martes, 19 noviembre 2019

Seis mercados emergentes para hacer frente al Brexit

Desde Cámara Navarra e ICEX analizan las interesantes oportunidades que Canadá, Corea del Sur, Marruecos, Turquía, Japón y Australia ofrecen a las empresas forales. En esos países pueden encontrar una vía para paliar las posibles pérdidas originadas por la salida del Reino Unido de la UE.

Yosune Villanueva
Pamplona - 1 octubre, 2019

Las exportaciones navarras aumentaron un 12,7 % en 2018, hasta alcanzar los 9.095,3 millones de euros.

Canadá, Corea del Sur, Marruecos, Turquía, Japón, Australia… Seis mercados en los que adentrarse para hacer frente a las millonarias pérdidas que podrían acarrear el Brexit y los aranceles de EEUU a las empresas navarras. Solo en el sector agroalimentario, el Gobierno foral habló inicialmente de 194 millones de euros comprometidos, 186 de ellos en las ventas al Reino Unido. Es decir, el 42,1 % de las totales realizadas al país británico en 2018. Pero este viernes, el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Manu Ayerdi, se refirió a 206 millones en el agroalimentario, el 46,6 % de los 441,7 facturados el año pasado.

La lista de países alternativos para las compañías forales nace del análisis de Ana Cañada, responsable de Comercio Internacional en la Cámara Navarra de Comercio, Industria y Servicios. Y su elección no es casual. Todos ellos destacan en “los sectores de las energías renovables y la alimentación”, claves en la economía foral. Isabel Peñaranda, directora de ICEX en Navarra, la secunda, aunque ambas reconocen que no es exhaustiva y que otros países también podrían ser idóneos para la internacionalización, es decir, tanto para la exportación como las inversiones en el exterior u otras actividades relacionadas.

Eso sí, obviamente “las empresas no pueden lanzarse a abordar todos los mercados del mundo”, sino que “deben realizar una labor de estudio y seleccionar mercados prioritarios, en los que sus productos tengan mejores oportunidades, los riesgos sean menores o los costes de desarrollar su actividad sean también más reducidos”, explica un estudio publicado por el Instituto Elcano, que analiza los países con mayor potencial para la internacionalización. Precisamente, el documento incluye un ranking con los veinte más recomendados para las empresas españolas y, entre ellos, figuran cuatro de los analizados por NavarraCapital.es: Canadá, Turquía, Corea del Sur y Marruecos.

Las exportaciones de mercancías navarras en 2018 superaron los 9.000 millones de euros, mientras que las importaciones casi llegaron a los 5.000.

Desde Cámara Navarra, la responsable de Comercio Internacional señala que los seis mercados escogidos para la Comunidad foral cumplen ciertos criterios que pueden ayudar a lograr un mayor éxito: facilidad para operar, tratados de libre comercio en algunos casos, poder adquisitivo de la población, importancia de una clase media consumidora, crecimiento de sus economías, desarrollo económico, estabilidad política, apertura hacia otros mercados, estabilidad económica y financiera, etc.

Dentro de la Estrategia de Internacionalización de la Economía Española 2017-2027, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo también cita a cinco de estos Estados (a todos menos Australia). Los considera Países con Actuación Sectorial Estratégica (PASE), es decir, constituyen un nuevo enfoque en la estrategia de diversificación de los mercados exteriores.

De hecho, hay algunas empresas navarras que operan en estos seis países, aunque todavía están poco explotados. Y Cañada confirma a este medio que ya ha recibido consultas de compañías forales “interesadas” en acceder a ellos. Así mismo, Peñaranda facilita datos actuales de transacciones de mercancías entre Navarra y cada uno de ellos. Cifras que se analizan a continuación, junto a los sectores estratégicos de estos y algunas de sus fortalezas, desglosadas en el Informe PASE.

CANADÁ, POR FIN, ABIERTA A EUROPA

Es la décima economía del mundo, con un PIB per cápita superior a los 45.000 USD y una perspectiva de crecimiento superior al 1,5 %. Es sede de ferias internacionales y, entre las prioridades de las autoridades canadienses para invertir, están los superclusteres, las infraestructuras, la innovación y las smart cities.

En los últimos cinco años, de 2013 a 2018, el saldo de las transacciones entre Navarra y Canadá siempre es positivo y ha pasado de 6,5 millones de euros a más de 24, con unas exportaciones que superan los 36. Hay que tener en cuenta el tratado de libre comercio, CETA, que suscribieron Europa y Canadá y abrió importantes oportunidades comerciales. En el año de su firma, 2017, las ventas de Navarra al país norteramericano fueron de unos 50 millones de euros, el 0,6 % del total de exportaciones forales, por lo que el margen de mejora es muy amplio.

