lunes, 25 octubre 2021

Un videojuego contra el desperdicio

El Banco de Alimentos de Navarra se sube al tren del 'gaming' con un nuevo canal formativo. Junto a la firma navarra Dynamium y con la financiación de Caja Rural de Navarra, la iniciativa 'Ayúdanos a ponerle freno al desperdicio' nace con el objetivo de sensibilizar a los estudiantes sobre la importancia de no malgastar comida a través de juegos digitales. Ellos y ellas podrán ponerse en los zapatos de Laura y su cuadrilla, quienes les demostrarán que introducir cambios pequeños en los hábitos diarios son la respuesta ante este gran desafío.

Redacción
Pamplona - 9 octubre, 2021

La nueva plataforma pretende abrir una nueva vía digital de formación para los jóvenes. (Fotos: cedidas)

Un innovador proyecto educativo digital, con un doble objetivo: luchar contra el desperdicio alimentario y descubrir qué es, y cómo funciona el día a día del Banco de Alimentos de Navarra. Desarrollada por Dynamium y ya disponible desde la propia web del Banco de Alimentos, la iniciativa ‘Ayúdanos a ponerle freno al desperdicio’ se dirige a la comunidad educativa con el objetivo de “dar a conocer la realidad actual del desperdicio alimentario, su problemática, y las actividades que están en nuestra mano para evitarlo”. 

Los estudiantes podrán acompañar a Laura y sus amigos, que serán los encargados de contextualizar esta historia y abrir el tema de debate. Para adentrarse en la concienciación sobre el desperdicio alimentario, es preciso identificar el origen del problema y qué se puede hacer en nuestro día a día para evitarlo. Por eso, esta particular cuadrilla demostrará que “no son precisos los grandes cambios para luchar contra el desperdicio, sino empezar por los que se tienen más a mano”, aportando una serie de ejemplos y situaciones cotidianas en los que los estudiantes se pueden ver reflejados.

Marisol Villar (BAN): “Queremos dar a conocer la realidad actual del desperdicio alimentario, su problemática, y las actividades que están en nuestra mano para evitarlo”.

Así lo explicó la presidenta de la fundación, Marisol Villar, en la rueda de prensa celebrada esta semana en las instalaciones de Caja Rural de Navarra. En ella también participaron el responsable de Acción Social de Caja Rural de Navarra, Javier Martínez; el gerente del Consorcio de Residuos del departamento de Cohesión Territorial del Gobierno de Navarra, Fernando Mendoza; y Gema Santamaría, trabajadora del Área de Sensibilización del Banco de Alimentos. 

Precisamente, dicha aplicación digital pudo desarrollarse gracias a la financiación de Caja Rural de Navarra, entidad a la que la presidenta del Banco de Alimentos ha agradecido “su apoyo para poder convertir este sueño en una realidad”. En este sentido, Martínez expresó su satisfacción por participar en un proyecto educativo que tiene un impacto social y medioambiental enorme: “En Caja Rural de Navarra vemos necesario trabajar el concepto de la sostenibilidad desde los más jóvenes y con un enfoque muy práctico, para demostrar que está en nuestras manos avanzar hacia una sociedad mejor. Igualmente, es un ejemplo más en la apuesta de la entidad por facilitar la digitalización de los agentes sociales de nuestro entorno”.

EL PROGRAMA

En la historia interactiva se exponen situaciones y dinámicas pensadas para llevar a cabo en clase o de manera individual, con el objetivo de introducir el tema y trabajarlo de forma entretenida, didáctica y diferente a las actividades que se suelen realizar en el día a día. Todo ello, enlazado siempre con los principales objetivos pedagógicos del proyecto.

Una de las sesiones del programa se centra en descubrir el funcionamiento del Banco de Alimentos de Navarra.

Este proyecto consta de dos sesiones, según detalló Santamaría: “En la primera se trabaja el tema Descubrir qué es el Banco de Alimentos de Navarra, y en la segunda Conocer el impacto social, económico y medio-ambiental que conlleva el desperdicio alimentario. Todo ello dirigido a alumnos de Bachillerato y a estudiantes que cursan diferentes módulos de Formación Profesional. Aunque también se puede trabajar con chicos de las distintas etapas de la ESO.

Este proyecto educativo digital tiene como punto de partida la actividad que el BAN lleva a cabo desde hace lustros con los centros escolares desde el Área de Sensibilización. Oferta solidaria que va desde colaborar en las Grandes Recogidas ayudando en los supermercados, charlas en los centros explicando la labor del Banco, prácticas de alumnos en nuestras instalaciones, o visitas a nuestros almacenes principales ubicados en el Polígono Plazaola de Pamplona.

Gema Santamaría (BAN): “La pandemia nos hizo pensar que sería necesario crear un material audiovisual para que los profesores interesados en el tema lo pudieran trabajar en sus centros“.

Precisamente, la participación del alumnado en estas visitas fue aumentando hasta llegar en el año 2019-2020 a la cifra de 3.000 estudiantes que visitaron sus instalaciones. En este sentido, la pandemia paralizó las actividades del BAN. “No obstante, nos hizo pensar que sería necesario crear un material audiovisual para que los profesores interesados lo pudieran trabajar en sus centros. De ahí surge este proyecto educativo que os presentamos”, concluyó Santamaría.

De esta manera, el Banco de Alimentos de Navarra amplía su labor de concienciación social contra la pobreza y el desperdicio alimentario, trabajando muy especialmente en la sensibilización con los más jóvenes, a través de los centros educativos, y con otros grupos y sectores de población. Como se ha señalado con anterioridad, esta nueva plataforma digital educativa se presentará estas semanas a los distintos centros educativos de Navarra, los cuáles podrán acceder a ella desde la propia web del Banco de Alimentos de Navarra: www.bancoalimentosnavarra.org.

Entra aquí para leer más reportajes de Vanity Capital.


To Top