Automoción, TIC y alimentación, oportunidades en Rumanía

domingo, 29 marzo 2020

Automoción, TIC y alimentación, oportunidades en Rumanía

El país centroeuropeo presenta un importante crecimiento en los últimos años e interesantes posibilidades de negocio para las empresas navarras. Su embajadora en España, Gabriela Dancau, atendió a NavarraCapital.es tras charlar con la presidenta del Gobierno foral, el alcalde de Pamplona y un grupo de empresarios en Cámara Navarra.

Yosune Villanueva
Pamplona - 25 febrero, 2020

Gabriela Dancau, embajadora de Rumanía en España, visitó Navarra para estrechar lazos económicos. (Fotos: Maite H. Mateo)

La embajadora de Rumanía en España, Gabriela Dancau, visitó Navarra este martes para establecer lazos “humanos y económicos” entre el país europeo y la Comunidad foral. Tras reunirse con la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, y el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, mantuvo un encuentro en Cámara Navarra con varios empresarios forales interesados en explorar oportunidades de negocio en el país de los Cárpatos.

Dancau, de 42 años, es graduada en Cibernética, Estadística e Informática Económica y tiene dos másteres, uno de ellos en Relaciones Institucionales. Es diplomática desde hace veinte años, aunque solo lleva tres como embajadora de Rumanía en España y sostiene que España y su país tienen importantes vínculos históricos. Haciendo memoria, recuerda a NavarraCapital.es que “el emperador Trajano, nacido en España, también conquistó la antigua Dacia, hoy Rumanía”.

Miguel Zandio, Gabriela Dancau, Javier Taberna, Bogdan Badescu y Marian Popescu.

Le gusta profundizar en el carácter de ambas sociedades porque considera que tienen las mismas costumbres: “mente abierta, somos acogedores, contamos con un nivel cultural muy parecido…”. Y, sobre todo, da las gracias al más de un millón de rumanos que viven en España (es la segunda población extranjera más numerosa en Navarra) porque los considera “parte importante de esa cooperación estratégica con España”.

Atiende a este medio poco después de reunirse con empresarios navarros y departir con ellos junto al cónsul honorífico de Rumanía en Pamplona, Javier Taberna, también presidente de Cámara Navarra; Bogdan Badescu, consejero para Asuntos Económicos de la embajada de Rumanía; y Marian Popescu, cónsul general de Rumanía en Bilbao.

Dancau comenta que la adhesión de Rumanía a la Unión Europea en 2007 supuso un cambio en la vida económica del país, que lo hace “estable y atractivo para las empresas”.

Dancau comenta que la adhesión de Rumanía a la Unión Europea en el año 2007 supuso un cambio en la vida económica del país, que lo hace “estable y atractivo para las empresas”. Además, recibe millones de euros de la Unión Europea para la inversión en infraestructuras, modernización del país, etc.

Concretamente, 43.000 millones de euros en el periodo 2014-2020, tiempo en el que el propio gobierno rumano ha destinado 925 millones a modernizar el país. Eso sin olvidar “los incentivos fiscales para ayudar a la inversión extranjera”. No en vano, es el segundo país con mayor crecimiento de la Unión Europea y el quinto del mundo en velocidad punta de conexión a Internet.

La embajadora resalta los tres sectores económicos más interesantes para las empresas navarras: la automoción, las TIC y la alimentación. En este último, habla de importantes oportunidades “para las empresas navarras, que están a la cabeza de Europa en productos alimentarios en conserva”.

Dancau, durante su ponencia en Cámara Navarra.

Dancau, durante su ponencia en Cámara Navarra.

La embajadora también subraya las ventajas competitivas que posee su país: recursos naturales y ventajas energéticas, con 85 parques industriales en todo el país con titularidad pública y privada; una ubicación estratégica en Europa y buenas conexiones con catorce aeropuertos internacionales, además de puertos marítimos; y un mercado interno significativo, gracias a que es la sexta población de Europa Central”.

Pero, sobre todo, hace hincapié en “el sistema fiscal competitivo y una mano de obra cualificada, con unos costes laborales competitivos”. Todos estos factores generan “una gran facilidad para hacer negocios”, sin necesidad además de contar con socios del propio país.

Rumanía es uno de los pocos países con los que Navarra tiene un saldo negativo en el comercio exterior, pues la Comunidad foral exporta por valor de 59 millones de euros e importa por valor de 65. Los principales productos exportados son automóviles, componentes de automoción, material eléctrico, tejidos técnicos, pasta de papel, fundición y galletas.

Un total de 114 empresas navarras vendieron productos a Rumanía a lo largo del año pasado.

En el lado de las importaciones, la Comunidad foral compró el año pasado a Rumanía componentes de automoción, material eléctrico, muebles de hogar, maquinaria eléctrica, electrónica, herramientas de corte, instrumentos de precisión y medida, etc.

Así, 114 empresas navarras vendieron productos a Rumanía en 2019. Este país cuenta con 20 millones de habitantes y está estratégicamente situado en el centro de Europa. Ocupa el puesto 52º en el ranking Doing Business mundial y su PIB per cápita, que ha ido creciendo paulatinamente en los últimos años, es de 10.510 euros. Según las previsiones europeas de 2020-2021, es el segundo país europeo con mayor crecimiento.

Precisamente Miguel Zandio, gerente de la empresa navarra Premo (antigua Premosa), dedicada a la compartimentación para oficinas, compartió su experiencia de más de 10 años en Rumanía, donde empezó a trabajar de la mano de dos socios rumanos y destacó el crecimiento estable de los últimos años, así como la modernización del país. Para Zandio, Rumanía es un país que ofrece seguridad jurídica, aunque ha señalado que, “debido a los bajos índices de desempleo, resulta difícil encontrar mano de obra cualificada”.    

Entra aquí para leer más sobre economía en Navarra.


To Top