martes, 15 octubre 2019

Felix Bariáin, en el centro, escucha a uno de los ponente en la Jornada del Agro de la UAGN.

El presidente de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Navarra (UAGN), Félix Bariáin, acusó a las instituciones políticas no solo de no actuar para evitar “la muerte de nuestros pueblos”, sino de facilitarla con las medidas que adoptan los políticos. En el discurso que pronunció con motivo de la Jornada del Agro, celebrada el pasado viernes en Pamplona, Bariáin no eludió la autocrítica al reconocer que la primera actuación para revertir el éxodo rural tiene que partir del propio sector agrario, y pasa por cambiar la imagen que de él tiene la sociedad.

La jornada tenía como lema ‘SOStenibilidad social’, y su objetivo era poner de manifiesto la realidad del despoblamiento de muchas localidades navarras y sus graves consecuencias sociales y económicas. Los diversos ponentes expusieron las circunstancias que han propiciado la “alarmante” situación a la que se ha llegado, como la escasez de viviendas en condiciones de acoger posibles inquilinos que desearan asentarse en las localidades más pequeñas, tal y como señaló Juanjo Álvarez, director adjunto a la presidencia del Sindicato de Jóvenes Agricultores (Asaja), quien disertó sobre ‘El informe del CES sobre el medio rural y su vertebración social y territorial’. Álvarez indicó que han solicitado un plan de vivienda específico que dé solución al problema, algo que admitió que será difícil conseguirlo mientras los políticos “no se tomen en serio” la cuestión.

Félix Bariáin: “No podemos asistir a la muerte de nuestros pueblos y quedarnos impasibles mientras desde las instituciones la inacción es absoluta”.

Jokin Zuloaga, director del Área Cárnica del Grupo AN , puso como ejemplo el caso de Mélida, donde el Grupo cuenta con un matadero de aves y a los nuevos empleados les resulta difícil encontrar viviendas de alquiler, lo que le sirvió para argumentar que es el empleo el que determina que una localidad pueda atraer o fijar población “pero hay que dar facilidades”, apuntó en clara referencia a la administración en su ponencia titulada ‘El aporte poblacional del centro avícola de Mélida’.

Por su parte, Ana Matorras, profesora de Derecho del Trabajo de la Universidad de Comillas y consejera del CES, habló del papel que tradicionalmente ha jugado la mujer en el ámbito rural, que consideró “fundamental” para mantenerlo con vida.

La Jornada contó, además, con la intervención de Adolfo García, director de Iberope, una empresa de Xátiva dedicada a la producción de elaborados vegetales y cárnicos procedentes de la agricultura y ganadería ecológica, que explicó cómo se ha adaptado la compañía a las nuevas tendencias y gustos del consumidor.

INNACCIÓN INSTITUCIONAL

Félix Bariáin aludió a las intervenciones de los ponentes que le habían precedido, “que nos han situado en la dura realidad de la vida en nuestros pueblos, pero también en la esperanza de ver cómo proyectos que surgen desde el medio rural, tienen vida y futuro por delante”, y reiteró que “durante estos cuatro próximos años nuestro caballo de batalla va a ser ese, el de promover medidas para intentar evitar la muerte de nuestros pueblos. No podemos asistir a ese final y quedarnos impasibles, mientras desde las instituciones la inacción es absoluta, más bien todo lo contrario, todas las medidas han sido tendentes a facilitar y favorecer el abandono del medio rural”.ruin-343669_960_720

Citó una serie de datos que demuestran el avance de la despoblación rural, como el hecho el hecho de que en 1990 había en Navarra 25 municipios que no pasaban de 100 habitantes y 28 años más tarde, en 2018, ya son 42. O que en 1990 vivía en poblaciones de menos de 500 vecinos el 6,34 % de la población, concretamente 33.449 habitantes, pero en el año 2018, después de haber aumentado la población de Navarra en 120.000 personas al pasar de 527.318 a 647.554 habitantes, son 28.573 las que viven en poblaciones menores de 500 vecinos, el 4,41% de la población. “Cualquier estadística que  recojamos nos revela datos demoledores y necesita un plan de actuación urgente”, advirtió el presidente de UAGN.

“Debemos demostrar a la sociedad que el pilar fundamental para mantener vivo el medio rural no es otro que el sector primario” .

Según Bariáin, la primera de esas actuaciones corresponde al  “intentar cambiar la imagen que tiene la sociedad de nosotros no solamente como sector agrícola y ganadero, que también, sino como habitantes del medio rural. No es de recibo –añadió– que a los niños se les diga en el colegio que los agricultores contaminan el medio ambiente y las aguas con pesticidas, y no se ponga en valor con mayúsculas que somos generadores de alimentos sanos y de calidad”. Indicó que nadie dice que el médico o los bomberos contaminan con sus vehículos diésel “sino que se pone en valor su profesión y no se habla de los medios que utiliza…, y resulta que la imagen que se intenta dar a la sociedad de nuestro sector es de unas personas que nos estamos cargando el planeta”.

Por ello, exhortó a los participantes en la Jornada a “poner en valor nuestra profesión, y demostrar a la sociedad que el pilar fundamental para mantener vivo el medio rural no es otro que el sector primario con unas explotaciones rentables y sostenibles medioambientalmente “y por supuesto, con el apoyo de las administraciones”.

El líder de la UAGN recordó que existen figuras protectoras de carácter medioambiental y social, “pero no existen medidas demográficas o de protección de esa población rural”. En el mismo sentido Félix Bariáin dijo que “llega una Política Agraria Comunitaria (PAC) nueva y los objetivos y los retos son clima y medioambiente, que por supuesto tienen que ser, pero ¿por qué nunca habla del reto del despoblamiento?” A su juicio eso no sucede porque uno de los objetivos fundacionales de la PAC era precisamente el de conseguir el mantenimiento de la población en el medio rural y minimizar la brecha que separa el mundo rural del urbano, “pero desde ese punto de vista la PAC históricamente ha sido un absoluto fracaso. Entre los objetivos que nos marca la PAC, el freno al despoblamiento debería ser el primero”.

Finalmente, el presidente de la UAGN recordó las medidas que ha propuesto el sindicato para evitar que los pueblos sigan perdiendo vecinos. “Es un plan ambicioso, que debe de servir como hoja de ruta electoral, y al que evidentemente esperamos se adhieran instituciones y municipios de Navarra” concluyó Félix Bariáin.

Para acceder a más noticias de la UAGN… LEER AQUÍ

 

 


To Top