martes, 24 noviembre 2020

Aumentan las subvenciones para altas de autónomos y contratos de jóvenes

El Gobierno de Navarra destinará 950.000 euros adicionales a ambas líneas de ayudas, cuyo importe total ascenderá a 3,68 millones: 2,2 serán para los trabajadores por cuenta propia y 1,48 para la incorporación de jóvenes.

Redacción
Pamplona - 22 octubre, 2020

El Gobierno de Navarra destinará 950.000 euros adicionales a ambas líneas de ayudas. (Foto: archivo)

El Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare (SNE-NL) va a ampliar en 950.000 euros las subvenciones para apoyar a personas que se dan de alta en el régimen de autónomos y a las empresas que contratan a jóvenes en prácticas o para su primer empleo. De esta manera, destinará a estas dos líneas un total de 3,68 millones. En concreto, 2,2 serán para nuevas altas de trabajadores autónomos, tras la incorporación de 550.000 euros a los 1,65 millones proyectados inicialmente para 2020. Respecto a la convocatoria de primer empleo joven, la previsión del SNE-NL es destinar 1,48 millones (400.000 euros adicionales). Estas medidas permitirán apoyar 1.255 contratos o nuevas altas (933 emprendedoras y emprendedores y 322 jóvenes).

La ampliación de fondos se produce a la vista de la “buena evolución” que están mostrando ambas líneas de fomento del empleo durante este año, pese al impacto del Covid-19, según valoraron en rueda de prensa la consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, y la directora gerente del SNE-NL, Mirian Martón.

Carmen Maeztu: “La mayor parte de las subvenciones las pide gente que tenía ideas de negocio antes de la crisis”.

El año pasado, el SNE-NL destinó 1.931.100 euros a 819 altas de autónomos, con ayudas que oscilaron entre los 2.000 y los 3.500 euros. En 2020, hasta la fecha, han sido 776 las personas que las han solicitado, con un desembolso de 1.779.900 euros, lo que indica que a final de año es probable que se alcance, incluso se supere, la cifra del año pasado.

“La mayor parte de las subvenciones las pide gente que tenía ideas de negocio antes de la crisis. En el caso del emprendimiento, el 70 % de las personas que acceden a las ayudas lo hacen porque quieren tener su propio negocio. Y solo un 30 % porque es su única opción. Es una buena noticia que, en condiciones tan adversas como las actuales, haya personas que siguen apostando por poner en marcha proyectos propio y no renuncian a ellos”, valoró Maeztu.

Respecto a la línea de ayudas para jóvenes, la consejera de Derechos Sociales explicó que su buena evolución se debe a que ya es conocida por las empresas: “La crisis afecta especialmente a la gente más joven, como lo muestran las últimas cifras del paro, con un incremento desde marzo del 22,2 %.  Esperamos que estas ayudas contribuyan a estimular su incorporación a las plantillas”.

Mirian Martón (SNE-NL): “Por cada mes de inserción laboral de los jóvenes, el retorno social de la inversión es como mínimo de 1,3 euros por cada euro invertido”.

En este caso, la subvención se da a las compañías y oscila entre los 3.600 y 5.100 euros para la contratación en prácticas a jóvenes con titulación universitaria o con ciclos formativos. Se trata de una de las líneas de intervención del SNE-NL con mejor resultado en las evaluaciones: a los seis meses de terminar el contrato subvencionado, el 96,6 % sigue trabajando. Pasados dos años, el 87 %. El 62% de los jóvenes insertados tienen ya contratos indefinidos, y un 56 % de estos seguía trabajando en la misma empresa a la que el SNE-NL subvencionó las prácticas. “Por cada mes de inserción, el retorno social de la inversión es como mínimo de 1,3 euros por cada euro invertido”, precisó la directora gerente de SNE-NL.

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra.


To Top