jueves, 29 octubre 2020

Representantes de las dos entidades navarras, junto al director de Zona BBVA en Navarra, Iñigo Aldasoro. (Foto: cedida)

La asociación Esclerosis Múltiple de Navarra y la Asociación Navarra de Ayuda a la Parálisis Cerebral (Aspace) recibieron dos de los veintisiete premios donados por la gestora de fondos BBVA AM, que se “comprometió” a donar el 25 % del total de la comisión de gestión del fondo BBVA Futuro Sostenible ISR a proyectos solidarios. A cierre de 2019, este producto alcanzó un patrimonio bajo gestión de 967 millones de euros, con lo que el importe de la donación generado sobre el patrimonio del fondo ascendió a más de 1,19 millones de euros. Cada una de las dos ONG, según informó BBVA, recibirá un total de 37.090 euros.

La asociación Esclerosis Múltiple de Navarra destinará la cuantía a su proyecto ‘Buscadores de sueños’, en el que la organización pretende ayudar a todas aquellas personas diagnosticadas de esclerosis múltiple y con discapacidad “a recuperar la ilusión por vivir, potenciar sus capacidades y superar cualquier obstáculo en su día a día”.

En concreto, este proyecto está dirigido a 45 personas que, por su diagnóstico y evolución, se encuentran en una situación de pérdida de autonomía -física, social, emocional y/o cognitiva- para desarrollar proyectos vitales. Las ayudas se orientarán hacia aquellas personas que hayan alcanzado “un alto nivel de dependencia o aislamiento social”.

LA QUESERÍA DE RONCESVALLES

Asimismo, Aspace destinará los 37.090 euros del premio a adaptar las instalaciones de la Quesería Roncesvalles y su cadena de producción “a los más altos estándares sostenibles”, implementando procesos 100 % responsables con el medioambiente y estrategias de economía circular. El proyecto cuenta también con financiación pública de Navarra, fondos FEDER y otros financiadores.

La quesería incide en la reactivación ganadera ecológica de la zona, “frena la despoblación del Pirineo ocasionada por falta de oportunidades de empleo” y actúa, además, como “centro protegido de empleo para personas con discapacidad”.

En total, gracias al proyecto ‘Innovando en el Pirineo navarro’ se beneficiarán siete trabajadores de las instalaciones de Roncesvalles, de los cuales seis tienen discapacidad. Todas estas personas residen en la zona del Pirineo y no han emigrado a grandes urbes “por tener un trabajo digno en su zona, adecuado a sus capacidades e individualidades”.

Entra aquí para leer más sobre RSC en Navarra.


To Top