nacionales gestionados con criterios de sostenibilidad pasaron de representar el 13 % en el año 2009 al 49 % en 2019. Y, en el caso del capital riesgo, los activos gestionados con criterios ASG pasaron de un 3 % en el año 2018 a un 7 % en el 2019.

LOS PRINCIPIOS DE INVERSIÓN RESPONSABLE 

Los Principios de Inversión Responsable (PRI), promovidos por Naciones Unidas, son seis y tienen como principal objetivo el desarrollo de un sistema financiero más estable y sostenible. En concreto, dichos principios son los siguientes:

  1. Incorporar las cuestiones AGS (ambientales, sociales y de gobierno corporativo) en los procesos de análisis y toma de decisiones en lo que se refiere a inversiones.
  2. Incluir esas mismas cuestiones EGS en las prácticas y políticas de actuación de la empresa.
  3. Buscar una divulgación transparente de las cuestiones EGS en las entidades en las que se invierte.
  4. Promover la aceptación y aplicación de estos principios en el sector de las inversiones.
  5. Trabajar en conjunto para mejorar la eficacia en la aplicación de los principios.
  6. Reportar sobre las actividades y el progreso de los principios.

Entra aquí para leer más sobre empresa en Navarra.


To Top