viernes, 16 abril 2021

“Casi más niños quieren ser jugadores de eSports que de fútbol”

Derrocha calidad en el césped y en la pantalla. El futbolista de Osasuna Rubén García habla para Capital Sport de su pasión por los videojuegos y de su nuevo proyecto empresarial en el mundo de los eSports: Guasones Team. Una apuesta personal en la que ha recibido el apoyo del club y en la que espera contar con la participación de otros dos compañeros, uno de ellos Marc Cardona. El centrocampista valenciano subraya que "ganar dinero con los eSports es complicado", pero invertir en este ámbito "tampoco puede ser un pozo sin fondo". Además, defiende que los videojuegos ayudan a mejorar "con los idiomas", aunque hay que compaginarlos "con los estudios y la socialización".

Iñaki Ciordia
Pamplona - 23 noviembre, 2020

Rubén García adora la pasión con la que se vive el fútbol en Pamplona. (Fotos: cedidas)

Sergio Agüero, Thibaut Courtois, Dani Alves… Son muchos los futbolistas profesionales que se han lanzado a invertir en los eSports. Y Osasuna también tiene a su propio emprendedor en este campo: Rubén García, artífice del gol que desató la euforia de la afición rojilla en la histórica victoria del centenario contra el Athletic Club de Bilbao. A sus 27 años y tras haber renovado recientemente con el club pamplonés hasta 2024, afronta un nuevo proyecto empresarial en el mundo de los videojuegos, que analiza para Capital Sport.

¿Cómo surgió la idea de crear Guasones Team?
La idea surgió en la cuarentena. Yo tenía muchas inquietudes sobre los eSports y justo hablé con las personas que me ayudan con el tema de las redes sociales, que también están en ese ámbito. Con su ayuda diaria aconsejándome y mis ideas sobre hacia dónde quería ir con los eSports, el proyecto fue gestándose poco a poco a través de reuniones. El resultado se ha conocido recientemente, pero hay un trabajo previo de casi un año.

¿Se necesita un gran respaldo económico para lanzarse a esta aventura?
Más que un respaldo económico, hace falta mucha dedicación, que lo que vayas a hacer te guste, que tengas un mínimo de conocimiento del mundillo. Esa ha sido la base, a la que obviamente se añade la seguridad económica que me da mi trabajo y que me permite embarcarme en pequeños proyectos como este.

“Más que un respaldo económico, hace falta mucha dedicación, que lo que vayas a hacer te guste, que tengas un mínimo de conocimiento del mundillo”.

¿Cómo ve el futuro de los eSports?
Si me he iniciado en esta andadura es porque creo que los eSports van a seguir creciendo. Es algo que me gusta mucho, que me ilusiona mucho y esa base hace que no tenga tanta presión de cara a buscar un beneficio únicamente. También existe un beneficio personal de hacer las cosas bien y de crecer como club. Siempre y cuando sea rentable, porque tampoco puede ser un pozo sin fondo. Aunque soy consciente de que ganar dinero en los eSports es complicado, hay que ir poco a poco y dando pasos muy cortos. Esa es nuestra filosofía e intentaremos que el club crezca poco a poco.

¿Qué le parece que muchos jóvenes quieran dedicarse profesionalmente al mundo de los videojuegos? ¿Qué les diría?
Es verdad que estamos en un cambio de generación. Cuando empecé hacer seis o siete años se veía venir porque cada vez había más consolas y tecnología. Ahora hemos dado un salto brutal en todos los aspectos. Casi más niños quieren ser youtubers o jugadores competitivos de los eSports que jugadores de fútbol. Realmente, se puede compaginar como cualquier otro deporte con los estudios. Se puede añadir como una actividad extraescolar, siempre y cuando se siga socializando y se mantenga el hacer otro tipo de actividades fuera de casa. Si todo eso se mantiene, creo que es bueno porque activa la mente y hay juegos que también te pueden culturizar. Les diría que, si realmente es lo que quieren, le dediquen las horas que sus padres les permitan y que lo hagan compatible con los estudios.

¿Qué tiene su compañero Cone (subcampeón de la última edición de eLiga Santander) que no tenga usted y al revés?
No lo conozco tanto como para decir eso. Se le ve que es un tío tranquilo. Respecto al juego, se concentra mucho, es positivo e intenta que no le afecten acciones en concreto. Es importante trabajar el factor psicológico, ser fuerte para revertir cualquier situación que se pueda dar. Es algo que, en mi caso, también se puede trasladar al fútbol.

“Me he iniciado en esta andadura porque creo que los eSports van a seguir creciendo”.

¿A qué futbolista profesional ficharía?
Ahora justo estoy hablando con dos compañeros para que me acompañen en este proyecto. En especial con Marc Cardona, que podría considerarse casi un jugador profesional del Call of Duty porque juega con los mejores de España y está a un nivel súper alto. Es uno de los que tengo en captación y a ver si pronto podemos hacerlo oficial.

