ALINAR culmina su primer año como referente de la industria agroalimentaria

domingo, 5 abril 2020

ALINAR culmina su primer año como referente de la industria agroalimentaria

La Asociación de Industrias Agroalimentarias de Navarra, La Rioja y Aragón afianza el giro estratégico que le ha llevado a dejar de ser una entidad de prestación de servicios para focalizar su función en la representación de sus asociados.

Jesús Jiménez
Pamplona - 23 enero, 2020

La directora general de ALINAR, Cristina Lecumberri, cree básico transmitir el atractivo de la industria agroalimentaria. (Fotos: Ana Osés).

Un año después, la directora general de la Asociación de Industrias Agroalimentarias de Navarra, La Rioja y Aragón (ALINAR), Cristina Lecumberri, nos cuenta que su organización ha dado pasos decisivos en el cumplimiento del plan estratégico que aprobó su Asamblea General en diciembre de 2018.

Entonces, la asociación decidió iniciar un giro estratégico, que le ha llevado a dejar de ser una entidad de prestación de servicios para focalizar su función en la representación de sus asociados. Un trabajo en el que ha tenido mucho que ver el respaldo unánime de las 65 empresas asociadas a ALINAR, de las que cerca de un 70 % se localizan en la Comunidad foral, y muy especialmente del Consejo de Administración con su presidente, Cayo Martínez (Viuda de Cayo), a la cabeza.

Completado este primer ejercicio, ALINAR afronta importantes retos con vistas al futuro para el que ha sumado nuevos socios con el fin de consolidar su rol de representación sectorial. Dentro de esa línea de actuación, Lecumberri cree básico transmitir el atractivo de una industria agroalimentaria dinámica, en permanente desarrollo y comprometida al máximo con la alimentación, la salud y el bienestar de los ciudadanos. Un sector que apuesta por la sostenibilidad de forma decidida y con muchos proyectos en marcha para favorecer su transición hacia un modelo de economía circular. Todo ello le dota, además, de un enorme potencial en innovación, internacionalización, digitalización y empleo. ¿Cómo lograr que toda esa riqueza sea conocida por los ciudadanos y alcanzar todos esos objetivos? La siguiente conversación con NavarraCapital.es ofrece algunas claves.

¿Cómo percibe el futuro del sector agroalimentario?
La industria afronta ahora mismo muchísimos desafíos en materia de internacionalización, digitalización, innovación y armonización de las legislaciones europea, nacional y regional en un proceso de transición hacia un modelo de economía circular y sostenible. Sin embargo, de todos ellos me gustaría destacar la oportunidad de empleo que representa por la necesidad que tiene de incorporar determinados perfiles profesionales y, en general, de captar talento a todos los niveles.

ALINAR cuenta con un total de 65 asociados, de los que el 70 % se localiza en la Comunidad foral.

¿De qué perfiles estamos hablando?
Sobre todo, de carácter técnico. Ahora mismo, hay un déficit de trabajadores de mantenimiento, eléctricos, electrónicos y de manejo de autómatas. También escasea la mano de obra referida a operarios de base y, de ahí hacia arriba, en áreas específicas de gestión, con especial hincapié en la demanda de mandos intermedios o incluso a nivel de dirección

“Necesitamos sentirnos orgullosos de lo que estamos haciendo, de los niveles de desarrollo alcanzados y aprender a transmitirlo mejor a la sociedad”.

¿Cuáles son, en su opinión, los motivos que originan esta carencia?
A veces tengo la sensación de que no se conoce el papel que la industria agroalimentaria desempeña en la sociedad. Somos el segundo sector económico-industrial de Navarra, el primer sector industrial a nivel nacional y, sin embargo, se desconoce el impresionante desarrollo que ha tenido, y mantiene, en las últimas décadas. Contamos entre nuestros socios con empresas líderes en el mercado, nacional e internacional, y todas elaboran con el máximo nivel de exigencia en cuanto a calidad y seguridad alimentaria. En realidad, nuestras empresas suministran a todo el mundo, aplicando un dinamismo y una innovación constantes y permanentes.
Es impresionante la variedad de productos que nuestras empresas ponen actualmente en el mercado, con unos niveles de seguridad como no se han dado nunca. Un excelente y amplísimo surtido que piensa en las necesidades funcionales de sus consumidores, en sus gustos, en los diferentes poderes adquisitivos y que, al mismo tiempo, no deja de evolucionar para atender unos hábitos de consumo y de compra que no dejan de cambiar. Siguiendo a ese consumidor, nuestras industrias han avanzado muchísimo y creo que es muy importante que la gente lo conozca y lo reconozca.

Lecumberri destaca la capacidad de trabajo, la valentía y la pasión que demuestran los empresarios agroalimentarios.

Lecumberri destaca la capacidad de trabajo, la valentía y la pasión que demuestran los empresarios agroalimentarios.

