lunes, 6 diciembre 2021

Sostenibilidad y salud en la cadena alimentaria, dos retos compartidos

El encuentro con directores y responsables de I+D promovido por CNTA sirvió para reflexionar acerca de las tendencias actuales y las perspectivas de futuro en torno a los alimentos funcionales. El tema central del evento fue el estudio que CNTA presentó a los asistentes. Asimismo, se analizaron los objetivos del Pacto Verde Europeo, la necesidad de armonizar criterios en torno a las certificaciones de sostenibilidad o la tarea pendiente de educar al consumidor y evitar la desinformación en las declaraciones saludables.

Redacción
Pamplona - 27 octubre, 2021

Durante el evento, se presentaron las conclusiones del estudio ‘Alimentos funcionales: situación actual y tendencias’. (Foto: cedida)

Lograr una cadena alimentaria más sostenible y que esté orientada a la creciente demanda de alimentos más saludables son dos retos que la industria, las administraciones y los consumidores deberán abordar de manera compartida para que el resultado sea exitoso. Es el principal mensaje que lanzaron los asistentes al V Encuentro de Directores y Responsables de I+D de Socios del Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA), que tuvo lugar el miércoles, y en el que también se esbozaron tendencias actuales y perspectivas de futuro en torno a los alimentos funcionales. El encuentro, diseñado con un enfoque de conversación abierta, sirvió para poner en común diferentes puntos de vista sobre el futuro de la alimentación entre las empresas asociadas de CNTA.

Inés Echeverría, directora de I+D de CNTA, fue la encargada de abrir el evento, en el que los asistentes conocieron en primer lugar algunas de las claves y conclusiones del estudio ‘Alimentos funcionales: situación actual y tendencias’. Lo hicieron de la mano de Silvia García de la Torre, responsable del departamento de Desarrollo de Negocio de I+D en CNTA. El estudio aborda aspectos como la necesidad de robustecer la evidencia científica a la hora de demostrar los beneficios saludables de los ingredientes y alimentos funcionales o la cada vez mayor concienciación de los consumidores acerca del impacto de la dieta en su salud.

Además, remarca algunas de las tendencias que más han crecido en este 2021 en torno a la alimentación funcional y que tienen visos de seguir creciendo, como la inmunoalimentación, la salud intestinal, el bienestar mental o el envejecimiento saludable. Todas ellas están cambiando la manera de consumir este tipo de alimentos y “haciendo que las empresas alimentarias deban tender cada vez más a la personalización o la segmentación en el desarrollo de productos”.

Los asistentes podrán votar, hasta el próximo 5 de noviembre, por tres opciones para el próximo estudio de CNTA: el potencial de los prebióticos; el estado de situación de la proteína alternativa; o estrategias de reducción de sal, grasas y azúcares.

Tras la presentación del estudio, se abrió otro espacio de debate que tuvo, como punto de partida, la mesa redonda ‘Alimentos del futuro: saludables y sostenibles, ¿cómo lo hacemos’. En ella, Echeverría moderó las intervenciones de Myriam Ariz (Congelados de Navarra), Aitor Ruiz (Florette) y Sergio Streitenberger (AMC Innova).

Todos ellos detallaron cómo sus empresas se han adaptado a las demandas de salud y sostenibilidad en los últimos años, incorporándolas no solo a su oferta de productos, sino también a la propia filosofía de las compañías, adoptando un enfoque de Responsabilidad 360o en torno a ambos conceptos.

A continuación, otros participantes en el encuentro tomaron la palabra para poner sobre la mesa algunos de sus desafíos de futuro enmarcados en la alimentación sostenible y saludable: la hoja de ruta que ya está marcando el Pacto Verde Europeo, la necesidad de educar al consumidor y evitar la desinformación en las declaraciones saludables o la urgencia de armonizar certificaciones de producto alusivas a la sostenibilidad, la transición energética, los azúcares añadidos y la gestión de residuos han sido algunos aspectos destacados.

Se remarcó también la colaboración, incluso entre competidores, como una estrategia efectiva para llevar la innovación a las empresas y no perder el ritmo hacia una transformación alimentaria que ya ha comenzado. En ese sentido, la valorización de subproductos y residuos, el uso eficiente de recursos en las plantas de producción o la digitalización fueron algunos de los ámbitos más mencionados.

El encuentro finalizó con la presentación de propuestas para el próximo estudio exclusivo de CNTA. Los asistentes podrán votar, hasta el próximo 5 de noviembre, por tres opciones: el potencial de los prebióticos, el estado de situación de la proteína alternativa o estrategias de reducción de sal, grasas y azúcares. La opción que más apoyos recabe será aquella sobre la que CNTA elaborará el estudio que se presentará ya en 2022, en el próximo Encuentro de Directores y Responsables de I+D.

Entra aquí para leer más sobre el sector agroalimentario navarro.


To Top