¿Qué le dijeron en Osasuna cuando les comentó este nuevo reto?
Hablé con Osasuna nada más terminar la cuarentena. Les propuse la idea que tenía en mente y que para mí era muy importante que el club estuviera en este inicio. Para un equipo de eSports enfocado casi cien por cien al FIFA, era muy importante que el club al que pertenezco me apoyara. Desde el momento en que lo trasladé, vi una predisposición muy buena de Osasuna hacia los eSports y, sobre todo, de apoyar a su jugador.

¿A qué edad comenzó con los videojuegos?
Desde que salió la Play Station 1 y la Game Boy. Jugaba al Pokemon, en la Play al Tekken, al Crash Bandicoot… Desde ese momento, ya no me he despegado de los videojuegos. He tenido épocas más o menos fuertes. Hubo algunas en que dedicaba mucho tiempo a cibergames como Starcraft, Lineage, Warcraft o League of Legends, con los que empecé hace seis o siete años ya. Ahora me hace gracia jugar de vez en cuando con amigos de entonces.

“Marc Cardona podría considerarse casi un profesional del ‘Call of Duty’ porque juega con los mejores de España”.

¿Qué juego le gustaba más de pequeño?
Creo que el juego al que dediqué más tiempo de niño fue a Pokemon en todas sus versiones: rojo, azul, amarillo, plata, oro, zafiro… Le eché muchas horas. Hablamos de cuando tenía seis, siete u ocho años. Luego a Lineage le eché muchas horas con trece o catorce, al LOL con dieciséis… Realmente, dedicaba más tiempo a los videojuegos que a estudiar, y es algo de lo que me arrepiento porque no tengo el nivel de estudios que me gustaría. Sí pienso que los videojuegos pueden ayudar a culturizarte, sobre todo en el tema de los idiomas. Pero hay que compaginarlos con los estudios, con la socialización y otras actividades. Si eso es así, creo que le pueden ir bien a la educación de un niño.

El club le apoyó desde el primer momento con su equipo de eSports.

El club le apoyó desde el primer momento con su equipo de eSports.

¿De dónde viene su admiración a Joker?
Me gustan mucho DN, Marvel, el manga, etc. En este caso, al Joker ya le tenía aprecio de las películas, sobre todo de El Caballero Oscuro. Pero cuando el año pasado vi la película Joker, con Joaquin Phoenix, encontré una crítica social que me llegó bastante sobre cómo solemos tratar a las personas con algún tipo de diversidad funcional. Muchas veces, en vez de normalizar, nos alejamos o los tratamos de una forma que no deberíamos. En ese sentido, es una película que me llegó, me marcó. También creo que es importante que, de vez en cuando, haya películas con crítica social y lleguen a transmitir.

Vimos sus dotes de actor cuando lanzó el vídeo promocional de Guasones Team. ¿Cuántas veces tuvo que grabar la escena del espejo, en la que imita la escena de Joker?
Evidentemente, nunca había hecho nada relacionado con la interpretación. Contactamos con una empresa de Pamplona para hacer el vídeo y, un par de semanas antes de ello, me llamaron para decirme que me pasaban un par de cosas de su director de interpretación. “¿Cómo que director de interpretación? Si esto va a ser para grabar un vídeo que esté bien, pero cero profesional”, me dije. A mí aquello me dio mucho respeto. Cuando llegó el día de grabar, que teníamos parón, recuerdo que me sorprendí cuando me dijeron que el rodaje podía durar diez horas. Y aún me anunciaron que quizá habría que grabar otro día más. Resulta que me fui dejando llevar, fue saliendo bien y para las 8-9 de la noche habíamos acabado. Me comentaron que se me daba muy bien. La escena del baño la haríamos tres o cuatro veces porque nos gustaba, estábamos cómodos y cada vez salía algo diferente. Todo fue rodado y me lo pasé increíble. Salí contento en su momento y cuando vi el resultado mucho más.

“Al ser un equipo de eSports enfocado casi cien por cien al FIFA, era muy importante que el club al que pertenezco me apoyara”.

¿Qué jugadores de Osasuna estarían en el Top 3 de FIFA?
Por estadísticas de FIFA, en las que se buscan ritmo, disparo, físico… creo que el Chimy, porque tendrá mucha velocidad. Luego me incluiría porque tengo cuatro skills, aunque dos de pierna mala. Pero tengo 80 de ritmo, de modo que bueno, podría encajar. Y creo que Jony porque tiene mucha velocidad y en el FIFA son importantes los jugadores rápidos.

Un jugador para fichar en el FIFA.
Yo no soy muy top en el FIFA, pero como icono Gullit es el más completo para tener en un equipo. Todos hablan de tener a Ronaldo Nazario o Garrincha, pero para mí Gullit sería la clave. Y como jugador normal, por precio Dembelé es muy bueno, Saint-Maximin también… Pero creo que el más completo es Cristiano, porque al final en el FIFA tienes que meter goles y Cristiano le pega con las dos brutal, tiene mucho físico… Sería el jugador más top.