Por este motivo, resulta imprescindible defender la importancia que tiene nuestra actividad. Porque además contribuye al desarrollo local y rural de nuestras poblaciones, favoreciendo la vertebración del territorio y su sostenibilidad y, al mismo tiempo, aporta numerosos beneficios socioeconómicos. Sin olvidarnos, por otro lado, de que vivimos en una región, el valle del Ebro, que nos nutre de materias primas de primerísima calidad y con la que hemos venido trabajando desde hace más de un siglo, que sigue evolucionando y que en ningún momento podemos perder.

“La colaboración y trabajar al unísono es fundamental para poder defender los intereses de nuestro sector”.

Escuchándola parece que a la industria agroalimentaria le falta un relato…
Yo no diría eso. La industria agroalimentaria tiene un relato muy sólido y consistente. Lo que necesitamos es sentirnos orgullosos de lo que estamos haciendo, de los niveles de desarrollo alcanzados y aprender a transmitirlo mejor a la sociedad. Ahí, por ejemplo, sería importante mostrar a los chicos y chicas de cuarto de la ESO, que tienen que decidir su itinerario, los importantes desarrollos o carreras profesionales que les ofrece la industria agroalimentaria en producción y calidad. Y para los que ya están en los distintos grados de FP o en la universidad, las posibilidades de desarrollar una carrera profesional en la industria agroalimentaria son enormes.

INTERNACIONALIZACIÓN Y ARMONIZACIÓN LEGISLATIVA

Otro de los grandes retos que ha mencionado es el de la internacionalización. Este último año no ha debido de ser fácil con episodios como el Brexit o la tensión entre Estados Unidos y China. ¿Qué le transmiten sus asociados con vistas a este año?
Efectivamente, tras la incertidumbre que ha marcado 2019 nuestra intención es sumar fuerzas para facilitar este año esa salida internacional. El pasado año firmamos un convenio de colaboración con la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) y contamos igualmente con nuestra federación sectorial (FENAVAL) y con una muy buena relación con otras asociaciones nacionales. Porque ahí creo que el tema de la colaboración y trabajar al unísono es fundamental para poder defender los intereses de nuestro sector. En todo caso, la incertidumbre se va a mantener y lo único que pedimos y esperamos es mayor estabilidad política y seguridad jurídica para poder trabajar mejor.

También mencionaba la necesaria armonización de las distintas legislaciones…
Es cierto que existen numerosas directivas y reglamentos que regulan nuestra actividad y así debe serlo si hablamos de temas tan importantes como, por ejemplo, la seguridad alimentaria. Pero debe existir en todo caso una armonización legislativa para respetar la Ley de Unidad de Mercado, contar con la seguridad jurídica imprescindible para seguir creciendo y desarrollándose las empresas, sin que ninguna, simplemente por la ubicación de su razón social, pueda sufrir menoscabos competitivos.

Para Lecumberri, es importante mostrar a los más jóvenes los desarrollos profesionales que ofrece la industria.

Para Lecumberri, es importante mostrar a los más jóvenes los desarrollos profesionales que ofrece la industria.

El desarrollo legislativo y el esfuerzo administrativo deberían acompañar y favorecer los desarrollos que realiza una industria en contacto directo con la sociedad, con el mercado y que, por tanto, muchas veces va por delante de las leyes con sus proyectos al ser muy sensible a los cambios en los hábitos de consumo de la sociedad.
Aquí, por cierto, también deberíamos hablar de que mantenemos una apuesta decidida para que exista una comunicación veraz sobre los alimentos, que responda a criterios científicos y nutricionales y que, por lo tanto, impida opinar a cualquiera sobre las propiedades de un alimento a partir de meras intuiciones o consideraciones personales

EL FUTURO DE ALINAR

Visto el escenario que nos ha planteado, ¿cuál es la línea de trabajo y los objetivos que se han marcado en ALINAR?
El primero, consolidar el giro estratégico que iniciamos a finales de 2018, potenciando nuestro papel de representación mediante la incorporación de nuevos socios que ya se están adhiriendo a nuestra entidad. Junto a nuestros asociados, también queremos incidir en el mensaje que antes he comentado del enorme potencial y el importante papel que jugamos dentro de la sociedad, a la que aportamos alimentos cada vez más sanos, seguros y sostenibles.

“Queremos consolidar el giro estratégico que iniciamos a finales de 2018, potenciando nuestro papel de representación con la incorporación de nuevos socios”.

Y, personalmente, ¿cómo valora el trabajo que ha desarrollado hasta ahora y el que tiene por delante desde su responsabilidad?
Para mí ha sido un año muy gratificante porque me ha permitido estar muy cerca y seguir aprendiendo, día a día, con profesionales y empresarios a los que admiro. En primer lugar, por su capacidad de trabajo, por la valentía que demuestran cada día a la hora de tomar decisiones y, también, por la pasión y la dedicación absoluta que tienen por su empresa, ya estén al frente de grandes o pequeñas compañías, pero siempre apostando por el crecimiento junto a sus equipos, que reconocen como su mayor capital.
En este sentido, poder aportar mi granito de arena para representarles, apoyarles y acompañarles en esos retos, que antes he mencionado y que tienen por delante, es una  gran satisfacción para mí.

Entra aquí para saber más sobre el sector agroalimentario.


To Top