jueves, 7 julio 2022

América Latina, un mercado alternativo en tiempos de conflicto

La guerra de Ucrania y los problemas iniciados a raíz de la pandemia lastran la economía mundial. Sin embargo, España logró aumentar sus exportaciones de mercancías un 23,9 % en el primer trimestre de 2022. En ese contexto, la quinta edición de Tudela Capital pivotó sobre qué alternativas de negocio existen al alcance de las empresas navarras en el extranjero para sortear la crisis. Sobre este tema dialogaron el director de Exportación de Masaveu Bodegas (Bodega Pagos de Araiz), Javier Torres, y el director adjunto de Galar Foods, Iván Romero. Patrocinada por LORTU Desarrollo Empresarial, Laboral Kutxa y Perap Mantenimientos Industriales, la cita contó con la colaboración de la Asociación Empresa Ribera (AER) y Plaza Nueva.

Irene Guerrero
Tudela - 26 mayo, 2022

Jesús Jiménez (Navarra Capital), Iván Romero (Galar Foods) y Javier Torres (Masaveu Bodegas). (Fotos: Víctor Rodrigo)

El 68 % de las empresas trasladará al mercado una subida de los precios en 2022 como “medida de contingencia” ante el aumento del coste energético, según un sondeo de Solunion. Al mismo tiempo, los precios del transporte marítimo mundial, medio más utilizado para las grandes operaciones del comercio global, han subido de media un 40 % en lo que llevamos de año. Son dos de los problemas que experimentan en la actualidad las empresas navarras, provocadas en parte por las consecuencias derivadas de los cierres en China, la guerra en Ucrania y los estragos de la pandemia.

No obstante, las exportaciones españolas de mercancías ascendieron un 23,9 % en el primer trimestre de 2022 respecto al mismo periodo del año anterior y alcanzaron los 89.611 millones de euros, “máximo histórico” para el periodo. Así lo constatan datos del informe mensual de comercio exterior, elaborado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. En estos meses, marcados también por el fin de las restricciones impuestas por la pandemia, muchas firmas han apostado por regiones como Latinoamérica, donde han entrado en nuevos mercados y están creciendo en aquellos donde ya tenían presencia.

Esa fue una de las conclusiones que se extrajeron del diálogo mantenido este jueves entre el director de Exportación de Masaveu BodegasJavier Torres (Bodega Pagos de Araiz), y el director adjunto de Galar FoodsIván Romero. Bajo el título ‘La internacionalización en tiempos de conflicto’, la quinta edición de Tudela Capital se centró en identificar algunas claves del complejo escenario al que se enfrenta en estos momentos el comercio mundial y qué opciones de negocio existen al alcance de las empresas navarras.

Joseba Pérez (LORTU Desarrollo Empresarial): “Hay que conocer la cultura del país al que vamos y, también, saber adaptar el modelo de negocio al mercado”.

La cita, promovida por Navarra Capital, reunió a agentes empresariales y políticos en el Hotel AC de Tudela. Contó con el patrocinio de LORTU Desarrollo Empresarial, Laboral Kutxa Perap Mantenimientos Industriales, así como con la colaboración de la Asociación Empresa Ribera (AER) Plaza Nueva.

Cualquier proceso de internacionalización pasa por adaptar el modelo de negocio a los nuevos mercados e impulsar el crecimiento profesional de las personas que llevan el peso de las operaciones en el exterior. Así lo destacó Joseba Pérez, CEO y fundador de LORTU Desarrollo Empresarial, quien ejemplificó estas observaciones con una anécdota.

“Cuando estaba iniciando en Pamplona la sede de una multinacional americana, los representantes estadounidenses que visitaban cada mes la oficina preguntaban por la foto del empleado del mes. Yo les expliqué que aquí, culturalmente, no lo entendemos. En cambio, cuando vas a Estados Unidos, no hay que olvidarse de poner esa foto. Este detalle, que parece tonto, puede aportar a que el negocio funcione y prospere”, valoró.

REENFOCANDO LOS ESFUERZOS

Su reflexión sirvió como punto de partida para la conversación entre Torres y Romero, quienes explicaron cómo abordaban la situación de incertidumbre con sus equipos. Galar Foods, firma que creció durante el primer cuatrimestre del año, tuvo que revisar y aplicar incrementos en las tarifas desde el pasado mes de octubre.

“Dada la incertidumbre del contexto, hemos explicado a nuestra plantilla que hay que tener prudencia al realizar los cobros y trabajar en nuevos mercados alternativos, donde los efectos negativos de la inflación puedan no ser tan relevantes como en los continentales. En este sentido, estamos reenfocando esfuerzos en Latinoamérica y Asia con el ánimo de poder desarrollar el negocio en estas regiones, que experimentan menos efectos por el momento”, concretó Romero.

