domingo, 29 noviembre 2020

Ayuda extra de hasta 450 euros para trabajadores en ERTE

Las ayudas, que podrían ampliarse, se destinarán a trabajadores por cuenta ajena que hayan sido titulares de la prestación contributiva por desempleo debido a la suspensión de su contrato o a la reducción de su jornada entre el 1 de julio y el 30 de septiembre. Además, habrá que cumplir distintos requisitos.

Redacción
Pamplona - 21 octubre, 2020

Carmen Maeztu anunció este miércoles las nuevas ayudas para trabajadores en ERTE. (Foto: cedida)

El Gobierno de Navarra aprobó este miércoles una línea extraordinaria de ayudas, por un importe total de 2.975.000 euros, para las personas trabajadoras afectadas por ERTE derivados del Covid-19 durante este verano.

La dotación podría ampliarse “en caso de ser necesario”. Porque, según la consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, el objetivo del Ejecutivo foral es que “el 100% de quienes cumplan los requisitos puedan beneficiarse”.

En concreto, estas ayudas se destinarán a trabajadores por cuenta ajena que hayan sido titulares de la prestación contributiva por desempleo, debido a la suspensión de su contrato o a la reducción de su jornada de trabajo mediante un ERTE entre el 1 de julio y el 30 de septiembre de 2020.

REQUISITOS

Entre los requisitos para acceder a las mismas se pide tener domicilio fiscal en Navarra a efectos de IRPF desde el año 2019 y una base de cotización por contingencias comunes a la Seguridad Social igual o inferior a 20.000 euros durante los doce meses anteriores al 1 de julio de 2020 o al momento en el que se vea afectada por el expediente de regulación temporal de empleo.

Carmen Maeztu: “Realizamos una valoración muy positiva de los acuerdos alcanzados en el Consejo de Diálogo Social, encaminados a apoyar a los sectores más afectados por la crisis”.

El límite económico se sitúa en 20.000 euros, importe que no deberán superar las rentas obtenidas durante el periodo impositivo 2019 del impuesto sobre la renta de las personas físicas que constituyen la base imponible, más las rentas exentas del mismo.

Si la persona beneficiaria forma parte de una unidad familiar, ese límite queda establecido en 40.000 euros. También se exige que ningún miembro de la unidad familiar esté sujeto al impuesto sobre el patrimonio correspondiente al ejercicio 2019.

La cuantía de la ayuda, por un importe máximo de 450 euros, se calculará en función de los días de regulación de empleo de suspensión y/o reducción de jornada que se hayan aplicado a la persona beneficiaria durante el periodo comprendido entre el 1 de julio y el 30 de septiembre de 2020, ambos inclusive.

“Desde el Gobierno realizamos una valoración muy positiva de este y el resto de acuerdos alcanzados en el Consejo de Diálogo Social encaminados a apoyar a los sectores de la población más afectados por la crisis del Covid-19 (…). Estas ayudas pretenden ser un apoyo a trabajadores y trabajadoras con peores salarios, que con la crisis ha visto mermado todavía más sus ingresos”, señaló la consejera.

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra. 


To Top