domingo, 13 junio 2021

Aspace, DZ Licores y Schneider Electric piensan en verde

Estas tres entidades han apostado por la creación de empleo, la protección de la biodiversidad y la economía circular en varios de sus proyectos, que han sido seleccionados como finalistas de los Premios RSCapital en la categoría de RSC Medioambiental. 'Biointegra' y 'Ecointegra', 'Empresa consciente' y '¡Salvemos a los murciélagos!', respectivamente, integran el respeto por el entorno natural en las actividades de estas organizaciones. Las votaciones para elegir las iniciativas ganadoras permanecerán abiertas hasta el 20 de junio (incluido).

Irene Guerrero
Pamplona - 9 junio, 2021

De izda. a dcha., Blanca Elizalde, Adrián Subía y Rafael Ruiz de Ojeda. (Fotos: cedidas)

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) ha permitido a muchas empresas navarras implementar la regla de las tres ‘erres’: reducir la huella de carbono en los procesos, el uso de agua y de la energía; reutilizar los elementos y concederles una segunda vida útil, que trascienda la ganancia económica; y reciclar los residuos para convertirlos en nueva materia prima o productos nuevos. Todo ello en el marco del Pacto Verde Europeo, la hoja de ruta por la que la Unión Europea (UE) aspira a ser climáticamente neutra en 2050 a través del apoyo técnico y económico a su tejido empresarial.

En este sentido, varios proyectos de la Fundación Aspace Navarra para el Empleo, DZ Licores (Pacharán Zoco) y Schneider Electric ponen el foco en el impulso a la creación de empleo, la protección de la biodiversidad y la sostenibilidad. Estas tres firmas han sido escogidas por un comité de expertos y expertas, coordinado por Juanjo Rubio, director de la Unidad de Innovación Social de Navarra (UiS), como finalistas en la categoría RSC Medioambiental de los Premios RSCapital. Unos galardones que reconocen las mejores prácticas empresariales del año dentro de este campo en la Comunidad foral.

Las personas que deseen votar pueden hacerlo a través de este enlace.

NavarraCapital.es organiza y financia estos reconocimientos con sus recursos al considerarlos un proyecto propio de RSC. Este medio ya ha abierto las votaciones online para que el público escoja al proyecto ganador en esta y las otras dos categorías. ‘Sistema de gestión de RSE – Compromiso Florette’, de Florette; ‘Tierra de futuro, de The Real Green Food (Gvtarra); y ‘Muchos pocos hacen mucho’, de Cistec Technology, en RSC Corporativa. Y, por otro lado, ‘La energía de las personas’, de Emasp; ‘La mirada del paciente’, de Cinfa; y ‘Tu proyecto solidario’, de Volkswagen Navarra, en RSC Social. Las personas que deseen votar pueden hacerlo a través de este enlace hasta el próximo 20 de junio (incluido).

BIOINTEGRA Y ECOINTEGRA

Fundación Aspace Navarra para el Empleo lleva cincuenta años “acompañando a personas con parálisis cerebral en las etapas más importantes de su vida”, explica Blanca Elizalde, su directora. Una de ellas es el trabajo. “Empezamos a cubrir este ámbito treinta años atrás, a través de centros y servicios como el centro ocupacional, el centro especial de empleo y el servicio de orientación y formación para la integración laboral”, concreta. Quizá por su larga trayectoria, la asociación observó una problemática: “Debíamos acercar el empleo a los entornos rurales, de tal forma que las personas de difícil empleabilidad de la zona no tuvieran que desplazarse a las ciudades a trabajar”.

Este análisis fue el germen de los proyectos Biointegra Ecointegra, dos iniciativas que han sido fundamentales también para la “apuesta por la economía circular, la sostenibilidad y la ecología” que la fundación concretó hace catorce años: “Con ambos proyectos, generamos empleo directo a personas que residen en zonas rurales de Navarra y el impacto de sus actuaciones repercute en toda la zona de influencia, incluso cruzando fronteras como es el caso de Ecointegra en Aoiz“. Así mismo, Aspace aspira a transmitir estas “experiencias replicables” a otros colectivos y ámbitos de la sociedad.

Blanca Elizalde (Aspace): “Generamos empleo directo a personas que residen en zonas rurales de Navarra y el impacto de sus actuaciones repercute en toda la zona de influencia”.

Ecointegra es una planta de tratamiento de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos que tiene su origen en 2007. Cuenta actualmente con 65 personas trabajadoras: un 92 % de ellas tiene algún tipo de discapacidad y un 30 % reside en la zona. En 2020, este centro recicló más de 7.700 toneladas de residuos procedentes de España y del sur de Francia. “Nuestro objetivo más inmediato en este proyecto es la obtención del certificado Weeelabex (etiqueta de excelencia en la gestión de residuos) para los aparatos de frío, siendo así la primera planta a nivel nacional que lo obtendría”, detalla Elizalde. La inversión total de la iniciativa suma 2 millones de euros, con una proyección de facturación para 2021 de 2,21 millones.