Los sectores estratégicos del país norteamericano son, en el ámbito industrial, la ciencia, la automatización, la Industria 4.0 o los azulejos. El turismo sanitario y las ciudades inteligentes también se están potenciando, además de las infraestructuras en general. Pero es en agroalimentación, fortaleza de Navarra, donde la demanda es más interesante: aceite de oliva virgen, quesos artesanales, jamones, embutidos, aceitunas y vino, además de los frutos cítricos, de hueso y caquis.

MARRUECOS, LA PUERTA DE ÁFRICA

Su estabilidad política lo convierte en un país con bajo riesgo para los empresarios, pues cuenta con un mercado accesible y relativamente abierto al exterior. Además, España es el primer proveedor de Marruecos. Sin duda, la proximidad física y el dinamismo del país africano ayudan no solo a hacer negocios en él, sino a contar con una plataforma hacia el resto de África.

España es el primer proveedor de Marruecos, pero el saldo comercial resulta negativo para Navarra.

Los sectores estratégicos son abundantes. Y van desde la automoción a la energía, donde las autoridades marroquíes tienen prevista una inversión importante, pasando por el sector agrícola y la industria agroalimentaria en temas como explotación y tecnología agrícola, envases y embalajes, tecnología para la industria, alimentos y gastronomía.

También en el sector del turismo hay oportunidades de negocio en ámbitos como la inversión y la gestión hotelera, la digitalización, la consultoría y la formación, la restauración, las franquicias o los equipamientos.

Con respecto al medioambiente, la potabilización y el tratamiento de las aguas residuales son asignaturas pendientes en Marruecos. Y en tecnología industrial, hay oportunidades para el sector de la maquinaria y materiales de construcción, la industria auxiliar textil, el material eléctrico y manufacturas de hierro y acero.

Las transacciones comerciales con Marruecos son de las más elevadas entre los seis países analizados. No obstante, el saldo es negativo para Navarra, ya que a pesar de exportar por valor de casi 120 millones de euros, importamos por 194, lo que deja una diferencia en negativo de 74.

LA POBLACIÓN JAPONESA ENVEJECE

La tercera economía mundial, con 126,5 millones de habitantes y un elevado PIB que supera los 40.000 dólares estadounidenses, es el cuarto mayor importador mundial de mercancías y octavo en importaciones de servicio. Con la entrada en vigor en febrero de 2019 de un acuerdo con la UE, desaparecieron importantes obstáculos arancelarios (más del 90 %) y se llegará al 97 %, pasado el periodo transitorio.

El acuerdo con la UE ha generado, además, nuevos sectores estratégicos: agroalimentario; automoción; y productos industriales, farmacéuticos y textiles.

Japón es el segundo mayor socio comercial de España en Asia, solo superado por China, y hay que tener en cuenta que ofrece nuevas oportunidades para las empresas navarras, derivadas del envejecimiento de la población: productos farmacéuticos y adaptados, todo lo relacionado con la transformación digital y la atención a los mayores, etc.

El Acuerdo de Asociación Económica (AAE) con la Unión Europea ha generado, además, nuevos sectores estratégicos como la agroalimentación; la automoción; y los productos industriales, farmacéuticos y textiles. También se mantienen otros en los que ya había acceso como las energías limpias y los proyectos de infraestructuras (agua, energía y transporte), con alianzas en terceros mercados.

Japón es un mercado en el que las empresas navarras no han entrado con fuerza a la hora de exportar. Desde el año 2013, se mantiene anualmente un saldo negativo en las transacciones mercantiles, a pesar de que va discretamente mejorando el dato en favor de la Comunidad foral. Se ha importado por valor de unos 40 millones de euros anuales en los últimos seis años, con una fluctuación de 2 o 3 millones, salvo en 2017, cuando se llegó a los 46. Con respecto a las exportaciones, se ha pasado de los 12 millones de euros en 2013 a algo más de 21 en 2018.

TURQUÍA, UN BUEN ALIADO

La modernización y el fuerte crecimiento económico en los últimos diez años, con un 30 % acumulado, convierten a Turquía en un mercado óptimo para las empresas exportadoras de Navarra. A ello se suma una población de 80 millones de habitantes con un perfil demográfico joven, las privatizaciones y los grandes planes de infraestructuras con el horizonte de 2023 o su economía cada vez más competitiva a nivel industrial, que la están convirtiendo en la puerta a los mercados de Asia Central, Oriente Medio y África.