El retrato robot de un buen jugador de videojuegos…
Sería un jugador muy calculador e inteligente, que mantenga mucho la calma, que intente transmitir seguridad. En el caso del FIFA, tiene que tener muchas manos. Y, sobre todo, mantener la cabeza para tomar las decisiones acertadas en momentos clave. Hay jugadores que igual tienen muy buenos números, pero luego no consiguen esa estabilidad emocional que se necesita en una competición presencial.

¿En qué otros retos profesionales le gustaría embarcarse?
De momento, no tengo ninguno en mente. Vamos a ir paso a paso. Estas cosas no surgen de un día para otro. El proyecto de Guasones Team me hacía mucha ilusión, ha llevado su trabajo que vea la luz y lo que ahora quiero es que pueda crecer poco a poco.

¿Cuánto tiempo dedica al día a las redes sociales?
He tenido épocas en las que estaba más pendiente. Ahora me ayudan mucho con su gestión y no lo estoy tanto. La ayuda que tengo me permite dedicar más tiempo a otras cosas que me importan más. Tampoco lo veo como algo que me quite tiempo, porque me gustan y me ayudan a mostrarme como soy. Ser yo mismo en las redes sociales es algo que me gusta y creo que es una buena plataforma para ello.

“Guasones Team me hacía mucha ilusión, ha llevado su trabajo que vea la luz y  ahora quiero que pueda crecer”.

Le hemos visto su lado más solidario donando mascarillas a ‘Niños contra el Cáncer’…
También surgió en la cuarentena. Quería ayudar. Había una urgencia respecto al material sanitario. Y cuando hablé con la CUN, me trasladaron que la mejor forma podría ser a través de la donación del importe recaudado con las mascarillas para la investigación, en este caso para ‘Niños contra el Cáncer’. La acogida fue increíble. Vi hace poco que se habían recaudado más de 4.000 euros con las mascarillas que doné. Da gusto ver cómo la gente se vuelca para ayudar y más en estos momentos difíciles. Creo que con la pandemia todos hemos dado un paso adelante en el aspecto solidario.

¿Qué le vino a la cabeza cuando marcó el gol del Centenario?
En el momento, uno no es muy consciente de que está metiendo un gol centenario, que está pasando a la historia y que siempre se va a recordar. Luego, cuando te paras a pensarlo, es un orgullo inmenso. Poder pasar a la historia en un club como Osasuna, que me ha ayudado a crecer, a recuperar esa ilusión de saltar al césped y de encontrar una estabilidad emocional aquí en Pamplona, lo hace más bonito si cabe.

¿Qué tiene de diferente la afición de Osasuna con respecto a la de otros equipos?
Es algo que hablo con amigos que no viven en Pamplona y no tienen la suerte de vivir ese ambiente. Cuando lo descubren se quedan con la boca abierta. Es una ciudad que vive por y para el fútbol. Los niños nacen ya siendo de Osasuna, lo cual se vive en pocas ciudades. En otras ciudades la gente es del Madrid o Barça, pero aquí nacen rojillos. Eso hace que haya una afición que lo siente y lo vive. Una afición que solo te pide esfuerzo y trabajo, y eso hace que el rendimiento sea mayor. Todo lo que hemos conseguido en casa es por algo. Y es una pena que no podamos disfrutar ahora de nuestra afición estrenando este campo, porque tiene que ser espectacular verlo lleno.

El jugador de Osasuna ensalza el apoyo que la afición brinda siempre al equipo.

El jugador de Osasuna ensalza el apoyo que la afición brinda siempre al equipo.

Defina con una palabra el nuevo estadio.
Increíble. Cuando lo veamos lleno, va a ser un espectáculo. Si ya disfrutábamos en El Sadar, con el campo nuevo, con más gente, con las ganas que van a venir tras esta situación, con esa ilusión, con lo que van a estar encima de nosotros… Va a ser brutal, va a ser bestial.

“Cuando veamos lleno El Sadar, va a ser un espectáculo, va a ser bestial”.

¿Qué ha aprendido de esta época de pandemia?
Creo que todos hemos extraído aprendizajes de esta situación, que no imaginábamos vivir. Una de ellas es que quizá no éramos conscientes de todo lo que teníamos. Cuando esto pase, lo valoraremos mejor. Y, luego, que lo realmente importante en esta vida es la salud de las personas. También pienso que esta situación ha sacado cosas buenas de nosotros, como la solidaridad, y que eso nos puede convertir en una sociedad mejor.

¿Dónde se ve cuando cuelgue las botas?
Es aún pronto para saberlo. Prefiero ir dando pasos cortos, porque seguro que mi visión de hoy no es la misma que pueda tener dentro de unos años, cuando la experiencia me habrá hecho vivir más cosas y enfrentarme a más situaciones. Lo que puedo decir es que hoy me veo en Osasuna y que soy muy feliz por ello.

Entra aquí para leer más noticias de Capital Sport.


To Top