En la misma línea, Biointegra contribuye a “proteger del despoblamiento a la zona Pirineo, evitando migraciones a ciudades en busca de empleo”. La iniciativa, en la que Aspace colabora con INTIA, se convirtió recientemente en un centro de producción de leche de vacuno en pastoreo ecológico y su transformación a productos lácteos, que se inaugurará el próximo 11 de junio a las 10:00 en las instalaciones de Roncesvalles. “En este nuevo proyecto trabajarán nueve personas, siete de ellas con discapacidad y un 77 % de la zona”, celebra la directora de Aspace. Para ponerlo en marcha, se invirtieron 463.000 euros y espera facturar 338.000 euros anuales.

PACHARÁN SOSTENIBLE

“En nuestra gama de productos, es muy difícil llegar a ser ecológicos porque no hay producción certificada en este sentido, sobre todo de alcohol y azúcar”, especifica Adrián Subía, director de Producción en DZ Licores. Por eso, esta firma fue “pionera” en el sector de las bebidas espirituosas cuando empezó sus labores hace más de veinte años en una finca de seis hectáreas (el antiguo jardín del Palacio de la Vega del Pozo), ubicada en Dicastillo.

Adrián Subía (DZ Licores): “La candidatura que presentamos ahora no es un proyecto puntual, sino la foto de un esfuerzo que se remonta mucho tiempo atrás”.

“Entonces, buscamos acercarnos a los productores navarros de endrinas e insertarnos en el entorno natural, social y económico de la región. Por eso, la candidatura que presentamos ahora no es un proyecto puntual, sino la foto de un esfuerzo que se remonta mucho tiempo atrás”, expone. Así, en 2009, el equipo de Pacharán Zoco se propuso lograr una producción “más sostenible”, que cumpliera con los estándares europeos: “A través de la certificación medioambiental, vamos atajando todos los retos de la elaboración de un pacharán sostenible”.

Con un presupuesto anual de 20.000 euros, la firma ha logrado bajar de forma notable el consumo de agua y energía respecto a la media del sector. “Si el sector consume 5,6 litros de agua por litro de pacharán, nosotros hemos reducido nuestro uso a la mitad, es decir, 2,6 litros. Así mismo, el 86 % del consumo de energía es de origen renovable, frente a un 62 % de nuestro sector”, concreta Subía. La huella de carbono por litro embotellado es de 6,11 gramos de CO2, que contrasta con los 168 gramos de CO2 por litro en su mercado.

“Además, el 88 % de nuestros residuos son valorizables o reciclables. De ellos, un 60 % son los restos de las endrinas, que se utilizan en las propias fincas de cultivo de pacharán como abono”, precisa el director de Producción. Por último, su materia prima son frutos “de origen 100 % navarro desde hace diez años”, un hito de economía circular que destaca Subía: “Estamos elaborando un producto muy tradicional de esta tierra. Y el respeto al entorno es importante para asegurar el futuro de nuestras actividades. Hemos estado buscando soluciones sostenibles para nuestra producción a lo largo de nuestra historia y vamos dando pequeños pasos cada año”.

 ¡SALVEMOS A LOS MURCIÉLAGOS!

Los quirópteros, comúnmente conocidos como murciélagos, cumplen funciones muy importantes para la conservación de los ecosistemas, el control de plagas, la dispersión de semillas y la polinización. “Por eso, es tan preocupante las poblaciones hayan disminuido en número durante las últimas décadas”, lamenta Rafael Ruiz de OjedaSafety, Environment & Real Estate manager en Schneider Electric. Ahora, casi el 25 % de las especies se encuentra en “algún riesgo de extinción.

Rafael Ruiz de Ojeda (Schneider Electric): “Los logros en materia de biodiversidad se pueden conseguir mejor con la colaboración público-privada”.

En la fábrica de Puente la Reina ya se habían propuesto realizar un proyecto de economía circular, basado en el reciclaje de los palés dañados. Y, gracias a su contacto con la Asociación Española para la Conservación y el Estudio de los Murciélagos (Secemu), decidieron darles una “segunda vida” útil: “Recuperaremos todos los palés rotos de nuestro proceso productivo e impulsaremos la construcción de refugios para murciélagos con el fin de mejorar su hábitat”. Por eso, en colaboración con Secemu y la Fundación Industrial Navarra (FIN), Schneider ha impulsado una iniciativa colaborativa cuya misión es “proteger la especie y frenar la pérdida de diversidad biológica”. 

Para la elaboración y difusión de esta iniciativa, el Ayuntamiento de Puente la Reina está ayudando a la fábrica a integrar el proyecto dentro de la comunidad educativa local. Por otro lado, también existe un punto de encuentro con la Asociación Gares Energía, una comunidad energética local, creada recientemente y “muy activa” en materia medioambiental: “Creemos firmemente que los logros en materia de biodiversidad se pueden conseguir mejor con la colaboración público-privada”. El proyecto, así mismo, no ha requerido “ningún tipo de inversión”, remata Ruiz de Ojeda.

Entra aquí para leer más noticias de RSC.


To Top