De los países analizados, Turquía es el que mantiene un mayor intercambio comercial con empresas navarras.

La progresiva liberalización de su mercado interior ha abierto nuevas oportunidades en diversos sectores como la agroindustria, con una agricultura en pleno proceso de transformación tecnológica; las energías renovables, en especial la eólica; el sector ferroviario; el farmacéutico; el de la automoción; y el de bienes de equipo.

De los seis países analizados, Turquía es el que mantiene el mayor intercambio comercial anual con Navarra: casi 260 millones de euros en exportaciones y 71 en importaciones, lo que le hacen tener también el mayor saldo favorable (188 millones).

LA MARCA Y LA CALIDAD EN COREA DEL SUR

La decimoprimera economía más importante del mundo es también la cuarta en Asia en términos de PIB. Cuenta con una población de 51 millones de personas y un alto poder adquisitivo medio.

Corea del Sur es el noveno mayor importador de mercancías del mundo y su población demanda productos extranjeros de marca y calidad, particularmente de Europa. Es, además, líder mundial en innovación, lo que abre excelentes oportunidades de colaboración en áreas como la Industria 4.0, la tecnología industrial, la robótica o las smart cities, entre otras.

Europa mantiene con el país asiático un Acuerdo de Libre Comercio (ALC UE-Corea), que incluye disposiciones sobre derechos de propiedad intelectual, compras públicas, desarrollo sostenible, medio ambiente, sociedad de la información y educación, además de una notable liberalización en el comercio de bienes y servicios. Hay también una cooperación en materia de educación superior, nuevas tecnologías, energía, satélites, servicios aéreos y administración de aduanas.

El alto poder adquisitivo de la población abre las puertas a productos gourmet, a la automoción y a los bienes de lujo.

Entre los sectores estratégicos de Corea del Sur que pueden interesar a las compañías navarras, se encuentran el sector agroalimentario (productos gourmet, vinos y otras bebidas, aceite de oliva y carnes), las energías renovables, la industria de la automoción, el sector servicios, el turismo, la educación postgrado y los bienes de consumo (moda, calzado, productos de belleza y cosmética).

El saldo comercial de Navarra con Corea del Sur es negativo, de casi menos 5 millones de euros anuales. Una cifra igual a la que tenía en 2013, pero con una mayor cantidad de intercambio comercial total, pues se ha pasado de exportar por valor de 12 millones, a los más de 36 que se facturaron en 2018. Durante estos seis últimos años, ha habido fluctuaciones cada año, saldo positivo de 2014 a 2016 y de menos 17 en 2017. Por tanto, se ha mejorado en volumen desde 2013, pero hay margen para incrementar las exportaciones y acuerdos comerciales.

AUSTRALIA, UN MERCADO POR EXPLOTAR

La economía australiana se ubica entre las tres primeras de la región Asia Pacífico por su competitividad.

Sin embargo, una encuesta realizada a 1.700 empresas por la Cámara Australiana de Comercio e Industria mostró una importante realidad: más de cuatro de cada cinco están preocupadas por las cargas impositivas. De modo que para aterrizar con éxito en el país, el hecho de contar con la colaboración de expertos locales puede ser clave para optimizar las operaciones y reducir el desafío de los requisitos burocráticos.

Los principales productos exportados a Australia son automóviles, tripas artificiales, productos para panadería y pastelería, alubias, componentes de automoción y maquinaria eléctrica.

Por sectores, en el agroalimentario es preciso entrar con productos de calidad y una imagen diferenciada, como orgánicos y gourmet. En el de consumo resultaría interesante explorar los sectores de la cerámica decorativa, la moda deportiva y el calzado, muebles de diseño, accesorios de baño, embarcaciones de recreo, productos de belleza, material de imprenta y textil-confección. En el sector industrial, existe potencial para la maquinaria agrícola y la automoción. Otro sector interesante es el de maquinaria para la minería e infraestructuras.

Las transacciones mercantiles no son muy elevadas entre Navarra y Australia, pero el saldo es totalmente a favor. Frente a los casi 40 millones de euros en exportaciones durante 2018, las importaciones apenas alcanzaron los 0,58. Los datos se han mantenido estables en los últimos seis años, salvo un bajón en las exportaciones de 2014, cuando se quedaron en 24 millones, y un gran pico en 2017, con casi 100 millones facturados.

Entra aquí para acceder a más noticias sobre economía.


To Top