jueves, 7 julio 2022

Ampliar la A-15 desde Tudela a Soria requerirá una inversión de unos 120 millones

Este lunes, el consejero Bernardo Ciriza informó a los alcaldes de la Ribera sobre una treintena de proyectos que se prevén incluir en el IV Plan Director de Carreteras. La ampliación de la A-15 supone construir una nueva vía desde el enlace de la AP-15 en Tudela hasta el límite de la provincia.

Redacción
Pamplona - 16 mayo, 2022

Pedro López, director general de Obras Públicas e Infraestructuras, y Bernardo Ciriza, consejero de Cohesión Territorial. (Foto: cedida)

La ampliación de la autovía A-15 desde Tudela a Soria requerirá una inversión de en torno a 120 millones de euros. Se trata de uno de los principales proyectos que prevé recoger el IV Plan Director de Carreteras de Navarra, actualmente en fase de redacción.

Así lo avanzó el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, en una reunión mantenida este lunes con los alcaldes y alcaldesas de la Ribera. En el encuentro, en el que también participó el director general de Obras Públicas e Infraestructuras, Pedro López, el consejero subrayó la necesidad de “mejorar las carreteras como servicio público”. “Una red de carreteras óptima resulta esencial para asegurar la vertebración de nuestro territorio porque las carreteras conectan nuestros pueblos y ciudades, conectan nuestras empresas y servicios, pero sobre todo conectan personas”, indicó.

Ciriza incidió en que “existe un déficit en el mantenimiento y mejora de las carreteras”. En este sentido, el último Plan Director de Carreteras de Navarra (2010-2018) alcanzó un grado de inejecución del 9 2% y, de las 225 actuaciones contempladas, 208 no llegaron a ejecutarse durante su vigencia.

“Los presupuestos del Gobierno de Navarra y del Estado son de carácter limitado, siendo una prioridad absoluta el mantenimiento del Estado del Bienestar, cuyos pilares fundamentales son los servicios públicos tales como la sanidad, la educación y los servicios sociales. Por ello, y en consonancia con las políticas de la Unión Europea, la tarificación a vehículos pesados en vías de alta capacidad es la opción más realista para avanzar en la financiación de las necesidades viarias de la Comunidad foral”, insistió a pesar del rechazo que esta medida genera en el sector del transporte.

UNA TREINTENA DE OBRAS EN LA RIBERA

El IV Plan Director de Carreteras de Navarra se extenderá hasta 2029 con una estimación de inversión en obra nueva de más de 1.300 millones de euros. En concreto, contempla la ejecución de más de 250 obras de ampliación y mejora de la red de carreteras. Para la Ribera de Navarra se proyectan en torno a una treintena de actuaciones, con una inversión estimada de más de 250 millones de euros.

Entre los principales proyectos destaca la ampliación de la A-15 desde Tudela a Soria, que requerirá una inversión aproximada de 120 millones de euros. Así, supone construir una nueva vía desde el enlace de la AP-15 en Tudela hasta el límite de la provincia. Esta actuación, en coordinación con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA), se corresponde con el último tramo de la autovía Soria-Tudela, itinerario de alta capacidad que conecta Navarra con Castilla-León y con Madrid, y “permitirá cerrar el esquema de la red de gran capacidad de la Comunidad foral”.

Destaca, además, la construcción de una variante en Azagra, así como la ejecución de dos glorietas de acceso a la actual travesía, tanto por el este como por el oeste, “de manera que se reduzca la velocidad de circulación y se aumente la seguridad vial”. Asimismo, en Fitero se plantea la necesidad de actuar en la NA-6900, “mediante un ensanche que permita disponer de cunetas pisables y ampliar el ancho de calzada”.

Otros de los proyectos se refieren al recrecimiento de la carretera N-113 a su paso por Castejón para prevenir la inundación de la vía durante las crecidas del río Ebro; la reforma del puente de Marcilla sobre el río Aragón; la mejora de la intersección de Los Abetos, en Valtierra; o el desdoblamiento de la carretera NA-160 (Tudela-Cintruénigo), en el tramo entre la A-68 y la AP-68, por el crecimiento de la actividad industrial, “que precisa de vías de servicio que faciliten el control del itinerario en esta zona”.

También se incluyen los proyectos para construir variantes en diversas localidades riberas, así como actuaciones para mejorar la funcionalidad en varios tramos de carreteras como la N-121-C, NA-115, NA-660 o NA-6630, entre otras vías.

Entra aquí para leer más sobre economía navarra.


To Top