lunes, 17 enero 2022

VW Navarra perdería 650.000 euros por cada día de ERTE

Así lo anunció UGT tras la reunión mantenida este miércoles por la Mesa Negociadora del Expediente de Regulación Temporal de Empleo. Los proveedores italianos son los que ahora generan mayor preocupación porque, debido a su reducida capacidad de almacenamiento, solo suelen garantizar el abastecimiento para períodos cortos, de entre tres y seis días. De modo que si alguno cerrara, la planta se quedaría sin piezas en ese plazo. Pero en la empresa recuerdan que por el momento están operando "con normalidad" y que ese es el sistema de trabajo "habitual" con ellos.

Redacción
Pamplona - 4 marzo, 2020

La intención de todas las partes es que esta situación tan grave tenga el menor impacto posible en el futuro de VW Navarra.

La dirección de Volkswagen Navarra subrayó este miércoles a los integrantes de la Mesa Negociadora del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que agotará “todas las posibilidades” antes de aplicar esta medida ante un eventual corte de la cadena de suministro. El ERTE, además, tendría un coste diario de 650.000 euros, según anunció UGT tras el encuentro. Por eso, el departamento de Logística trabaja “para minimizar los efectos del coronavirus en la recepción de piezas y mantener el ritmo normal de producción”.

El sindicato comentó que los proveedores italianos, situados en algunas zonas críticas como Lombardía, Veneto y Piamonte, son los que ahora mismo generan mayor preocupación en la planta. Sobre todo porque debido a su reducida capacidad de almacenamiento, solo garantizan normalmente el abastecimiento para períodos cortos, de entre tres y seis días.

Pero esa situación no se debe al coronavirus como tal, matizaron desde la compañía, sino que es el “sistema de trabajo habitual” con ellos. “Era así antes del coronavirus y seguirá siéndolo después”, resaltaron las fuentes consultadas por NavarraCapital.es. Por el momento, agregaron, esos proveedores “operan con normalidad”. Solo si alguno de ellos cerrara temporalmente, VW Navarra sí se quedaría sin piezas en unos tres días.

El departamento de Logística ha identificado hasta un total de 80 piezas que proceden de China.

Jesús Galindo Parejo, gerente de Relaciones Industriales de Volkswagen Navarra, afirmó que la empresa hará “lo imposible” por no parar, “pero si la falta de piezas llevara a la factoría a un cierre obligado debemos estar preparados con un ERTE acordado”.

Galindo propuso por tanto un ERTE con las mismas condiciones del que se aplicó en 2018. Eso sí, con la salvedad de que, en este caso y “debido al alto grado de incertidumbre que genera el coronavirus”, sería abierto hasta finales de 2020.

SEGUIMIENTO DESDE LOGÍSTICA

El director de Logística de Volkswagen Navarra, Alfonso Eslava Recalde, informó a los miembros de la Mesa de que su departamento ha identificado aproximadamente hasta un total de 80 piezas provenientes de China, tanto de proveedores directos como de otros proveedores que, pese a no estar instalados en el país asiático, usan a empresas chinas como subproveedores. “A corto plazo, comentó Eslava, si la situación continúa como hasta la fecha, estamos cubiertos y no prevemos grandes problemas desde China”.

En el caso de los proveedores italianos, según admitió la empresa, “la repercusión de una posible falta de suministro sería más rápida que en el caso de China”.

Eslava también se refirió a los proveedores italianos,  desde donde se reciben piezas como molduras, anticalóricos, bandejas del maletero o rejillas de radiador. Es ahí donde reside el mayor problema en estos momentos, según sostiene la compañía. En este caso “la repercusión en Volkswagen Navarra de una posible falta de suministro sería más rápida que con China”. 

REACCIÓN SINDICAL

Después del encuentro de la mesa negociadora, UGT admitió que el ERTE es la medida “más solidaria” en este escenario “de incertidumbre”, porque aplicar medidas de flexibilidad “por semejante problema” sería injusto para la plantilla. Y precisó que el abastecimiento en estos momentos “se está realizando con aviones”, pero hay “numerosas empresas” que tratan de utilizar los mismos medios y, en consecuencia, “no se puede dar servicio a todos”. “El objetivo es cumplir el programa productivo. Si hay que poner en marcha medidas de flexibilidad se pondrán, siempre y cuando aumenten los pedidos del Polo o se amplíe la capacidad de los proveedores en el T-Cross”, apuntó el sindicato.

Las próximas reuniones de la mesa se celebrarán este viernes, 6 de marzo, y el lunes, día 9.

Entra aquí para saber más sobre el coronavirus en Navarra. 


To Top