Iván Romero (Galar Foods): “Hemos explicado a nuestra plantilla que hay que trabajar en nuevos mercados alternativos, donde los efectos de la inflación puedan no ser tan relevantes”.

En una línea similar, Masaveu Bodegas vive importantes dificultades en sus exportaciones a Asia (la bodega navarra del grupo, Pagos de Araiz, tiene “una dependencia histórica” del mercado chino). Pero la compañía ha encontrado nuevas fórmulas para revertir esta situación.

“La marca está muy extendida y reconocida, por lo que el cierre de China nos está afectando. Pero hemos experimentado también alegrías en mercados que no teníamos en el radar como Ecuador, Guatemala, Venezuela, Estonia, Rumanía, Eslovenia… En este sentido, estamos expandiéndonos al máximo en mercados más pequeños, con lo que compensamos lo que mandábamos a China”, detalló Torres.

En concreto, Latinoamérica ha sido “una clara apuesta” para los sectores de ambas empresas, gracias a los “lazos culturales” y a que los países del continente gestionaron la pandemia de forma similar a España. “Mientras todos los países asiáticos cerraron de manera hermética, el mercado latinoamericano no cerró por completo, sino que ha intentado compaginar la actividad comercial con las medidas sociosanitarias. A esto se suma que el continente es punta de lanza para el sector vitivinícola español”, incidió el director de Exportación de Masaveu Bodegas.

Una valoración con la que coincidió el director adjunto de Galar Foods: “A nosotros nos ha ido muy bien en Chile, Perú, Uruguay, Colombia y Venezuela. Más que la gestión de la pandemia, hemos compartido la misma actitud de seguir haciendo negocio”.

LOS RETOS DE LA EXPORTACIÓN

Para ambos directivos, las sucesivas crisis globales que se han vivido en los últimos años no detendrán el proceso de globalización. Eso sí, obligarán a muchos países a replantear la ubicación de los puntos estratégicos del comercio global. “En estos momentos, nos preocupa más la escasez de chóferes que los costes del transporte. Así mismo, ocho de los principales puertos del mundo están en Asia y siete en China. Quiero pensar que, después de lo que hemos vivido, Europa está moviendo hilos para relocalizar esas vías de transporte al corredor del mediterráneo. Experimentaremos cambios en las relaciones internacionales, aunque no sé si a gran escala”, remarcó Romero.

Al mismo tiempo, coincidieron en el peso que lleva el importador para expandirse en mercados extranjeros. “Es posible que estés en un gran mercado, como Estados Unidos, y que tu importador no te permita llegar a todo el potencial que tiene. También puedes trabajar con importadores en mercados pequeños que estén comprometidos con el producto y que, incluso, te ayuden a llegar a países satélite. Por eso, hemos explorado alternativas como buscar nuevos importadores o provocar colaboraciones entre ellos, pero nos encontramos con que el precio, que se ha incrementado por los costes de transporte y energía, es un obstáculo para generar nuevas relaciones”, señaló Torres.

Javier Torres (Masaveu Bodegas): “Resulta imprescindible profesionalizar el equipo que se encarga de las exportaciones y adaptar constantemente el producto a la demanda local“.

A todo ello se suman otros desafíos que van cobrando más importancia en los mercados internacionales donde operan ambas empresas, como el de asegurar la sostenibilidad del producto que comercializan, apuntó el director adjunto de Galar Foods. “Aunque es cierto que en épocas de crisis priman otros temas, no podemos dejar de trabajar, por ejemplo, en productos que contengan ‘etiqueta limpia’ (inmensamente demandado en Inglaterra) o en el packaging sostenible. En este último punto, necesitamos que la industria de plásticos avance en nuevos materiales que, además, tengan una vida útil aceptable”, defendió.

Por otro lado, resulta “imprescindible” profesionalizar a los equipos que se dedican a las exportaciones y mantener los esfuerzos por adaptar el producto a la demanda del mercado donde se quiere penetrar. “Por ejemplo, tenemos la mala suerte de que la imagen del vino rosado en el mundo está ligada a los provenzales. Por eso, el rosado de la Comunidad foral, que tiene mucho sabor y funciona magníficamente en España, no gusta a nivel internacional. Así que hemos desarrollado un rosado navarro pálido, mucho más ligero de color y elaborado con garnacha, para poder exportarlo. Porque el mundo no se va a adaptar a tu producto”, concluyó Torres.

Entra aquí para leer más sobre los encuentros de Navarra Capital.


To Top