lunes, 20 noviembre 2017

El secreto de Guadalupe

Recorremos alguno de los rincones más secretos de nuestra ciudad: el interior de nuestros baluartes. De cumplir una función defensiva, estos elementos se han convertido en un atractivo más para acercarnos a la historia menos conocida de Pamplona. Solo hay una pega: las visitas solo están disponibles hasta el 3 de septiembre…

Vanity Capital
Pamplona - 26 agosto, 2017

Acceso a los secretos de los Baluartes

Acceso a los secretos de los Baluartes

¿Le apetece transportarse con la imaginación a la tranquilidad de los antiguos moradores de la ciudad ante tales estructuras defensivas? Le invitamos a hacer un viaje por la historia de Pamplona, a través de la visita de los Baluartes de Guadalupe, el Redín y de Labrit. Durante 80 minutos tendrá la oportunidad de viajar por los siglos XVI y XVIII hasta nuestros días, a través de unos espacios que de manera habitual permanecen inaccesibles.

La visita guiada tiene lugar de lunes a domingo a las 18,30 horas y se inicia en el Caballo Blanco. Desde aquí, se accede por una rampa al interior del Baluarte de Guadalupe. El paseo nos hacer dar un salto hacia atrás en la historia y nos conduce al XVIII, siglo en el que se construyó dicho bastión. Situado debajo del Baluarte del Redín, fue construido con el propósito de reforzar la defensa del mismo.murallas-de-Pamplona-2

Y del interior, al exterior. Se llega al Baluarte del Redín, que data del siglo XVI. Forma parte del frente de Francia, en el extremo norte de la muralla de Pamplona. Además de la vista panorámica de la ciudad, le interesa saber que se trata de la única parte de la muralla que se mantiene tal y como fue creada.

Durante 80 minutos podrá viajar desde el siglos XVI hasta nuestros días

El paseo continúa por los 600 metros de la Ronda Barbazana, situada entre las murallas y la parte trasera de la Catedral, desde la que se puede disfrutar de unas extraordinarias vistas de la zona norte de la ciudad, el río Arga y el monte San Cristóbal.

Y para finalizar, una joya, el interior del Baluarte de Labrit, situado frente a La Magdalena. Al igual que el Baluarte de Guadalupe, este bastión solo se puede visitar como parte de algún programa de visitas guiadas organizado por el Ayuntamiento. Recientemente restaurado (el pasado mes de abril), el de Labrit es uno de los tramos más antiguos del perímetro amurallado de la ciudad.

También se construyó en el siglo XVI, sobre el lado este de la muralla medieval del Burgo de La Navarrería, población independiente hasta 1423, año en el que Carlos III unió los tres burgos: Navarrería, San Cernin y San Nicolás.

Puede inscribirse en la Oficina de Turismo del Ayuntamiento, en oficinaturismo@pamplona.es o en el teléfono 948 42 07 00

Por tan solo 4,50 €, excepto los menores de 10 años, para quienes es gratuito,  esta es una propuesta única para disfrutar de unas vistas incomparables al atardecer, conocer pequeños rincones de la historia y vivir en primera persona parte de la historia que ha convertido a Pamplona en la ciudad que es hoy.

Desde el Ayuntamiento de Pamplona, organizador de la visita guiada, se recomienda llevar calzado cómodo y una pequeña linterna. Si el tiempo lo permite, ya solo queda disfrutar de la experiencia. En caso de lluvia se suspenderá la visita.

To Top