viernes, 1 julio 2022

Cámara Navarra promoverá una gran comunidad energética junto a ayuntamientos

Así lo anunció el presidente de Cámara Navarra, Javier Taberna, durante una jornada en la que se analizaron las dos convocatorias de ayudas para proyectos piloto de comunidades energéticas. Dotadas con 40 millones de euros, impulsarán la innovación social y la participación ciudadana en renovables, eficiencia energética o movilidad eléctrica. Maite Garcia, de Zabala Innovation, detalló las claves de las ayudas y la forma de optar a ellas.

Redacción
Pamplona - 1 febrero, 2022

En la jornada se analizaron las dos convocatorias de ayudas para proyectos piloto de comunidades energéticas. (Foto: cedida)

“La Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Navarra va a promover la creación de una gran comunidad energética en la Comunidad foral, pionera en España, de la mano de los ayuntamientos”. Así lo anunció este martes el presidente de la entidad, Javier Taberna, durante una jornada en la que se informó sobre las dos convocatorias de ayudas para proyectos piloto de comunidades energéticas. Dichas convocatorias están dotadas con 40 millones de euros e “impulsarán la innovación social y la participación ciudadana en renovables, eficiencia energética o movilidad eléctrica”.

Taberna explicó que la Comunidad foral cuenta con “las mejores condiciones” para seguir siendo un referente nacional en innovación energética y desarrollar las comunidades energéticas. “Los ayuntamientos deben ser las entidades que promuevan estas infraestructuras económicas y, desde la Cámara, les vamos a apoyar para iniciar este gran proyecto”, adelantó. En ese sentido, afirmó, “tenemos la tecnología y los mejores asesores técnicos y jurídicos y la Cámara de Comercio cuenta con una red presente en muchos ayuntamientos que permite que trabajemos y colaboremos en este sentido”.

NUEVAS CONVOCATORIAS DE AYUDAS

Maite Garcia, team leader (Energy, Manufacturing, Chemistry) de Zabala Innovation, explicó en detalle las claves de las ayudas y la forma de presentación a las dos convocatorias, cuya fecha límite es el 1 de marzo. Aunque el plazo es reducido, García señaló que, con toda probabilidad, se abrirán nuevas convocatorias en los próximos meses. 

La primera destina 10 millones a proyectos de pequeño tamaño, cuya inversión por unidad no podrá superar el millón de euros. En este sentido, se esperan promover más de veintiún iniciativas innovadoras. La segunda contempla 30 millones de euros para dar impulso a casi una veintena de proyectos de tamaño mediano o grande, que deberán superar el millón de euros. 

Javier Taberna (Cámara Návarra): “Los ayuntamientos deben ser las entidades que promuevan estas infraestructuras económicas y, desde la Cámara, les vamos a apoyar”.

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) será el encargado de gestionar estas ayudas, que se otorgarán en régimen de concurrencia competitiva y cubrirán hasta el 60 % de los costes subvencionables del proyecto. 

Como elemento primordial para acudir a esta convocatoria, García destacó la necesidad de tener constituida la comunidad energética legalmente. Las actuaciones subvencionables abarcan las energías renovables eléctricas, energías renovables térmicas, eficiencia energética, movilidad sostenible y gestión de la demanda. 

En la jornada también intervino Uxue Itoiz, directora general de Industria, Energía y Proyectos Estratégicos S3 del Gobierno de Navarra. Así, recordó que “el 70 % de la energía procede aún de combustibles fósiles, pero contamos con todos los ingredientes para la transformación energética: la tecnología, la conciencia social y el reto ambiental”. 

En representación de la Federación Navarra de Municipios y Concejos (FNMC), Juan Jesús Echaide, mostró su apoyo a estas iniciativas que afectan directamente a las entidades locales. Echaide definió que el modelo de las comunidades energéticas es necesario y urgente y que supone una transición positiva con una mayor participación de los ciudadanos. “Es una pequeña revolución que además contribuye a la descarbonización y la reducción de los costes de energía. Eso sí, la normativa nos debe acompañar”, concluyó.

BARRERAS Y RETOS

Fernando San Miguel, responsable de Estudios de Cámara Navarra, realizó un recorrido por la normativa relativa a las comunidades energéticas y explicó las características, barreras, retos y factores de éxito. “Una comunidad de energía es una entidad legal donde los ciudadanos, las pymes y las autoridades locales se unen, como usuarios finales de energía, para cooperar en la generación, la distribución del consumo, el almacenamiento, el suministro, la agregación de energía de fuentes renovables u ofrecer eficiencia energética y/o servicio de gestión de la demanda”.

Como principales barreras, San Miguel enumeró la transposición normativa; la complejidad de procedimientos administrativos; la falta de hábito participativo y concienciación social; la incertidumbre o desconocimiento sobre tecnologías, gobernanza, modelos de propiedad o financiación; y la integración del nuevo modelo en el sistema energético. 

Uno de los factores de éxito que destacó es la importancia de que los proyectos partan de iniciativas locales. Y, ahí, la labor de las entidades locales y ayuntamientos es fundamental. En este sentido, el responsable de Estudios de Cámara Navarra afirmó que los consistorios pueden jugar un papel importante como generadores de confianza, seguridad jurídica y actores tractores de esta fórmula.

Entra aquí para leer más sobre economía navarra.


To Top